Construcción de ciclopista Hermanos Serdán viola derechos ambientales

Construcción de ciclopista Hermanos Serdán viola derechos ambientales

Falta una estrategia que en lugar de talar árboles incluya más áreas verdes e involucre las voces ciudadanas, explica especialista

Rodada contra la ciclopista Hermanos Serdán. Foto: Marlene Martínez
Rodada contra la ciclopista Hermanos Serdán.
Foto: Marlene Martínez
Aranzazú Ayala Martínez

@aranhera

El polémico proyecto de la ciclopista Hermanos Serdán, que incluye la tala de decenas de árboles, no sólo es un ecocidio: también viola los Derechos Humanos de los habitantes de la capital poblana. Los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales (DESCA) son los Derechos Humanos que tienen que ver con la seguridad social, el agua, el medio ambiente, la salud y la educación. Y estos se están violando al no tomar en cuenta a la ciudadanía al diseñar este tipo de proyectos.

La maestra Susana Cruz Ramírez, coordinadora de la Licenciatura en Ciencias Ambientales y Desarrollo Sustentable de la Universidad Iberoamericana Puebla, explicó en entrevista que los Derechos Ambientales tienen que ser un conjunto de medidas que adopten los gobiernos, sobre todo para la prevención, en temas como salud ambiental, salud de la población y un medio ambiente limpio.

Cruz Ramírez explicó que en ocasiones estos derechos mencionan también el derecho al territorio, que implica que la población decida por sí misma lo que pasará en el lugar donde viven, lo cual se está incumpliendo también en esta obra porque el gobierno estatal no ha tomado en cuenta la voz de los ciudadanos.

Pese a que estos derechos generalmente están relacionados con el agua o la exposición a sustancias nocivas, la tala de árboles no es una excepción. “La cantidad de áreas verdes que tengamos por habitante tiene que ser considerada siempre, y además tiene que ir acompañado de medidas de planificación justamente de cuidado del arbolado, de siembra”, explicó.

Rodada contra la ciclopista Hermanos Serdán. Foto: Marlene Martínez
Rodada contra la ciclopista Hermanos Serdán.
Foto: Marlene Martínez

Aunque se ha hablado de que se reforestará la zona, la maestra Susana Cruz enfatizó que la tala no es adecuada y no sólo en este caso. “Es muchísimo concreto el que se pone para estas obras y la realidad no hay una planificación que tenga en cuenta áreas verdes”.

Aunque la situación con la ciclopista Hermanos Serdán está causando mucho revuelo actualmente, hay otras obras y acciones donde se han violado los derechos ambientales y que recibieron críticas en su momento. Cruz Ramírez recordó el tema del aviario y las demandas del gobierno contra defensores ambientales, así como la contaminación en Valsequillo y en el Río Atoyac, situaciones que no están resueltas.

“Tampoco hay una estrategia clara de reforestación, no hay estrategias de agricultura urbana para la ciudad, entonces más bien parece que se está privilegiando exageradamente la obra civil por sobre las condiciones para un ambiente limpio para la población, que tiene que ver justamente con un abasto adecuado de agua –de calidad– y áreas verdes”, dijo.

Agregó que si bien la ciclopista en necesaria hay un fallo en la estrategia. “Esta cuestión de derecho a un aire limpio también tendría que pasar por una revisión, no tenemos un sistema de monitoreo que nos diga cómo estamos en la calidad del aire, entonces me parece que es una cuestión muchísimo más integradora en términos de rendición de cuentas porque al final no me parece que se estén haciendo cosas muy claras”.

Rodada contra la ciclopista Hermanos Serdán. Foto: Marlene Martínez
Rodada contra la ciclopista Hermanos Serdán.
Foto: Marlene Martínez

Más ciudadanos se amparan contra la ciclopista

El pasado miércoles 10 de agosto un adolescente de 15 años, Diego Hernández interpuso otro amparo contra la obra que todavía contempla la tala de decenas de árboles.

Omar Jiménez Castro, abogado integrante del la Asamblea Social del Agua –organización parte del Consejo Ciclista Poblano (Cadena) adelantó en rueda de prensa el pasado lunes 8 de agosto que se contemplaba que más de un menor pudiera ampararse contra la obra. Dijo también que hasta el momento ya son 3 los amparos que el Poder Judicial ha desechado: dos argumentando que los quejosos no tenían intereses porque no vivían en la zona, y uno más cuya foja se “perdió”.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.