10 grandes clásicos de Invasión (hostil) Alienígena

10 grandes clásicos de Invasión (hostil) Alienígena

Héctor Jesús Cristino Lucas

Una de las premisas recurrentes de la ciencia ficción, múltiples veces colocada en la pantalla grande, y que ha servido como referente inmediato cuando se habla de escenarios apocalípticos, además de las infecciones zombies al estilo Night Of The Living Dead de Romero o los desastres provocados por el hombre a lo Mad Max de George Miller, sin duda alguna es la de las invasiones alienígenas. Y de eso hablaremos: inmensas naves nodrizas que se acercan a la Tierra con el único fin de destruirla. Seres de otros mundos; intelectos bastos, fríos y hostiles que de alguna forma llegaron a nuestro planeta para apoderarse de él.

Un legado poderoso que le debemos plenamente a autores de la literatura clásica de ciencia ficción como H. G. Welles, Jack Finney, Philip K. Dick o Ray Bradbury, por mencionar a algunos; y que el séptimo arte, desde tiempos remotos, ha tomado como fuente de inspiración para crear grandes películas. En esa vertiente se inscribe la adaptación del libro homónimo y best-seller de Rick Yancey: La Quinta Ola. Una película que si bien recupera la crítica social del Sci-fi clásico, y los elementos más característicos de las invasiones alienígenas, resulta desaprovechada conviertiéndose en un filme predecible y aburrido.

En la misma línea que los clásicos juveniles de ciencia ficción del tipo Maze Runner, Los Juegos Del Hambre o Divergente, la nueva adaptación no es más que un cliché gastado que narra un amor juvenil en medio de un desastre apocalíptico envuelto una distopia barata que ofende legados del estilo Orwell o Huxley. Por ello, hay que retomar el tema recordando a los grandes clásicos que marcaron este subgénero. Para todos ustedes, estos son los 10 grandes clásicos de invasión alienígena.

***

10.- The Body Snatchers (1956)

En 1955, el escritor Jack Finney publicaría lo que para muchos es una de las novelas referentes de la ciencia ficción en cuanto a invasiones alienígenas se refiere: “The Body Snatchers”, en donde se cuenta la historia de una plaga de una raza alienígena en forma de esporas que podían convertirse en parásitos capaces de crear duplicados exactos de cualquier víctima terrícola. Con ese argumento el autor realizó una interesante reflexión sobre el ser humano, pues los extraterrestres de su historia tenían como única finalidad crear a la raza perfecta en la galaxia: sin maldad, sin sentimientos, sin sentido de la moral. ¿Y si se le quita todo esto al hombre, seguirá siendo la misma especie?

El libro fue adaptado un año después, en 1956, por la mano de Don Siegel hasta convertirse en un clásico de culto, y uno de los escenarios de invasión alienígena más usados en películas postreras. Por ejemplo, le siguieron varios remakes homónimos como el de Phillip Kaufman en 1978, el de Abel Ferrara en 1963 y el más reciente del 2007 con Naomi Watts y Daniel Craig: The Invasion de Oliver Hirschbiegel. Y cómo olvidar la contribución de Robert Rodríguez en 1998 con su película The Faculty, del que incluso se llega a mencionar al propio Jack Finney en forma de tributo, puesto que el argumento presenta grandes similitudes con su libro.

De hecho, grandes autores de la ciencia ficción se inspiraron de esta emblemática novela para crear historias similares. Por ejemplo, Philip K. Dick, autor del relato que se volvió un clásico: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, escribió un cuento realmente parecido al de Finney llamado The Father-Thing, mientras que John W. Campbell nos traería la fantástica novela corta llamada Who Goes There? que el mismísimo John Carpenter adaptaría a la pantalla grande en 1982 como: The Thing. Y aunque ésta última explora sendas que van entre la cosmogonía lovecraftiana también lo hace homenajeando a Jack Finney y a sus famosos usurpadores de cuerpos.


Sin duda, The Body Snatchers es un clásico tanto literario como cinematográfico que debe verse casi por obligación si eres amante de las invasiones alienígenas.

