Borran memorial de Ricardo Cadena

Borran memorial de Ricardo Cadena

El graffiti criticaba al estado, e incomodó a las autoridades de la escuela en donde estudiaba el joven asesinado por el jefe de la policía de San Pedro Cholula

Foto: Marlene Martínez
Foto: Marlene Martínez
Aranzazú Ayala Martínez

@aranhera

La barda del bachillerato Sara María Basave de Toxqui, en San Pedro Cholula, tenía la imagen de Ricardo Cadena sobre un fondo azul, con unas enormes alas. A los lados una frase decía que los jóvenes no iban a seguir muriendo por la violencia de Estado.

Ricardo Cadena era estudiante de ese bachillerato y fue asesinado el domingo 3 de mayo de 2015 en la madrugada, cuando un policía le disparó en la nuca.

El sábado 5 de marzo de este año a mediodía, Fernando Cadena, papá de Ricardo, se enteró que estaban cubriendo el mural. Nadie le avisó.

***

El martes 8 de marzo por la mañana el papá de Ricardo fue a la escuela a preguntar por qué estaban tapando el mural y por qué nadie le había dicho que lo harían. Acompañado de Lado B, fue recibido por el subdirector de la escuela quien les dijo que sólo la directora, Angélica Ibarra, tenía información al respecto.

Lo único que explicó el subdirector fue que había sido una decisión del comité de padres de familia y que sólo ellos y la directora sabían los detalles, pero la directora no estaba por lo que citó a Don Fernando al día siguiente, miércoles 9 de marzo, a la 1 de la tarde.

Al  llegar a la cita, Ibarra pidió al equipo de Lado B que se retirara de la escuela aduciendo que los medios no podían entrar al bachillerato, pese a que el año pasado ella le dio su teléfono particular y una entrevista a este medio ahí mismo en su oficina. No pasaron ni diez minutos para que don Fernando saliera. La directora le reclamó por llevar a los medios y le dijo que el mural se cubrió a petición de su esposa, mamá de Ricardo, quien se lo pidió al director del turno vespertino.

Si bien es cierto que la barda es propiedad de la escuela y es la institución la que tiene la última palabra, el papá de Ricardo esperaba al menos una llamada. Una cortesía, una acción de respeto de avisarle que la imagen de su hijo, asesinado por Jaid Mothe, ex subdirector de Seguridad Pública de San Pedro Cholula a unas calles de la escuela la madrugada del tres de mayo de 2015, iba a ser cubierta con mosaicos, borrando su memoria de la escuela.

Foto: Emilio Coca
Foto: Emilio Coca

Said Donkins, artista urbano y uno de los autores del mural –que fue realizado junto con Karas Urbanas y David González Sortek–, dijo en entrevista que inicialmente el permiso se los dio Angelica Ibarra, directora del turno matutino al que pertenecía Ricardo. Todo gestionado por Fernando Cadena, para hacer el mural en memoria de su hijo. Finalmente consiguió el permiso y empezaron a pintar. “Nos dijeron que podíamos hacer el mural, de hecho les gustó mucho, incluso algunos políticos que estaban por ahí se empezaron como a colgar del proyecto”, explicó Said, pero recordando que desde un principio tuvieron problemas con la frase que acompañaba el rostro sonriente de Ricardo: “Los jóvenes no seguiremos siendo víctimas de su violencia de Estado”.

El sábado 5 de marzo circularon en redes sociales dos fotos en las que se ve cómo poco a poco desaparece la frase que tanto incomodó al personal de la escuela. El director del turno vespertino, Uriel García, le dijo a don Fernando que el mural sólo iba a estar por un tiempo determinado y que después se retiraría, y que la frase les había causado problemas desde principio por ir en contra del Estado, al que la escuela finalmente pertenece. El director le dijo al papá de Ricardo que el memorial para su hijo fue tapado a petición de su esposa y su hijo menor, Jonathan, cosa que Fernando desmintió.

Cuando le dispararon a Ricardo la justificación inicial fue que “estaba graffiteando” y por eso fue atacado por Jaid Mothe. Eso provocó una ola de protestas de artistas urbanos, criticando la criminalización del graffiti y de la juventud en general.

Don Fernando sigue desconcertado por lo que pasó. Del sábado al miércoles, en media semana, la escuela trabajó a toda velocidad para cubrir los muros de mosaico. Donde antes se veía  a Ricardo sonreír y la pared hablaba, recordando que el Estado lo mató, ahora no hay nada.

“Para nosotros es algo que nos parece una ofensa sobre todo a la gente que está luchando en este caso la comunidad, que están luchando para administrar el caso de Ricardo Cadena y también pues a la memoria porque es una cuestión que finalmente es como un ejercicio de memoria, entonces por un lado la destitución y ahora el borrar, y no sabemos cuál es la razón, se supone que estaba acordado que lo iban a dejar, entonces hasta la fecha no sabemos qué pasó”, dijo Said.

El artista urbano recordó que además del asesinato de Ricardo en clima en Puebla es de descontento de la sociedad contra el Estado, reflejado en manifestaciones contra el gobierno de José Juan Espinosa, presidente municipal de San Pedro Cholula, y en general contra Rafael Moreno Valle. Y el mural, aunque pudiera parecer una simple imagen, representa un ejercicio de memoria y un recordatorio también para exigir justicia y exigir respeto a la juventud.

“Nosotros creemos que este tipo de acciones son importantes justamente para que se dé a conocer la problemática, la gravedad del asunto. A mi lo que me sorprende la verdad por parte de las instituciones que no han hecho absolutamente nada es también una falta de interés. En ninguna parte de la comunidad… como que no, a veces no es solidaria con las cuestiones que están sucediendo hasta que les pasa algo empiezan a ver qué onda. Eso es parte de lo que nosotros intentamos hacer, que la gente se anime a protestar, a no permitir que sucedan estas cosas”, dijo.

Don Fernando sigue desconcertado por lo que pasó. Del sábado al miércoles, en media semana, la escuela trabajó a toda velocidad para cubrir los muros de mosaico. Donde antes se veía  a Ricardo sonreír y la pared hablaba, recordando que el Estado lo mató, ahora no hay nada.

1 COMMENT

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.