La primera sonrisa, una exploración a la partería tradicional

La primera sonrisa, una exploración a la partería tradicional

El documental de Guadalupe Sánchez Sosa cuestiona la abrumadora cantidad de cesáreas que ocurren en el país

Tomada de facebook.com/LaPrimeraSonrisa
Tomada de facebook.com/LaPrimeraSonrisa
Javier Caravantes

@javicaravantes

El vientre de una mujer embarazada es acariciado y al mismo tiempo coloreado por una brocha que va calcando la figura del bebé que lleva dentro. La mujer que sostiene el pincel se llama Naoli Vinaver, es maestra en las artes de la partería y protagonista del documental La primera sonrisa; dirigido por Guadalupe Sánchez Sosa, forma parte de la Gira de documentales Ambulante 2016. La película aborda la sexualidad femenina, la partería tradicional, y cuestiona la abrumadora cantidad de cesáreas a las que son sometidas las mujeres mexicanas.

Sánchez Sosa, que debuta en el largometraje documental con esta historia, ha incursionado en la ilustración, animación y dirección de arte; miembro del Colectivo Cine Mujer; participó en películas como Los pasos de Ana, Perfume de violetas, Frida Naturaleza viva, El Coronel no tiene quien le escriba, Lola, entre otras. Ganó el Ariel 2001 y Pantalla de Cristal 2006.

En entrevista con Lado B la cineasta explicó que el documental se fue construyendo a partir del interés por saber más sobre el nacimiento, “de conocer la historia que cada uno tenemos con nuestro cuerpo”. Originalmente la idea era hacer un cortometraje de animación de diez minutos, pero cuando conoció a la partera Naoli Vinaver el proyecto se fue alargando. El registro de un taller internacional de partería tradicional que por esos días se organizó en Veracruz fue de las primeras experiencias que marcaron el hilo conductor de la película. “Llegaron mujeres de Barcelona, de Colombia, de Canadá, de diversas profesiones, al tercer día me tocó vivir mi primer parto. Luego Naoli organizó un taller en Brasil y también me lancé a grabarlo. Mujeres que frente al mar aprenden cada vez más de la naturaleza femenina, de la sexualidad, comparten y siguen y siguen aprendiendo”.

Tomada de facebook.com/LaPrimeraSonrisa
Tomada de facebook.com/LaPrimeraSonrisa

La documentalista llegó a reunir más de noventa horas de video, ella sabía que allí “había unas perlas, pude haber hechos tres películas distintas, con enfoque distinto, la experiencia con esas mujeres fue maravillosa, están dentro de un movimiento que es mundial.”

Para la directora de La primera sonrisa, el principal problema que enfrentan las mujeres frente al embarazo es la falta de información, “algo que me encontré haciendo la película fue la violencia obstétrica, está desconexión con nuestra naturaleza, ya no sólo de parte del sistema de salud o del médico que negocia, sino además el miedo que las mujeres tiene a parir. En Brasil vi un paquete que ofrecía la cesárea, la liposucción y la operación de busto. Si los papás se enteran sobre qué es lo que más beneficioso para el bebé y las mamás van a poder elegir mejor, por lo menos tener la opción de elegir cómo quieren que nazcan sus hijos”.

Y es que a pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que la tasa “ideal” de cesáreas se encuentra entre el 10 y el 15 por ciento, el volumen de intervenciones quirúrgicas es cada vez mayor, y las cesáreas abarcan casi un tercio de las operaciones en los lugares con menos recursos. Según datos de la OMS, México es el país con más cesáreas en el mundo, problema que se ha agravado en los últimos12 años. En el año 2000 el 29.9 por ciento de los partos fueron por cesárea, mientras que en 2006 la cifra subió hasta el 34.5 por ciento y en 2012 llegó al 45.2 por ciento. Las complicaciones generados por las cesáreas son diversas, una investigación publicada por la organización estadounidense Archive of Diseases in Childhood encontró que el 15.7 por ciento de los niños nacidos por cesárea presentaron obesidad a los tres años, mientras que entre los nacidos de manera natural el 7.5 por ciento eran obesos a la misma edad. La Organización Panamericana de la Salud considera que los riegos para la madre son, por lo menos, cinco veces mayores en mortalidad y hasta diez veces más para la morbilidad por infecciones, que pueden no matar, pero sí prolongar la estancia hospitalaria de la madre, con el consecuente incremento de gastos. También tiene repercusiones financieras pues significa una mayor demanda de servicios hospitalarios, entre ellos una estancia en el hospital más larga, uso de quirófanos, medicamentos, material de curación, pagos por cirugía y personal, lo cual encarece los servicios de salud aproximadamente 5.4 veces más que lo esperado.

Guadalupe Sánchez Sosa se declara convencida de que el vínculo entre los padres y los recién nacidos se vuelve más fuerte con el parto tradicional, “solidario”; para ella una forma de difundir esta tradición mexicana es a través de su documental. “En Italia, por ejemplo, se perdió la historia de la partería tradicional, las quemaron a las brujas”, bromea.  El documental fue posible a través del subsidio de varias becas, pero no se habría logrado sin el apoyo de la gente que se involucraba “de inmediato y de manera emotiva durante los cuatro años que duró el proyecto”.

La primera sonrisa, en donde se mezcla el registro documental, el testimonio a cuadro, la animación, la ilustración, con una banda sonora a cargo de Alberto Delgado, será estrenada el próximo viernes en la Cineteca Nacional.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.