Knock Knock, para México, la llegada de Eli Roth

Knock Knock, para México, la llegada de Eli Roth

Héctor Jesús Cristino Lucas

Cualquier amante del gore extremo debe conocer casi por obligación el nombre de un erudito cuya trayectoria en este género habla por sí sola: Eli Roth, un referente inmediato si se quiere hablar de producciones sanguinolentas del siglo XXI, conocido principalmente por ser el padre del Torture Porn, un subgénero del gore que mezcla situaciones eróticas con violencia extrema, gracias a su polémica “Hostal” estrenada en el 2005 y producida por Quentin Tarantino. Así es, el mundo cayó en sorpresa cuando el cineasta de la quijada grande apoyó un filme de horror de ese tipo.

Aunque no debiera extrañarse viniendo del autor de piezas tan rudas como “Kill Bill” o “Death Proof”. Y es que antes de que Eli Roth fuere conocido mundialmente por su retorcido gusto, éste llamó la atención de Tarantino con su primera pieza de carácter independiente estrenada en el 2002. Que de hecho, y para los más expertos, se ha vuelto un filme de culto. Conozcan a “Cabín Fever”. Una historia alucinante que mezcla humor negro con gore y situaciones realmente grotescas, cuyo argumento minimalista nos transporta a una cabaña con adolescentes. Un claro homenaje al “Evil dead” de los 80s.

Posterior a “Hostal II” en el 2007, en la que incluso el propio Ruggero Deodato, responsable de la emblemática “Cannibal Holocaust”, aparecería haciendo cameo, Roth se dedicó sólo a producir y a aparecer en ciertas películas como mero guiño de cineasta a cineasta. Un clarísimo ejemplo es su personaje El Oso Judío de Inglourious Basterds”, también y como ya lo saben, del propio Quentin Tarantino. También se dejó ver en ciertos filmes de misma calaña como “Piraña 3D” de Alexandre Ajá en el 2010, o incluso en “Aftershock” de Nicolás López en el 2012. Es decir y en pocas palabras, Eli Roth se volvió un referente del gore.

En el 2007, como idea de Tarantino y Robert Rodríguez, decidieron crear varios homenajes a filmes de horror que inspiraron todos sus trabajos creando tráilers falsos con ciertos guiños a todas ellas. El de Eli Roth, titulado “Thanksgiving”, es un claro tributo al cine “slasher” de entrados los ochentas. Y si eres observador, te darás cuenta que gran parte del tráiler tiene elementos muy a lo John Carpenter con su clásico “Halloween”.

No fue hasta en el 2013 que volveríamos a saber de Eli Roth como cineasta, debutando en la televisión con su serie “Hemlock Grove” que mezclaba gore con hombres lobo, y por supuesto, en el 2014 con su tan aclamada y temida “The Green Inferno”. Una película que tuvo problemas a la hora de estrenarse mundialmente debido a su violencia gráfica, por lo que sólo estuvo ese año corriendo de festival en festival, acarréando de paso espléndidas críticas. Incluso, en México se presentó también el año pasado con el Mórbido Film Fest. Sin embargo, el estreno oficial se pospuso para el 2015 y en nuestro país llegará a todas las salas este 16 de septiembre.

Por ello, y cuando digo que es la llegada de Eli Roth, recalco que en México tendremos dos semanas impresionantes. El miércoles del 16, el filme de caníbales nos sorprenderá con su apabullante violencia, pero a partir del jueves 10 de septiembre, no debes perderte por nada del mundo “Knock Knock”, lo último filmado por el grandioso Roth. Un filme que en enero de este año se presentó en el Festival de Sudance con críticas realmente positivas. Y es curioso porque de todos los trabajos que se le pudieran atribuir a este cineasta, el que menos gore y menos horror visceral posee, es justamente esta película.

Resulta pues, un thriller erótico que pretende convertirse en una aterradora experiencia sin el uso de las mismas técnicas con la que siempre se le ha caracterizado. Es más bien una violencia psicológica que se sostiene del uso del guión, diálogos y por supuesto, la actuación.

“Knock Knock” es una película de tensión extrema. Impresionante ver un trabajo de Eli Roth que no dependa tanto de la sangre, y el éxito lo consigue con creces. Estamos frente a un filme del subgénero “Intrusos de hogar”, del que podemos decir que se ha usado hasta el cansancio. De lo más reciente, por ejemplo, podemos mencionar a las brutales “Kidnapped” de Miguel Ángel Vivas o “Youre Next” de Adam Wingard. Por un lado pareciera entonces que nos toparemos con un cliché redundante y predecible, pero Eli Roth, en conjunto con el guionista Guillermo Amoedo, saben cómo crear un filme único usando recursos ya vistos.