***

9.- Plan 9 From Outer Space (1959)

Estamos casi por culminar los años 50. Ya habíamos visto la adaptación del libro de Finney The Body Snatchers y Robert Weise revolucionó la ciencia ficción gracias a su película The Day The Earth Stood Still en el 51. Las películas de ciencia ficción, horror y monstruos gigantes estaban en su máximo apogeo. Entre tanto escándalo había un hombre que intentó de todo para quedar en la historia como un gran cineasta del género: Ed Wood. Considerado por la crítica como el peor cineasta de la historia gracias filmes como Glenn Or Glenda o Bride Of The Monster, también incursionó en las invasiones alienígenas en el 59 con Plan 9 From Outer Space.

Lo que resulta curioso de esta película es que hay quienes la tienen concebida como el trabajo más malo de toda su filmografía, pero también quienes dicen que es el más decente que posee… cuestión de perspectiva supongo. Sea como fuere, eso no le impidió que tras el paso del tiempo se volviera irremediablemente de culto. Imaginen tan sólo que el plan 9 de estos alienígenas fuese la resurrección de los muertos para invadirnos. Una mezcla entre de Sci-fi y horror que no sólo resultó ser su film más conocido, sino también la última película en donde aparecería el grandioso Béla Lugosi, el ya mítico Drácula de Browning. ¡Un clásico que hay que ver!

***

8.- The Thing (1982)

Como ya mencionamos, John Carpenter adaptó del libro de John W. Campbell Who Goes There?, la que posiblemente se le considera la mejor película de toda su filmografía aún por encima de “Halloween”. Si bien esta película no retrata una invasión alienígena como tal, es imprescindible colocarla en la lista porque “The Thing”, al igual que “The Blob”, es la historia de una de las criaturas del horror y ciencia ficción más repugnantes del séptimo arte, casi como salida de la imaginación de Lovecraft, y que mientras más crece entre sus huéspedes, más letal se vuelve para la propia humanidad. Como una plaga interminable y grotesca.

La precuela dirigida por Matthijs van Heijningen Jr. en el 2011 explica con detalle de dónde apareció, cómo llegó, y lo más importante, cuál es el plan de esta criatura que aparentemente carece de inteligencia, pero no es así.

***

7.- Independence Day (1996)

Para muchos, esta película protagonizada por Will Smith no es más que otro churrazo hollywoodense que sobreexplotó la idea de las invasiones alienígenas de forma sumamente exagerada y predecible. Para otros, y me cuento entre ellos, es irremediablemente un clásico de la ciencia ficción. Aceptémoslo, Roland Emmerich no es el mejor director de ciencia ficción que hayamos tenido en la historia, ya lo comprobamos con su pésimo remake americanizado de Godzilla en 1998 y lo volvimos a comprobar con su exagerado The Day After Tomorrow en el 2004. Pero sabe crear una historia inmensamente entretenida.

¿Qué acaso la famosa destrucción de la Casa Blanca perpetrada por una nave nodriza no se convirtió en una de las escenas más emblemáticas de la historia de la ciencia ficción, parodiada hasta el cansancio por personalidades como Tim Burton con su Mars Attack o miles de caricaturas? ¿Qué acaso Independence Day no fue una de las películas más taquilleras de la historia justo en el estreno allá por 1996, ganando incluso un Oscar en la categoría de mejores efectos visuales? La película es una avalancha de adrenalina que cualquier amante del Sci-fi, alienígenas y destrucción masiva terminará amando sin quejarse de nada. ¡Es el gusto culposo de muchos!

El director recreó un destructivo homenaje con su película a grandes clásicos del tipo The Day The Earth Stood Still o War Of The Worlds que para su momento funcionó de manera increíble.

A finales del 2014 se confirmó que se rodaría la (innecesaria) secuela llamada Independence Day: Resurgence, que pese a que no estará protagonizada por Will Smith, será dirigida otra vez por Roland Emmerich. Una segunda flota alienígena volverá, con una nave aún más grande que la primera, para vengarse de toda la humanidad. Si bien el público actual ya está acostumbrado a la destrucción CGI y a las mismas películas de ciencia ficción, para los que amamos este clásico, lo agradeceremos.

