El gigante de amoniaco que se levantará sobre el ecosistema protegido: Ouhira,...

El gigante de amoniaco que se levantará sobre el ecosistema protegido: Ouhira, reserva amenazada por el influyentismo

La planta de amoniaco de Topolobampo, anunciada como una de las más grandes de Latinoamérica, se construirá en una superficie del noveno humedal de mayor prioridad del país y que está protegido por un convenio internacional firmado por México. Aun así y tras titubeos, la Semarnat autorizó el proyecto. El Gobernador Mario López Valdez fue el promotor; Francisco Labastida Ochoa, el gestor y, su hijo, Francisco Labastida Gómez de la Torre, el operador

top1Noroeste

@noroestemx

Primera de cinco partes

Opolobampo, Sinaloa. Genaro Campos Elizalde enciende el motor de su pequeña embarcación y navega en el agua del humedal Santa María, Topolobampo y Ohuira, un sitio Ramsar protegido por normas ambientales de carácter internacional.

La panga está adaptada con asientos reclinables y con techo de lona, comodidades que demandan turistas y biólogos que, de vez en vez, arriban.

Pero en esta ocasión, el lanchero no ofrece un servicio turístico para presumir las aves migratorias o los delfines que habitan en la reserva natural.

Ahora lo motiva un interés contrario: mostrar la plataforma rellenada con piedra, una superficie en la Bahía de Ohuira de 267 mil 500 metros cuadrados que pertenece al polígono del noveno humedal de mayor prioridad del país y, sobre la cual será construida la fábrica que producirá 2 mil 200 toneladas métricas diarias de amoniaco anhidro. Una de las más grandes, aún sin construir, en América Latina.

La vista aérea del lote es la de un campo infértil, sin vegetación ni aves.

Una masa de concreto en medio de un ecosistema.

Invasión en el ecosistema
Autorizada por la Semarnat y los gobiernos locales, la planta de amoniaco se construirá dentro el polígono del sistema lagunario Santa María-Topolobampo-Ohuira, el cual es el noveno de los 28 humedales prioritarios del país, identificado por Ducks Unlimited de México.

Fuente: http://ramsar.conanp.gob.mx/lsr.php y http://www.dumac.org/dumac/habitat/esp/proyectos01.htm


– El humedal protegido por acuerdos internacionales es el señalado dentro de la línea amarilla en esta imagen satelital.
– El pueblo y el puerto de Topolobampo se encuentran fuera de la zona protegida.
– La planta de amoniaco será construida sobre una superficie que está dentro de la zona de humedales protegidos.

Mapa del polígono │Foto aérea de Google Earth


Antes, en cambio, la orilla del terreno se revestía de manglar. Y más adentro, el suelo se inundaba con el agua que arrastra la marea de la bahía. Justamente ahí es donde acudían las aves locales y migratorias que viajan desde Canadá y Estados Unidos para alimentarse y descansar.

El 2 de febrero de 2009, la Comisión Nacional de Áreas Protegidas Naturales declaró Sitio Ramsar al sistema lagunario Santa María, Topolobampo y Ohuira, para proteger a las aves migratorias que cada temporada lo visitan; las especies marinas que ahí se reproducen para alimentar a otras, así como a la vegetación en la que anidan y viven en este ecosistema al norte del Pacífico sinaloense.

Fuente: Ficha Informativa de los Humedales Ramsar.

Hay, incluso, especies en peligro de extinción al ser zona de crianza y alimentación de la tortuga golfina, prieta, laúd y carey, que tienen protección especial. Al igual que la iguana prieta que habita aquí.

La Conanp protegió este ecosistema bajo la Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional, un tratado entre 169 países también conocido como Convención Ramsar, que México firmó en 1986.

Sitio Ramsar, ¿qué es?

Sitio Ramsar es la denominación que se le da a un humedal para incluirlo en la Lista de Humedales de Importancia Internacional por su relevancia para el ecosistema del mundo.
La lista es parte de los programas derivados de la Convención Ramsar a la que pertenecen 169 países, como México, que firmó en 1986.
Las Partes Contratantes confirmaron en 2005 que su visión para la Lista de Ramsar es “crear y mantener una red internacional de humedales que revistan importancia para la conservación de la diversidad biológica mundial y para el sustento de la vida humana a través del mantenimiento de los componentes, procesos y beneficios/servicios de sus ecosistemas”.

Fuente: Noroeste con información de http://ramsar.conanp.gob.mx

Diana Cecilia Escobedo Urías, directora del Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional, unidad Sinaloa, que pertenece al Instituto Politécnico Nacional, sostiene que no es recomendable desarrollar este proyecto energético dentro del humedal.

«Es que no debería de ser. En términos ecológicos, no es recomendable. Si el Gobierno mexicano solicita a la Convención de Ramsar la inclusión del sistema de laguna Topolobampo a la lista de humedales Ramsar, entonces se entiende que las propiedades son dignas de conservar», asevera.

«Es absurdo que autoricen un proyecto de esta envergadura dentro de los límites del polígono Ramsar, alegando que no hay impacto».

