Algunas variaciones sobre las cosas de interés humano

Algunas variaciones sobre las cosas de interés humano

José Luis Prado

@pepepradog

El centauro de los géneros, dijo Alfonso Reyes, refiriéndose al ensayo. De la literatura es, quizá, el que siempre se mueve en la frontera del pensamiento, ya que para este no las hay, no tiene una casa, siempre está viajando y pasa la noche en casa ajena; en este caso en particular, se ha detenido en el libro El rey de las Bananas (Paraíso perdido, 2015) título que funciona como guiño del libro On the road.

Adentrarse en los ensayos que componen el libro es, al mismo tiempo, agrado y asombro ante la variedad de los temas, de enfoques inesperados, y las diferentes disposiciones que cada uno de los que ahí escriben, defiende en su prosa.

El ensayo ‘De la utilidad de los libros’ es un texto que mantiene cierto humor con relación a los posibles usos del libro como un artefacto, exceptuando, por supuesto el de la lectura: “Los libros también se visten. De saberlos escoger y combinar con los colores y formas de la ropa, pueden ser una prenda que rivaliza incluso con la corbata”. Un texto paródico en el manejo del objeto por la norma establecida que, con gracia, se lee de forma deshilvanada.

En ‘Aromaturismo’ se plantea una breve analogía, el olor que se alza como arquitectura, Debra Figueroa sostiene que “un olor es interesante cuando no tenemos forma de aborrecerlo”, ahí es cuando uno se convierte en un turista de los olores. Al leer este ensayo, debido a la mención que hace de la Chocolatera Ibarra, no pude sino volver a ese espacio de hace unos años en Mariano Otero, invadido por la brevedad y el placer.

‘Un genio a la medida’ es un texto que, con el tono del que escribe con nostalgia del pasado, nos coloca en el dilema de los tres deseos que sabíamos, cuando éramos pequeños que existían. Ayudado por dos anécdotas de cuentos, nos propone una mirada adulta que nos hace preguntarnos en dónde quedaron esos viejos sueños.

En los ensayos ‘Mi perro es muerto’ y ‘Teoría del chasco’, los autores se han vestido, puesto la toga para tratar temas lingüísticos; el primero nos acerca a los problemas que enfrenta un profesor de español al explicar las diferencias entre ser y estar. En el segundo, tenemos la búsqueda etimológica de la palabra chasco y sus diversas incursiones en la vida y la literatura; su confusión con la palabra fiasco “El fiasco se atestigua, el chasco se padece”.

DSC_1021

‘Filete’ de Citlalli Espinoza es una meditación sobre el sentido de la existencia, con un tono más intimista, la autora mantiene ecos con el Libro del desasosiego:

Me gustaría cuestionar a la muerte: ¿Qué es la muerte? Nada zanja una discusión (cualquier discusión, lo he visto) como esa pregunta. Pero la muerte, solemnísima, no necesita respondernos nada. Ella es lo real. Nos tiene agarrados por el brazo, nos encaja las uñas en la piel. Nos ha rondado todo el tiempo.

‘La silla’ es el cierre con broche de oro del libro, se trata de una reproducción de los últimos momentos de la asesina norteamericana Ruth Snyder condenada a muerte: “Su rostro es el de una autómata de ciencia ficción. Su rostro es el centro oculto de una ejecución pública, respaldada por la ley, barnizada de civilidad, higienizada para beneficio de la respetable audiencia”. Ruth Snyder quedó atrapada en la cámara de muerte y la cámara de fotos, fue la primera ejecución que pasó del obturador a la historia.

Con todo lo anterior, espero haber despertado interés y apetito de nuestros lectores, a quienes invito a transitar por los caminos que han sido trazados por estos breves ensayos.

José Luis Prado ha sido becario del Fondo estatal para la cultura y las artes de Puebla en las emisiones 2011 y 2013 en la disciplina de cuento; publica en revistas nacionales e internacionales. Actualmente imparte talleres de cuento en la Escuela de Escritura y en los talleres artísticos de la BUAP.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.