***

6.- Killer Klowns From Outer Space (1988)

Sé lo que están pensando, Killer Klowns From Outer Space es una película de comedia horrorífica con cierto halo Sci-fi, ridícula para muchos pero al igual que pasó con Plan 9 From Outer Space, lo aparentemente mala, no le impide que se convierta de culto. Hablamos de un referente del cine de serie B escrito y dirigido por Stephen Chiodo, quien además de ser el autor intelectual, empleó su capacidad como experto en efectos especiales para crear las marionetas y botargas de esta película que la hicieron grotescamente divertida. De hecho, éste sujeto fue el mismo que se encargó de los efectos empleados en otro clásico: “Critters” de 1986.

Además de todo esto creó un homenaje exhaustivo en forma de parodia a los clichés de películas de extraterrestres. El más evidente y divertido es el que aparece como eslogan en su portada: “En el espacio nadie puede comer helado”, en referencia al slogan de Alien, el octavo pasajero: “En el espacio nadie puede escuchar tus gritos”. Esta película es una rareza del género que debía estar en mi lista forzosamente. Un grupo de extraterrestres en forma de payaso aterrizan a la Tierra para invadir un pequeño pueblo con sus sofisticadas armas para convertir en humanos en algodones de azúcar.

***

5.- Bad Taste (1987)

En críticas anteriores ya hemos hablado de este clásico de la serie B, al igual que en el puesto anterior, mezclando horror, comedia y ciencia ficción. La opera prima del responsable de llevar a pantalla las historias de J.R.R. Tolkien, The Lord Of The Rings y de The Hobbit. Peter Jackson nos mostró en 1987 su grotesca e hilarante perspectiva acerca de una invasión alienígena. Una raza de extraterrestres que invaden un pequeño pueblo en Nueva Zelanda como campo de prueba para secuestrar humanos y convertirlos en carne para hamburguesas intergalácticas. Una franquicia del tipo McDonald’s que abrirá sus puertas en el espacio, con nosotros como principal opción en el menú.

Películas de éste tipo inspiraron a postreros filmes de alienígenas que mezclaban gore y horror, como por ejemplo Slither de James Gunn en el 2006 o Evil Aliens de Jake West en el 2005. Clásico de culto.

***

4.- Lifeforce (1985)

Luego del rotundo éxito de The Texas Chainsaw Massacre en 1974 y Poltergeist en 1982, el director Tobe Hooper, referente inmediato para los que aman el horror, incursionó al género de la ciencia ficción. En 1985 puso en las salas de cine una película realmente curiosa: Lifeforce. Basado ligeramente en la novela de Colin Wilson, un filósofo y escritor británico autodeclarado, aunque parezca extraño, enemigo de Lovecraft, titulada Los vampiros del espacio. Hooper hizo uno de sus mejores grandes trabajos con esta adaptación que debe verse casi obligatoriamente por esa increíble mezcla entre horror y ciencia ficción que se volvió popular en la década ochentera.

La amenaza alienígena se liga de forma increíble a los seres por excelencia de Bram Stoker: los vampiros, que pueden robarte la fuerza vital a través de un simple beso. Una plaga intergaláctica, como los xenomórfos de Ridley Scott, descubierta por unos astronautas dentro de una nave abandonada en su expedición hacia el cometa Halley. Estos seres no sólo se dedicarán a hacerle la vida imposible a sus descubridores, sino que tiempo después, llegarán al planeta Tierra para invadirla. Una película que fue fracaso en taquilla pero ahora, es indiscutiblemente de culto.

***

They Live(1988)

Nuevamente nos encontramos cara a cara con el director John Carpenter, el autor intelectual de Halloween y The Thing. Una de las películas más curiosas e interesantes de su filmografía, que pese al fracaso de taquilla en su época poco a poco fue adquiriendo el estatus de culto que ahora posee. Lo que es mejor, el metraje de Carpenter muestra una de las invasiones alienígenas más originales de las que se hayan visto hasta ahora. Aquí no tenemos naves espaciales que destruyan la Casa Blanca o las grandes ciudades del planeta, sino que su invasión se perpetró desde hace años y ni cuenta nos dimos. Caminan entre nosotros, están vivos.

