Omar Árcega y la manipulación del poder
Gran Angular es una recopilación de 5 años y medio del trabajo del artista, en el que ha explorado de manera meticulosa los símbolos del poder
Por Ámbar Barrera @astrobruja_
13 de febrero, 2016
Comparte

Ambar Barrera

@Dra_Caos

Una pequeña figura sin rostro se levanta orgullosa sobre un tronco. Levanta la mano triunfante dejando ver su corbata azul. Sobre su cabeza se levanta hacia el cielo un diseño de figuras geométricas que, tal vez, reconozcamos de algún lado. Esa es tan sólo una figura inanimada de más o menos 20 cm pero al mismo tiempo es un símbolo, un arquetipo de poder.

Esta figura miraba al público entrar a la galería del CCU donde se encuentra la muestra Gran Angular, del artista Omar Árcega.

Gran Angular es una recopilación de 5 años y medio del trabajo del artista, en el que ha explorado de manera meticulosa los símbolos del poder (en todos sentidos) y su abstracción desde el collage, la imagen, el video y el texto.

El día de la inauguración, el artista desapareció entre la multitud y en su lugar regresó un personaje que portaba una máscara de huehue y, haciéndose paso entre los asistentes, se dio a la tarea de posarse frente a aquel personaje de plástico y grafito para incendiar su estructura blanca de papel. El fuego funcionó como un símbolo de derrocamiento.

***

Gran Angular explora los intereses conceptuales y técnicos de Omar Árcega. En su trabajo puede corroborarse su obsesión con el archivo, la categorización y su habilidad para abstraer y analizar, críticamente, los sistemas de poder que rigen a la humanidad desde hace mucho.

Los collages del artista pueden ser leídos tanto visual como literalmente. Contienen fragmentos de libros de texto gratuito y enciclopedias donde ha “intentando descifrar cómo nos alienan en la educación”.

Otras piezas indagan sobre el control del poder militar, o sobre cómo el ser humano se entiende a sí mismo a través del conocimiento que se ha acumulado desde la historia de la historia oficial.

Dos de los collages más grandes de la muestra, fueron trabajadas minuciosamente por el artista, quien pasó 3 meses recortando libros y un mes más dividiendo esos recortes en categorías, por ejemplo, por reino (animal, fungi, etc.) o por materia (antropología, historia, ingeniería).

Foto: Marlene Martínez

Foto: Marlene Martínez

–Me parece que cuando extraes esos textos del libro donde pertenecen y los vuelves a leer, cambia el sentido original. Yo los entendía como obituarios, por ejemplo –dice Omar en entrevista para Lado B.

En la parte final de la exposición, se encuentra un video en un ambiente envolvente que reproduce imágenes en blanco y negro a toda velocidad que golpean abruptamente en la visión del espectador.

Este video contiene la abstracción (la reducción máxima) de distintos símbolos de poder como escudos de armas. Este trabajo final, que podría experimentarse como una especie de control mental a través de la imagen más simple y sutil de los símbolos de quienes ejercen el poder (milicia, gobiernos, iglesia), es resultado de la investigación y reflexión del artista sobre más de 100 imágenes que recolectó en enciclopedias y que lo llevaron a descubrir que cada rango de los sistemas de poder tiene símbolos diferentes para identificarse.

Omar pasó de la heráldica, el estudio de los escudos de armas que generalmente están saturados de símbolos, a traducir esos símbolos a través de la manipulación de hipercubos, figuras geométricas en 4 dimensiones.

–Me quedé tan clavado con la idea de los escudos como un símbolo de poder, que finalmente decidí tomar 6 escudos y sintetizarlos en formas básicas para luego sobreponerlos. A contra luz parecían formar un holograma. Esa es la base del video.

Gran Angular permanecerá en la Galería del CCU (Vía Atlixcáyotl 2299) hasta el 3 de abril y la entrada es libre.

Comparte
Ámbar Barrera
Periodista, comunicóloga, fotógrafa, feminista y amante del arte.