¿Quién gana y quién pierde con la redistritación electoral?
Las consecuencias se verán a partir de las estrategias políticas que adopten los partidos con esta nueva configuración , rumbo a las próximas elecciones a gobernador: politólogo
Por Mely Arellano @melyarel
29 de noviembre, 2015
Comparte
Infografía:  Ernesto Aroche | @earoche

Infografía: Ernesto Aroche | @earoche

El politólogo Miguel Calderón Chelius prevé que la redistritación electoral aprobada a finales de octubre perjudique a las fuerzas monerovallistas, aunque en una proyección hecha por Lado B esto no resulta tan visible. Por supuesto se ve una recomposición de fuerzas en el norte del estado, en la capital y los municipios conurbados, sin embargo el académico advierte que las consecuencias se verán a partir de las estrategias políticas que adopten los partidos con estas nuevas configuraciones distritales, rumbo a las próximas elecciones a gobernador

Aranzazú Ayala | Mely Arellano

@aranhera | @melyarel

A finales de octubre fue presentada la nueva redistritación electoral para Puebla que podría no beneficiar directamente al Partido Revolucionario Institucional (PRI) pero sí perjudicar a la coalición morenovallista, “porque de alguna manera le quita espacios donde ya tenían cierta fuerza electoral concentrada”, según el análisis de Miguel Calderón Chelius.

En entrevista para Lado B, el coordinador de la licenciatura en Ciencia Política de la Universidad Iberoamericana Puebla dijo que esta disolución de territorios ya conformados y ordenados en nuevos espacios no es neutral, y enfatizó que la redistritación electoral es el primer instrumento de manipulación política que hay en cualquier sistema electoral.

Este concepto es conocido como Gerrymandering y fue empleado por primera vez en Estados Unidos cuando el gobernador de Massachusetts, Elbridge Gerry unificó los distritos donde no era popular para reducir el número de legisladores de oposición.

Los principales cambios que destaca Calderón Chelius son en la parte norte del estado, donde prevé que la actual distritación genere un núcleo político totalmente nuevo, justo en una región donde ha habido una confrontación histórica muy dura, incluso violenta, entre el Partido Acción Nacional (PAN) y el PRI. “Entonces este juego que abre va a contribuir a que la disputa (entre PRI y PAN) se vea más intensa. La composición es muy diferente a la anterior”, advierte.

En la proyección realizada por el equipo de Lado B se muestra que efectivamente el PRI se beneficia tomando el control en el distrito de Huauchinango.

Una estrategia no inmediata

Los primeros cambios no se verán en las próximas elecciones a gobernador, pues se trata de una elección atípica, sino en la estrategia política que tendrán que adoptar los partidos dadas las nuevas configuraciones de los distritos.

“En lo que incide es en la estrategia electoral de los partidos a nivel de cada una de las localidades. Buscan no sólo ganar el mayor número de votos, sino los distritos electorales para conseguir una mayor representación política, son dos lógicas distintas”, explicó Calderón Chelius.

“Ahí básicamente el efecto que va a tener es en la estrategia territorial de los partidos pero no va  tener un efecto en términos de la distribución del poder, porque a final de cuentas se suman todos los votos. En la elección presidencial tendría un efecto mayor y sobre todo en diputados locales y presidencias municipales, el efecto va a ser muy evidente”, agregó.

En la opinión del especialista, la nueva distritación no debería aplicarse sino hasta pasadas las elecciones presidenciales, “de tal manera que el nuevo escenario esté configurado pero no sirva para cargar los dados cuando se avecinan procesos tan competitivos. Me parece que mover el tablero antes de elecciones tan competitivas siempre generará sospecha.”

Nadie se inconforma, bueno sí

El modelo de la redistritación fue aprobado por todos los partidos políticos luego de días de trabajo en conjunto con el Instituto Nacional Electoral (INE).