La premisa es muy similar al legado de Jack Finney con The Body Snatchers, los seres de otros planetas toman la forma humana, creando réplicas exactas, pero no lo hacen para destruirnos, sino simplemente para conquistarnos. Lo han hecho desde tiempos remotos con la televisión, la publicidad, la política y la religión. Nos mantienen sumisos haciéndonos creer que el dinero es nuestro dios y que debemos permanecer callados ante el gobierno, ya controlados por ellos. Hay quienes sostienen incluso (conspiranoicos principalmente) que esta película es una revelación de Carpenter hacia el oculto nuevo orden de los Iluminatis.

Sin embargo, hay otros que la tienen concebida como una gran crítica al capitalismo, a la sociedad occidental consumista y una referencia interesante al mito de la caverna de Platón, por eso es que ya hace unas publicaciones atrás escribí otro top llamado Las 7 películas que exponen el mito de la caverna de Platón además de Matrix, y esta película estuvo en uno de los principales puestos. Y ya que su argumento es tan rico y perfecto, que no cabe duda, debe ser vista también por aquellos que aman la ciencia ficción.

Basado en el cuento corto de Ray Nelson “A las ocho de la mañana”, Carpenter estructuró una de las historias de alienígenas invasores más interesantes hasta ahora. Incluso, una de las más relevantes. Ya que el control de masas, el control de pueblos o dictaduras ocultas, son claras alegorías que siempre ha hecho la ciencia ficción a nuestro gobierno, así como hizo George Orwell con su novela “1984”.

***

2.- The Day The Earth Stood Still (1951)

La década de los 50 es considerada por muchos como una de las épocas oro de la ciencia ficción. Muchos cambios políticos y sociales comenzaron a gestarse también esos años, como la Guerra Fría en 1947, que incentivó a los cineastas a crear un sinfín de películas que iban del thrillers a los dramas exagerados acerca de espías soviéticos o traidores de la patria estadounidense como alegoría al contexto histórico. La ciencia ficción, por supuesto, también tuvo una poderosa participación. Y The Day The Earth Stood Still es uno de los principales ejemplos que usaron la metáfora de invasiones alienígenas o naves espaciales para recrear dicho temor.

Hablamos de un clásico entrañable sumamente irrepetible. Tanto así que la National Film Registry de EU llegó a considerarla una película “cultural, significativa y hasta histórica”. Y es que entre tantos problemas sociopolíticos que comprendió la guerra fría, su director Robert Weise creó, a diferencia de todos los alienígenas de este top, una invasión “pacificadora”. Imagine usted, un androide indestructible llega a la Tierra con el único fin de mantener la paz y el orden en el planeta si ésta vuelve a entrar en guerra. Una metáfora utópica de la que incluso pudiera ser maliciosamente anticomunista. Esto es lo que hace a una buena ciencia ficción: los telones de fondo.

***

Mención Honorífica: Cine de ciencia ficción mexicano.

Ya en los años 60 el cine americano nos había traído tantos ejemplos de invasiones alienígenas que nuestro país no se podía quedar atrás. Primero, en 1960 se creó la película Sci-fi con comedia La nave de los monstruos de Rogelio A. González, donde una nave espacial cargada de feroces criaturas de distintas partes de la galaxia escapan hasta llegar a México para empezar una invasión.

Y cómo olvidar al clásico entrañable Santo vs los marcianos de 1966 que de hecho Quentin Tarantino la considera su película favorita del Enmascarado de Plata. La extravagante mezcla de alienígenas y lucha libre en su más puro estilo encantó a propios y extraños.

El cine de ciencia ficción mexicano es un gran legado que vale la pena conocer.

