Cuando el poder y el género se cruzan en el cine mexicano

Cuando el poder y el género se cruzan en el cine mexicano

Me quedo contigo es una película de Artemio Narro, cien por ciento independiente, que transgrede, provoca y violenta

me quedo contigo
Ámbar Barrera

@Dra_Caos

Me quedo contigo es una película mexicana y 100% independiente. De entrada, el título no dice nada. Es más, hasta puede confundirse con otra veintena de filmes comerciales no sólo por el nombre sino por el diseño visual del título y la portada, donde se ve a 4 chicas acostadas junto a una alberca. Y tanto en la sinopsis como en el tráiler, hay que leer y mirar hasta el final para quedar un poco a la expectativa.

La historia es sobre una chica española que, invitada por su novio, viaja a México para encontrarse con él, aunque pasa su primer fin de semana con tres amigas que terminan secuestrando y torturando a un vaquero que encuentran en un bar.

Me quedo contigo sale en 2014 pero nace tiempo atrás, cuando su director Artemio Narro trabajaba en un proyecto artístico en Ciudad Juárez. Artista plástico de origen, Artemio trabajaba el tema de feminicidios junto a Antonio de la Rosa, desde una postura que buscaba hablar de las estructuras del poder.

Artemio recuerda que el tema los rebasaba, sobre todo cuando hablaban con la gente en los bares. La mayoría negaba inmediatamente cuando hablaban de las muertas de Juárez: “eso no existe”. A lo mucho, argumentaban que no eran de Juárez, sino que eran de otras ciudades u otros estados, aunque murieran aquí.

Platicando sobre la negación de la gente, Antonio le dijo a Artemio: Este tema da para hacer una película para que te linchen. Y esa fue la pregunta inicial que se hizo Artemio: ¿Qué pasaría si aparecieran hombres muertos con las mismas características que los feminicidios? Cuerpos con los pezones arrancados,  mutilados, etc.

En Me quedo contigo, Artemio abordó muchos temas. Durante su intervención en Casa Nueve el pasado jueves, donde se proyectó su film, el artista y ahora director dijo que los verdaderos protagonistas de su película son el poder y la violencia. Y que como tema central, él quiso hablar de los feminicidios, aunque en el fondo hay otros mensajes, entre ellos, una crítica al propio cine por la manera en que trata a los personajes femeninos fuertes.

Artemio vio todas las películas del subgénero rape and revenge (violación y venganza), donde la historia siempre muestra a mujeres que “se vuelven fuertes” y matan a su agresor tras ser violadas.

–Me parece el colmo que el personaje femenino sólo reacciona. Como en esta postura hipermachista de la industria del cine en general que dice que la mujer no acciona, a la mujer se le jala el gatillo y entonces es fuerte porque la violaron, porque le robaron a la hija, porque le pegó el marido –dice Artemio.

Así, Me quedo contigo habla sobre la estructura del poder y del género en el cine mostrando unas protagonistas que se accionan por sí mismas, que no necesitan justificación y quienes también buscan dar un mensaje universal de animalidad en sus instintos.

Durante toda la película esas relaciones de poder y violencia quedan establecidas, desde las ya normalizadas relaciones afectivas (que resultan sutilmente violentas) hasta los momentos más directos de tortura física y psicológica.

Dos años después de su lanzamiento, Artemio vuelve a encontrar espacio para exhibir su película, pues es relativamente reciente que el tema del acoso y las relaciones de género se hacen más visibles.

Cine realmente independiente

Me quedo contigo es una producción totalmente independiente. Artemio Narro se planteó una sola vez la cuestión de los subsidios al cine nacional pero desistió al imaginar que tendría que justificar ante un jurado por qué quería que hubiera una erección durante 40 minutos en pantalla.

Finalmente decidió encontrar otras fuentes, y acudió a sus amigos artistas para que donaran obras de arte y se subastaran para financiar su film. Su idea fue exitosa y recaudó lo suficiente para producir.

–Esta película está tan saturada porque metí todo lo que quería. Es un poco como el pecado de tu primera película, que no sabes si vas a hacer otra entonces metes todas tus ideas en esa. Yo metí todo, no quedó nada fuera.

Una de esas muchas cosas que incluyó, fue una burla a ciertos clichés del cine nacional contemporáneo.

–En el cine mexicano siempre dicen el nombre de la película aunque no venga al caso, en la mía también lo mencionan casi al final. Hay muchos gestos así. Necesitábamos un Bichir y conseguí un Bichir. En los films de autor siempre sale un burro o un caballo, yo incluí un unicornio.

Me quedo contigo se proyectará en dos fechas más en Casa Nueve (2 norte 1205-A, San Andrés Cholula): Jueves 21 y jueves 28 de julio en punto de las 8pm.

Checa toda la programación de #ElOtroVerano aquí.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.