El vocal del registro federal del INE en Puebla, Carlos Alberto Montero Catalán, dijo en entrevista que no hubo objeciones por parte de los partidos en este nuevo modelo. Los únicos que propusieron algo diferente, y era un cambio mínimo, eran los del PRD; sin embargo, al final todos los partidos estuvieron de acuerdo con el modelo final.

Aunque al final sí hubo objeciones, el portal e-consulta reportó que el Partido Acción Nacional (PAN) interpuso ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), una impugnación en contra de la redistritación al señalar que hubo una omisión hacia las poblaciones indígenas.

En la nota se informa que el partido político impugna específicamente el acuerdo INE/CG925/2015 en el que se aprueba la “demarcación territorial de los distritos electorales uninominales locales en que se divide el estado de Puebla, y sus respectivas cabeceras distritales (…) específicamente por la omisión de consultar a los pueblos indígenas respecto de su interés o no de integración en cuatro distritos electorales locales en que fueron ubicados en el norte (3 distritos totonaca y nahua) y en el sureste (nahua)”.

Los cambios distrito por distrito

Para entender los cambios el equipo de Lado B retomó los resultados electorales de la pasada elección local de 2013 para proyectar cómo serían hoy esos resultados con la redistritación. Por supuesto este ejercicio sobre datos duros no necesariamente se replicará en la elección de 2016, pues se trata de una elección atípica en la que se definirá sólo al gobernador del estado, y no será hasta 2018 cuando se elijan presidentes municipales y diputados, es decir, una elección más cercana a la del 2013.

En el análisis realizado se observa que en los cuatro distritos de mayoría indígena la predominancia en el voto se divide entre las dos coaliciones de partidos, el PRI-Verde y Puebla Unida.

Como se puede ver en el mapa comparativo, la redistritación pareciera que fue, sobre todo, una recomposición de fuerzas. PRI-Verde tenía 4 distritos y se queda con el mismo número, salvo que uno de esos, el 16 de la capital, lo había ganado con 25 mil votos, y ahora ganaría el 2 (Huauchinango), con 36 mil.

Distrito 1

Tenía 11 municipios y ahora tiene 10, sólo le quitaron Zihuateutla, gobernado por Movimiento Ciudadano y donde el PRI es la segunda fuerza política.

Se trata de un distrito panista, aunque por muy poca ventaja sobre el PRI-PVEM que en la redistritación perdió 2300 votos, contra 1700 que dejó ir Puebla Unida, aunque mantiene la misma escasa ventaja que antes.

El segundo partido que más pierde con la redistritación es precisamente Movimiento Ciudadano, que sin Zihuateutla le restan poco más de 2000 votos.

GráficaDistrito1

Distrito 2

Queda con 14 municipios –tenía 11- y con la balanza inclinada hacia el PRI-PVEM pues dominaba sólo 5 y ahora a estos se suman otros 3 (Tepango de Rodríguez, Camocuautla y Coatepec, el primero era del distrito 3 y los dos últimos del 4), además de Zihuateutla donde es segunda fuerza, por lo que gana 3600 votos y le quitaría el distrito a Puebla Unida aunque con poca ventaja numérica (votos).

Pierde el PT, pues le quitan Ahuazotepec y con 1300 votos menos pasa del tercer al cuarto lugar en influencia distrital, sólo por arriba del PSI. Y MC queda como la 3ª fuerza política.

Es uno de los distritos con mayor población indígena.

GraficaDistrito2

Distrito 3

Aquí las fuerzas se mantendrían prácticamente igual. De 9 municipios el distrito se reduce a 7, pero la repartición es equitativa. Puebla Unida y PRI-PVEM tenían 4 y ahora 3 cada uno. Mientras que el PT mantiene 1, tenía Tepetzintla y se quedó con otro de sus bastiones: Ahuazotepec, quedando como 3ª fuerza política.

Puebla Unida conserva ventaja mínima sobre la alianza 5 de Mayo, y ambos dejan ir en el reacomodo poco más de 2000 votos.