La embarcación avanza lentamente hacia la plataforma de piedra. Genaro Campos teme por la estabilidad del humedal.

Le preocupa también que sus servicios dejen de ser demandados cuando la planta que producirá amoniaco anhidro, una base para fabricar fertilizantes nitrogenados, se aloje en el sistema lagunar.

«Nos afecta esta construcción que se va hacer ahí porque tenemos unos permisos que explotamos por visitar áreas naturales protegidas. Ahí donde se va a construir ese muelle, esa planta, está esa isla (Isla de los Patos) donde llegan muchas aves migratorias, inclusive llegan muchas aves que están en peligro de extinción, como el ostrero americano», lamenta.

«Nos daña, nos afecta, porque puede haber una fuga de amoniaco que sería la materia prima principal que usan ahí, pues sería una mortandad de aves, y prácticamente se nos acabaría ese servicio que damos ahí».

La importancia de los humedales
Los humedales representan ecosistemas estratégicos y de gran importancia para la conservación de la biodiversidad y el bienestar de las comunidades humanas.

Sus atributos y funciones son fundamentales para el equilibrio ecológico y ambiental global, ya que son el hábitat de muchas especies de fauna y flora, y elementos vitales en la estructura ecosistémica, sociocultural y económica de las naciones del mundo.
Fuente: http://ramsar.conanp.gob.mx/la_conanp_y_los_humedales.php

La Bahía de Ohuira, donde se construirá la planta de producción de fertilizantes, es la más grande de las tres, al sumar 12 mil 500 hectáreas, según la ficha informativa de los humedales Ramsar publicada enramsar.conanp.gob.mx.

Su importancia para el ecosistema radica en que es zona de anidación, alimentación y refugio invernal del 84 por ciento de las aves migratorias distribuidas en el País.

“Es considerado un importante corredor biológico para especies migratorias”, informa la Conanp.

En la isla de Los Patos habitan colonias de pelicano gris, el pato buzo, la fragata y el pato de ala blanca y negra.

En la tierra y las rocas vive la iguana negra, un reptil en situación de riesgo y protegido por la NOM-059-SEMARNAT-2010 y que, por lo cual, está prohibida su captura y comercialización.

El sistema lagunar es el área de crianza y alimentación de 109 especies marinas, incluyendo el camarón azul, blanco y rojo.

Es también una zona de crianza y alimentación de la tortuga golfina, prieta, laúd y carey, que tienen protección especial de la NOM-ECOL-059-2001, debido a que son especies en peligro de extinción.

Su vegetación también es valiosa. El humedal constituye uno de los principales bosques de mangles del noroeste de México al poseer 8 mil 500 hectáreas.

“En este sitio se encuentran las cuatro especies de mangle enlistadas en la NOM-059-SEMARNAT-2010 bajo la categoría de amenazadas; que los volúmenes de pesca, peces y jaibas, están relacionados con la abundancia de manglares que son utilizados como áreas de guardería y alimentación por estas especies marinas”, detalla la Conanp sobre el Sitio Ramsar.

Y es aquí, dentro de este corredor biológico de flora y fauna, donde el Gobierno mexicano y sinaloense permitieron que Gas y Petroquímica de Occidente edifique su fábrica de procesamiento de sustancias químicas, de amoniaco anhidro, que es una actividad considerada altamente riesgosa, de acuerdo con el listado de sustancias altamente riesgosas que maneja la Secretaría de Gobernación y la de Desarrollo Urbano y Ecología, según el Diario Oficial de la Federación del 28 de marzo de 1990.

Relevancia para el ecosistema

El sistema lagunario Santa María-Topolobampo-Ohuira anida la Egretta rufescens, la cual es un ave sujeta a protección especial por la Norma Oficial Mexicana NOM-ECOL-059-2001.

Es zona de alimentación y crianza para tortugas marinas.

Hay presencia de tortuga golfina, tortuga prieta, tortuga laúd y Carey, todas sujetas a protección especial por la Norma Oficial Mexicana NOM-ECOL-059-2001 y presentes en la lista roja de la UICN como en peligro de extinción y las últimas dos consideradas en peligro crítico.

En la flora de las islas se distribuyen varias especies como los manglares Rhizophora mangle, Laguncularia racemosa, Avicennia germinans y Conocarpus erectus con estatus de protección especial por su función durante la fase reproductiva de numerosas especies de importancia comercial como el camarón, el ostión y diversas especies de peces.

En el complejo insular anidan en abundancia colonias de Pelecanus occidentalis, Phalacrocorax auritus y Fregata magnificens. Sin embargo, también anidan Egretta rufescens y Nyctanassa violacea, las cuales son aves sujetas a protección especial por la Norma Oficial Mexicana (NOM-059-ECOL-2001).

Es área de alimentación para algunas especies sujetas a protección especial como lo son: Mycteria americana, Larus hermanni, Larus livens, Sternula antillarum y Thalasseus elegans (Sánchez-Bon 2008).

Continúa la lectura en donde fue originalmente publicado: Noroeste