***

1.- War Of Worlds (1953)

Dejando de lado el remake de Steven Spielberg con Tom Cruise en el 2005, War Of Worlds de Byron Haskin en 1953 es, posiblemente, la película de invasión alienígena por excelencia. Adaptada del libro homónimo de un grande de la ciencia ficción: Herbert George Welles escrito en 1898. El filme sería una de las primeras cintas sobre una conquista extraterrestre de forma hostil. Si no fuere por esta película, la mayoría de las películas de esta temática no serían las mismas. De aquí es que vienen los clichés que aún perduran en nuestros tiempos como Independence Day o La Quinta Ola: flotas de naves intergalácticas listas para atacar a la Tierra.

Quizás el dato más interesante de esta historia tiene que ver con otra adaptación, el llamado incidente Welles ocurrido en el Halloween de 1938. El entonces gran director de piezas maestras como Citizen Kane, Orson Welles, adaptó el texto en forma de radionovela con formato “noticioso”. Obteniendo como resultado que muchos de los radioescuchas de Nueva York y Nueva Jersey que sintonizaron la estación de radio tiempo después de iniciada la dramatización, no llegaron a enterarse de que se trataba simplemente de una obra producida, lo que hizo que entraran en pánico e incluso, que algunos abandonaran las ciudades. Este incidente quedó registrado como uno de los engaños involuntarios más grandes de la historia.

War Of Worlds es un clásico entrañable, referente y pionero que modificó la imagen de este subgénero para siempre. Incluso, el diseño de los alienígenas que aparecen en esta primera versión, son tan similares al E.T. El extraterrestre de Spielberg, quien de hecho se declaró fanático de esta película desde que la vio en el cine de pequeño. Es decir, fue capaz de influir a uno de los directores más emblemáticos de la ciencia ficción contemporánea, autor también de Encuentros Cercanos del Tercer Tipo. Y el sonido de los rayos láser que emitían la naves espaciales se llegó a utilizar incluso en Mars Attack de Tim Burton como un homenaje.

En un top de los grandes clásicos de invasión alienígena, casi por obligación, debe estar la emblemática adaptación de los 50, legado cinematográfico que nos dejó H. G. Welles con sus importantes novelas. Sin duda alguna, la mejor.

 

NOTA ACLARATORIA:
El top está dedicado a clásicos del siglo pasado que marcaron el subgénero de las invasiones alienígenas, puesto que actuales películas del tipo Battle: Los Ángeles o bien Battle Ship, no cuentan. Además, tratamos sólo filmes de invasiones alienígenas sobre la Tierra, puesto que filmes futuristas como Alien de Ridley Scott no entrarían. Mucho menos The Blob de Chuck Russell ya que no se trata de un ser de procedencia espacial, sino un experimento humano. Recordemos también que tratamos de invasiones hostiles, por lo que E.T. El extraterrestre, Cocoon o Encuentros cercanos del tercer tipo estarían descartadas por ser emotivas y no presentar escenarios apocalípticos. La única excepción fue The Day The Earth Stood Still sólo por ser un clásico obligatorio en un top de este tipo.

Héctor Jesús Cristino Lucas resulta un individuo poco sofisticado que atreve a llamarse “escritor” de cuentos torcidos y poemas absurdos. Amante de la literatura fantástica y de horror, cuyos maestros imprescindibles siempre han sido para él: Stephen King, Allan Poe, Clive Barker y Lovecraft. Desequilibrado en sus haberes existenciales quien no puede dejar (tras constantes rehabilitaciones) el amor casi parafílico que le tiene al séptimo arte. Alabando principalmente el rocambolesco género del terror en toda su enferma diversidad: gore, zombies, caníbales, vampiros, snuff, slashers y todo lo que falte. A su corta edad ha ido acumulando logros insignificantes como: Primer lugar en el noveno concurso de expresión literaria El joven y la mar, auspiciado por la Secretaría De Marina en el 2009, con su cuento: “Ojos ahogados, las estrellas brillan sobre el mar”. Y autor de los libros: Antología de un loco, tomo I y II publicados el 1° de Julio del 2011 en Acapulco Guerrero. Aún en venta en dicho Estado. Todas sus insanias pueden ser vistas en su sitio web oficial. http://www.lecturaoscura.jimdo.com

1 COMMENT

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.