De los municipios del PRI-PVEM, sólo en Ocotepec tiene verdadera fuerza, en el resto supera por muy poco a Puebla Unida.

GraficaDistrito3

Distrito 4

Con la redistritación el partido que más gana votos es PSI, sumando poco más de 1000, casi los mismos que pierde PRI-PVEM. Y quien más votos deja ir –más de 3000- es Puebla Unida, sin sacrificar su ventaja de 2000 votos sobre la alianza 5 de Mayo.

El PT gana unos 800 votos, que son los que pierde Movimiento Ciudadano.

El distrito tenía 20 municipios, de los cuales 10 eran de Puebla Unida y 10 de PRI-PVEM, y queda 8 contra 9, respectivamente, cediendo uno al PT.

Es uno de los distritos con más población indígena.

GraficaDistrito4

Distrito 5

Este distrito tuvo cambios geográficos, pues ahora está compuesto en su mayoría por municipios que eran del distrito 6 y 4. Se conservan sólo 4 municipios, entre ellos la cabecera, Tlatlauquitepec, y Teteles de Ávila Castillo, ambos disputados por las dos coaliciones: gobernados por Puebla Unida, pero en las elecciones para legislador obtuvo mayoría PRI-PVEM. También se mantiene Atempan, con predominio priísta y Yaonahuac, con más influencia del PT.

Con la suma de 6 municipios de influencia panista (Puebla Unida), la balanza se inclina hacia allá ganando poco más de 500 votos, aunque en número de municipios hay equidad: 6 para cada coalición y 1 para el PT.

Con la redistritación Movimiento Ciudadano pierde 2 municipios (Tepeyahualco y Cuyoaco) y con ellos la mitad de sus votos, quedándose con 6000.

Es uno de los distritos con más población indígena.

graficaDistrito5

Distrito 6

Aquí MC recupera casi todos los votos perdidos en el distrito 5 con Cuyoaco y Tepeyahualco.

El distrito era de 8 municipios y queda con 7. La influencia continúa a favor de Puebla Unida, aun perdiendo casi 5000 votos, gracias a su control en la cabecera distrital: Teziutlán.

El partido que más gana es PSI, pues con todo y los 4 mil 700 votos que suma MC, consigue mantenerse como 3ª fuerza política.

GraficaDistrito6

Distrito 7

Es otro de los distritos que quedaron más pequeños al pasar de 6 a 4 municipios. Todos los partidos pierden, aunque Puebla Unida aumenta levemente su ventaja sobre PRI-PVEM aun dejando ir casi 3000 votos.

La alianza 5 de Mayo cede Chiautzingo y San Felipe Teotlalcingo, que le representan casi 5000 votos quedándose con Tlahuapan, y quizás confiando en ganar la disputa de la cabecera en las próximas elecciones: San Martín Texmelucan.

GraficaDistrito7

Distrito 8

Este distrito cambió de cabecera, de San Andrés Cholula a Huejotzingo. De 8 municipios ahora tiene 11, y aunque la mayoría tiene influencia de Puebla Unida, la ventaja general sobre PRI-PVEM disminuyó de 6000 a poco más de 2000 votos.

La estrategia del PRI-PVEM de mover aquí Chiautzingo y San Felipe Teotlalcingo funcionó bien, pues teniendo además el control de Huejotzingo y disputándose 3 municipios con Puebla Unida tiene los votos necesarios para intentar hacerse del distrito.

El PT gana 3000 votos, lo que lo reafirma como 3ª fuerza política.

GraficaDistrito8

Distrito 9

También cambió de cabecera: era San Pedro Cholula, ahora es Puebla. Estaba conformado por Coronango, Cuautlancingo y San Pedro Cholula, ahora sólo es Cuautlancingo y 59 secciones de Puebla capital (la mayoría del distrito 11).

Se trata de un distrito que se disputaban las coaliciones, con el PT como 3ª fuerza. Ahora quedaría una clara tendencia hacia Puebla Unida que gana más de 4000 votos, los mismos que pierde PRI-PVEM, poniendo 7000 votos de ventaja.

