¿Yo a terapia? ¡Ni que estuviera locx!

¿Yo a terapia? ¡Ni que estuviera locx!

“La psicoterapia es una confrontación con uno mismo, donde más que lucha, ha de haber una reconciliación.” Viktor Frankl

Liz Ruiz

Tenía 14 años la primera vez que pensé que mi misión en la vida era ser psicóloga y dar terapia. Estaba en secundaria y dedicaba mucho de mi tiempo libre a divagar sobre cómo podría ser mejor la vida emocional. Suponía que había una mejor manera de vivirnos y de relacionarnos entre personas. Y digo suponía porque yo estuve en secundaria de 1998-2001 y en ese entonces, la psicología no figuraba en los planes de estudio con la importancia que tiene ahora (si actualmente no es mucha, imagínense hace 15 años). Entonces se creía que la psicoterapia era un pasito antes del psiquiátrico, y que solo la gente “loca” iba cuando oía voces o se quería suicidar. Y gracias a estas desatinadas ideas sobre el bienestar emocional y la salud mental, es que vivimos con tan pocas herramientas psicológicas para desarrollarnos plenamente.

amanecer-en-las-playas-6195Así que para desempolvar las falsas ideas que hay sobre la psicoterapia, vamos a analizar por qué las personas no vamos a psicoterapia y por qué sí deberíamos ir (¡Pero ya! Es más, ni acaben de leer esto).

¿Por qué no vamos a psicoterapia? Elija su pretexto favorito:

  • “Así es la vida”. Las peleas constantes con la gente que nos rodea, los celos, las depresiones, nuestros episodios de ira o nuestra pobre autoestima nos parecen normales y por lo tanto creemos que no deberíamos intentar cambiarlo y que solo queda resignarnos a (sobre)vivir así.

¿Por qué sí deberías ir a psicoterapia? Porque todas las personas podemos cambiar, eso es un hecho. Cambiamos intencionalmente o cambiamos con la vida, pero todas lo hacemos. Y mejor aún: nuestra especie es la única que tiene la oportunidad de mejorarse a sí mismx y de mejorar su vida. Ningún otro animal puede hacerlo y no estaría de más aprovechar esta capacidad.

  • “Puedo cambiar solx”. Esta falsa idea proviene de nuestra cultura, que nos ha enseñado que “quien quiere, puede”. Y no hay duda de que la voluntad es el primer paso para cambiar, pero no el último. Si las personas cambiáramos a voluntad, el mundo sería fácil y rápido, y nuestra vida sería maravillosa solo con desearlo.

¿Por qué sí deberías ir a psicoterapia? Porque jamás cambiarás solx. Pensémoslo así: cada quien tenemos ciertas herramientas psicológicas con las que afrontamos la vida y con ellas hemos labrado la nuestra hasta el día de hoy. Lo que aprenderás por voluntad será muy limitado y muy similar a lo que ya sabes, por lo que tus cambios serán muy pequeños y tus esfuerzos muy grandes. Si no me crees, inténtalo: deja de enojarte o de criticarte o de encelarte a voluntad durante un año. O puedes dedicar ese año a aprender con una orientación profesional.

  • “No lo necesito”. Esta se parece un poco a la primera idea y demuestra nuestra resignación o nuestra soberbia, al creer que somos así y no tenemos por qué cambiar. Pero también puede esconder la idea de que la psicoterapia solo se necesita cuando hay una situación extrema. Adivina hacia dónde te diriges pensando así…

¿Por qué sí deberías ir a psicoterapia? Porque es como ir a consulta médica. Imposible que alguien a los 15 años nunca haya necesitado una revisión del cuerpo, que haya experimentado una fiebre o un dolor de estómago. No necesitamos estar al borde del suicidio para ir a terapia y de hecho, si vamos a tiempo estaremos evitando muchos momentos críticos que no tenemos por qué vivir.

  • “Antes no existía la terapia y ¡mira!” Sí, ¿verdad? ¡Mira nomás qué bien vivimos! ¡Somos un ejemplo para la humanidad! Precisamente esa falta de herramientas psicológicas y emocionales nos han hecho vivir de esta manera, tanto individual como colectivamente.

mariposa¿Por qué sí deberías ir a psicoterapia? Porque la sociedad evoluciona y a la vez que plantea nuevos retos, también nuevas oportunidades. Hablar de la psicología como algo innecesario por ser “novedoso” (que no lo es exactamente) me parece como cuando la gente creía que la cámara fotográfica les robaba el alma (jajaja, no pude evitarlo). Antes no existía el internet, ni la cirugía láser ni el microondas, alguna vez no existió el sistema Braille, alguna vez no existía la aspirina y alguna vez no existieron los derechos humanos. ¿Y eso qué prueba? Pues solo que la sociedad evoluciona para vivir mejor. Para eso es la terapia: para vivir mejor, no para vivir como siempre.

  • “Es un lujo que no me puedo dar”. Cuando pensamos en nuestro bienestar, irónicamente, es cuando más dudamos en destinarle parte de nuestra economía. A veces gastamos en diversiones y placeres lo que podríamos invertir en nuestro desarrollo humano.

¿Por qué sí deberías ir a psicoterapia? Porque varía en sus cuotas: hay lugares donde son meramente simbólicas y hay otros donde te pueden resultar impagables. Muchas personas que nos dedicamos a la psicoterapia estamos dispuestas a negociar las cuotas dependiendo de las posibilidades de quien requiera el servicio para que pueda recibir la orientación que necesita. Además, lo vale.

Es muy importante pensar en la psicoterapia como una oportunidad para dedicarnos tiempo a nosotrxs mismxs en un espacio seguro donde podemos reflexionar sobre los aspectos más cruciales de nuestra vida, acompañadxs de alguien que nos orientará en el camino, sin consejos ni órdenes. Es parte del autocuidado y es una bella forma de demostrarnos amor, recordando que tenemos derecho a cambiar y a ser felices.

Nos leemos en 15 días, pero si me extrañan pueden leer aquí mis demás alegatos feministas. Soy psicoterapeuta y sexóloga de Puebla, y presido el Colectivo Equilátera A.C. de educación sexual y educación para la paz. (Por si te interesan mis servicios o quieres amenazarme de muerte por feminista, este es mi Facebook). 

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.