Izquierda necesita candidato único para 2016: expertos Ibero

Izquierda necesita candidato único para 2016: expertos Ibero

Los dirigentes de las izquierdas han preferido las negociaciones cómodas, tanto, que el PRD ya se asemeja al PVEM al no tener aspiración de ganar sino sólo de representar cierto porcentaje de votos, opinaron politólogos en la jornada de reflexión política “La izquierda en Puebla ante la encrucijada”

IMG_8136
Foto: Iberopuebla
Aranzazú Ayala Martínez

@aranhera

Si la izquierda compite fragmentada para las próximas elecciones en Puebla, no tiene posibilidades de ganar. Esa fue la conclusión de la jornada de reflexión política “La izquierda en Puebla ante la encrucijada”, llevada a cabo ayer en la Universidad Iberoamericana Puebla.

José Centeno, de MAS DATA, presentó un análisis estadístico de cómo se han comportado los votantes en Puebla y las proyecciones para la elección de minigobernador de 2016. Estimó que la participación de la ciudadanía que puede votar será del 55% (ya que en 2010 para las elecciones de gobernador fue de 55.2%) y, aunque calificó a la elección del siguiente año como “atípica”, dijo que despertará interés en la población, por lo que se prevé un involucramiento alto.

Si el porcentaje de votantes es el esperado, dijo, las izquierdas juntas podrían ganar 28% de todos los votos, lo que representa casi un tercio del total y demuestra un escenario favorable, pues un candidato de esta corriente podría competir para la gubernatura. Sin embargo, el gran problema según el especialista es que cuatro partidos se disputan ese porcentaje: PRD, Movimiento Ciudadano, PT y Morena. Para 2016 serán 4.34 millones de electores en el listado nominal poblano, de los cuales alrededor de 670 mil votos podría ser para una unión de los partidos de izquierda. 

De acuerdo con el análisis de Centeno, el partido de Andrés Manuel López Obrador, Morena, es el que saldrá ganando. El especialista dijo que en la elección de 2016 los electores que no ven retratados liderazgos ni traducidas sus necesidades en políticas públicas por la actual clase política se inclinarán por Morena, que mejorará su postura rumbo al 2018. El PT jugará como satélite del PAN y del PRI y Movimiento Ciudadano, si presenta un candidato competitivo, podría ganar identidad y hacer una mejor negociación rumbo al 2018.

Centeno sugirió que la izquierda debe llegar unida para 2016, además de que ahora no tienen la necesidad de hacer una alianza entre partidos pues la nueva legislación permite que todos postulen al mismo candidato. El candidato de las izquierdas debería, en la opinión del analista, presentar una plataforma de oposición con énfasis en atender las necesidades sociales, e idealmente sería alguien sin antecedentes cuestionables, como lo fue en su momento Gabriel Quadri para la presidencia de la República. Sin embargo, mencionó que tal escenario es poco probable pues “lamentablemente los dirigentes de las izquierdas han preferido las negociaciones cómodas: si tengo 8% de los votos, el PAN me ofrece 12% y significa tantos millones de participaciones más.”

El PRD ha mantenido una postura en los últimos años que lo hace acercarse al Partido Verde. No le interesa ganar por sí solo, ni el poder, sino ser un partido para negociar cuotas, dineros. Le interesa ser socio. ¿Eso es lo que quiere ser el PRD en Puebla?, ¿ser un socio que aporta 10% de los votos?

Por su parte, el Doctor en Ciencia Política Israel Covarrubias, también participante en la discusión, dijo que la elección de 2016 técnicamente no vale mucho la pena, pues el periodo de la minigubernatura es incluso menor al de una presidencia municipal. Centeno, en cambio, opinó que el siguiente proceso electoral en Puebla será decisivo. En su opinión, la elección local del próximo año, donde se verá si hay una continuidad o un cambio en el grupo de poder, “va a ser un referéndum para Moreno Valle”. Coincidió en que las posibilidades de la izquierda son escasas si no existe una alianza. Por ejemplo, si Morena y el PRD van por separado lo más probable, dijo, es que se divida el mercado. “Si el PRD da el salto en el 2016 donde no pone en riesgo su registro, puede ganar mucho más en rentabilidad electoral”, comentó.

¿Qué pasa con el PRD?

Durante la jornada de reflexión se discutió mucho acerca de la situación actual del PRD y de cuál será su futuro. El Maestro Juan Luis Hernández Avendaño, director del departamento de Ciencias Sociales de la Ibero Puebla, dijo que el PRD se está convirtiendo en una suerte de PVEM: un partido que no tiene la aspiración de ganar, sólo de representar un cierto porcentaje de votos, entre el 8% y el 10% del electorado, para así negociar y obtener recursos. Los investigadores concluyeron que si el PRD continúa en alianza con el PAN –coalición que llevó al poder al gobernador Rafael Moreno Valle Rosas– va a seguir perdiendo identidad política y fuerza en el electorado, quedándose tal cual como un simple socio de los partidos en el poder.

…si el PRD se presenta en alianza con el PAN, va a seguir perdiendo identidad con electores

“El PRD ha mantenido una postura en últimos años que lo hace acercarse al Partido Verde. No le interesa ganar por sí solo, ni el poder, sino negociar cuotas, dineros. Le interesa ser socio. ¿Eso quiere ser el PRD en Puebla?, ¿un socio que aporta 10% de los votos?”, cuestionó el académico.

Agregó así que el único camino del partido para retomar su rumbo e identidad sería sumarse a otras fuerzas de izquierda; intentar hacer una unión sólida y buscar que por primera vez en México la izquierda lograra ganar la presidencia.

Por su parte, Centeno comentó que “si el PRD se presenta en alianza con el PAN, va a seguir perdiendo identidad con electores, va a seguir cargando con parte de negativos del estado, que en este momento son muy altos. Desde 2013 la desaprobación del gobierno ha crecido mucho”. Y finalmente el PRD pese a su alianza no está disfrutando de los beneficios del poder, como el PAN.

Hernández Avendaño mencionó tres enfoques sobre la problemática del PRD: el primero, el problema de identidad del propio partido: «¿Qué es y qué quiere ser el PRD?». Recordó que cuando los poblanos hicieron ganador a Moreno Valle en 2010 no votaron desde una perspectiva ideológica, considerando la “indefendible asociación entre agua y aceite”, sino que leyeron “saquemos el autoritarismo de más de 80 años del PRI”.

Si bien durante ese proceso electoral el incentivo de la alianza PRD–PAN era el anti autoritarismo, dijo el politólogo, no se puede explicar que el partido del sol azteca siga unido con un gobierno que hizo un «autoritarismo más expansivo, donde ahora se persiguen luchadores sociales cuando en sus inicios los militantes del PRD eran perseguidos por defender a su partido».

Por lo anterior, el PRD parece ir directo al suicidio, según el experto, pues es un partido que en su opinión surge de una postura anti autoritaria, pro luchador social, pero con una agenda sociopolítica «absolutamente incomprensible» en la alianza actual: «El que mucho tiempo fue el principal partido de izquierda en México está convirtiéndose en un partido socio sin proyecto de país”.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.