GraficaDistrito9

Distrito 10

Como casi toda la capital, este distrito es panista, pero la redistritación le agrega ventaja a Puebla Unida pues gana 8000 votos, quedando 10 mil votos arriba de PRI-PVEM.

A este distrito se añadieron diez nuevas secciones electorales que antes no existían.

GraficaDistrito10-a

Distrito 11

Quedaría en manos del PAN (Puebla Unida), como antes de la redistritación, sólo con menos ventaja que antes sobre PRI-PVEM, pues pierde 11 mil votos, quedando sólo 5000 arriba la alianza 5 de Mayo.

El distrito está compuesto por 48 secciones -antes tenía 128-, la mayoría de las cuales formaban parte de los distritos 10 y 12.

GraficaDistrito11

Distrito 12

Solía ser otro de los distritos de la capital del estado, pero ahora está conformado por 11 municipios (incluyendo 1 sección de Puebla del distrito 10) y su cabecera es Amozoc.

La balanza se mantiene inclinada hacia Puebla Unida, que tiene 4 municipios, los mismos que PRI-PVEM, y 2 para el PT. Pero el partido que más votos gana aquí es Movimiento Ciudadano, que se hace de 11 mil votos, quedando como 3ª fuerza política.

Sin embargo, si se compara con el Distrito 17, que es donde quedó la mayoría de municipios que antes integraban este Distrito es visible que la diferencia es mínima en cuanto a votos. Es decir que no se socavaría la influencia de los partidos en ambos distritos.

GraficaDistrito12

GraficaDistrito12-a

Distrito 13

Era también de la capital pero ahora está conformado por 9 municipios al este de la ciudad de Puebla. Obviamente, el cambio geográfico del distrito modifica su orientación política, pues de ser panista, pasa a ser priísta.

PRI-PVEM tendrían influencia en 6 de los 9 municipios y una ventaja sobre Puebla Unida de casi 10 mil votos. Otro partido que gana con la redistritación es el PT que, con casi 5000 votos, se vuelve 3ª fuerza.

Aunque por la diferencia geográfica valdría más compararlo con el anterior Distrito 18, que poseía la mayoría de municipios que antes integraban este distrito, de ese modo es notable la diferencia mínima de votos y que se mantiene la influencia mayoritaria de PRI-PVEM. O sea que prácticamente sólo cambió de nomenclatura.

GraficaDistrito13

Grafica13-a

Distrito 14

Ahora quien cede es PRI-PVEM, al dejar en manos del Puebla Unida la mayoría del distrito -10 de 12 municipios-, que dejó de ser de la capital.

La cabecera cayó en Chalchicomula de Sesma, el municipio más grande, y de afiliación mayoritariamente panista.

PRI-PVEM sólo se queda con Tlachichuca y aun así, respecto del anterior distrito, ganaría 4000 votos. Quien más gana votos es MC, pero no logra superar al PT que queda como 3ª fuerza política.

En este caso, como en los anteriores, es más revelador compararlo con el anterior distrito 20, que poseía la mayoría de los municipios de lo que es hoy el distrito 14, de ese modo es perceptible la ventaja de Puebla Unida sobre PRI-PVEM, pues aunque ya lo superaba por 1500 votos ahora son 6000. El resto de los partidos pierde también.

GraficaDistrito14

GraficaDistrito14-a

Distrito 15

Solía ser uno de los distritos de la capital, ahora demarca a 6 municipios al sureste de ésta que se reparten PRI-PVEM y Puebla Unida, quien mantiene la ventaja, aunque menor que antes pues pierde casi 5000 votos.

Sin duda en este distrito el gran ganador es PSI, al colocarse como 3ª fuerza política con la suma de 16 mil votos.

También en este caso vale más compararlo con el anterior distrito 19, que poseía la mayoría de los municipios de este distrito, de ese modo es verificable la diferencia mínima y cómo se mantiene la influencia mayoritaria de Puebla Unida. El que pierde más, en todo caso, es el PT, pues deja ir unos 3000 votos.

GraficaDistrito15

GraficaDistrito15-a
Distrito 16

Fue el único de la capital que ganó PRI-PVEM y ahora quedaría en manos de Puebla Unida, pues está conformado por 128 secciones de lo que eran los distritos 12 y 14.

Puebla Unida gana 16 mil votos contra 7000 de PRI-PVEM.

GraficaDistrito16

Distrito 17

Tenía 9 municipios y su cabecera era Amozoc, pero ahora es un distrito de la capital con 224 secciones, que quedaría con una ventaja de 20 mil votos de Puebla Unida sobre PRI-PVEM. Está conformado por secciones de lo que eran los distritos 11, 13 y 14.

(Ver comparativo con Distrito 12)

GraficaDistrito17

Distrito 18

Contiene las Cholulas más importantes, San Andrés y San Pedro, y aunque Puebla Unida registra más votos, la ventaja es mínima y sugiere que será un distrito a disputarse las próximas elecciones. El PT quedaría como 3ª fuerza política.

(Ver comparativo con Distrtito 13)

GraficaDistrito18

Distrito 19

Antes poseía la mayoría de los municipios del actual Distrito 15, pero ahora se por integra 116 secciones del municipio de Puebla que solían ser de los distritos 13, 15 y 16.

El anterior Distrito 16 fue el único de la capital que logró ganar PRI-PVEM, pero ahora queda debilitado por la suma de las secciones de los otros distritos panistas, de modo que todos los Distritos del municipio de Puebla quedan bajo el control de Puebla Unida.

(Ver comparativo con Distrito 15)

GraficaDistrito19

Distrito 20

Estaba integrado por la mayoría de los municipios del actual Distrito 14, ahora tiene 69 secciones de la capital del estado de los anteriores distritos 15 y 16. También tiene ventaja Puebla Unida, aunque mínima, quizás este sería el Distrito de la capital que pudiera recuperar PRI-PVEM.

(Ver comparativo con Distrito 14)

GraficaDistrito20

Distrito 21

Presenta pocos cambios, quedan 9 municipios como antes, y quien más cede es Puebla Unida pues tiene 2700 votos menos sin Nealtican y San Nicolás de los Ranchos, que quedaron en el distrito 8, sin embargo y pese a ello dicha coalición mantiene una ventaja de casi 5000 votos sobre PRI-PVEM.

GraficaDistrito21

Distrito 22

Presenta pocos cambios pues se mantiene en la misma región. De 21 municipios queda en 20, 13 para Puebla Unida y 7 para PRI-PVEM, que pierde 3000 votos.

GraficaDistrito22

Distrito 23

La región mixteca continúa integrada en este distrito. La zona se mantiene en disputa entre Puebla Unida y PRI-PVEM, aunque la primera gana 1800 votos que la llevan a tener una ligera ventaja, justo como la que tenía la alianza 5 de Mayo en la anterior distritación.

De 40 municipios queda en 38, de los cuales 20 tienen más influencia de Puebla Unida y el resto de PRI-PVEM.

GraficaDistrito23

Distrito 24

La región norte de Tehuacán influencia de Puebla Unida, aunque la distancia se acorta al perder más de 1000 votos que gana PRI-PVEM. El PT pierde casi 1500 votos, y el PSI toma su lugar como 3ª fuerza política.

GraficaDistrito24

Distrito 25

La región sur de Tehuacán mantiene claramente la balanza hacia PRI-PVEM, que supo mover sus fuerzas pues cambió prácticamente todo el distrito, aunque queda integrado otra vez por 5 municipios.

GraficaDistrito25

Distrito 26

En el sureste del estado, la zona más pobre de Puebla, mantiene el control PRI-PVEM. PT y MC ganan peso también.

Es uno de los distritos con más población indígena.

GraficaDistrito26

Comparte
Mely Arellano