De entrada, hay que mencionar que esta película parece tener dos grandes referencias u homenajes que la sostienen en lo alto. Primero, vemos un entramado mordaz, que con juegos y chistes enfermizos, lejos de resultar torturas de corte a lo “Saw”, logran impactar psicológicamente al espectador de muchas maneras. El diálogo, principal arma para lograrlo. Algo que en definitiva nos recordará al austríaco Michael Haneke con su tan poderosa película del 97 “Funny Games”. Curiosamente “Knock Knock” es el paralelo femenino de ésta. Pero que de hecho abusa de su feminización para tocar temas como la infidelidad o el ser un buen padre de familia.

Pero por otro lado, los críticos han señalado a este film como un homenaje no acreditado de la clásica “Death Game” de 1977. En donde justamente vemos a las antagonistas del filme como dos mujeres perturbando la vida de un pobre hombre en su propio hogar. Exageradamente similares, pero lejos de parecer una copia, Eli Roth logra darle su sello particular para no volverla una más del montón. Por ejemplo la cinta lleva implícita una burla al matrimonio, al arte contemporáneo y por supuesto a la infidelidad propiciada por los hombres. Tan llena de sarcasmos y chistes de mal gusto encontramos una nueva sustancia, que resulta enfermiza, penetrante y perturbadora.

Sin duda, “Funny Games” de Haneke y “Death Game” de Peter S. Traynor se convierten en los principales homenajes que “Knock Konock” utiliza para aterrarnos A la par del uso de espacios reducidos, casi claustrofóbicos soportados en un muy buen guión. De ahí que se vuelva también en una producción minimalista.

He de decir que nunca había sentido tanto suspenso en el asiento del cine desde hace mucho. Y es que películas de este tipo muy difícilmente logran cruzar la barrera del mercado doméstico para entrar en pantalla grande. “The Green Inferno”, por ejemplo, estaba a punto de distribuirse a diversos países sólo a través del DVD. En el caso de “Knock Knock”, con un argumento que no incluye escenas descarnadas logra proyectarse con apenas una clasificación de tipo B15. Pero no debieran confiar plenamente en ello. Pese a ser un thriller psicológico, algunas escenas son capaces de conmocionar al espectador.

Y en cuanto al reparto, para sorpresa de muchos, tenemos a Keanu Reeves en un papel que por primera vez parece transformarlo en un personaje vulnerable. Desde “Mátrix” hasta “Constantine” tenemos arraigado a este actor dentro de papeles que lo exaltan como héroe invencible. Recordemos incluso que el año pasado se estrenó “John Wick” y Keanu alcanzó a convertirse en un personaje indestructible de acción imparable. En “Knock Knock” lo bajan del cielo y lo meten al infierno para mostrar sus debilidades, su lado más humano y por supuesto, la vulnerabilidad que cualquier hombre tendría frente a tentaciones de este tipo. Un personaje realista, aunque lastimoso. Logra, cosa rara, empatía.

En cuanto al par de psicóticas, estelarizan, la modelo chilena Lorena Izzo quien de hecho es también la protagonista de la brutal “The Green Inferno” de Eli Roth y la actriz cubana, Ana de Armas que ya la habremos visto también en el film español de Antonio Trashorras “Blind Alley” en el 2011. Y que sin duda alguna, estas dos se llevan el mérito porque hacen un espléndido trabajo juntas. Mancuerna perfecta para quedar como uno de los personajes femeninos más perturbadores que se hayan plasmado en el cine de horror. Y así como lo mencioné, el paralelo femenino de un “Funny Games”.

Excelente thriller que vale la pena mirar con detenimiento pese a su escasa violencia gráfica, que no la necesita, porque lo hace estupendamente bien. Esperen la crítica a la aclamada “The Green Inferno” la siguiente semana.

Para México, la llegada de Eli Roth.

Héctor Jesús Cristino Lucas resulta un individuo poco sofisticado que atreve a llamarse “escritor” de cuentos torcidos y poemas absurdos. Amante de la literatura fantástica y de horror, cuyos maestros imprescindibles siempre han sido para él: Stephen King, Allan Poe, Clive Barker y Lovecraft. Desequilibrado en sus haberes existenciales quien no puede dejar (tras constantes rehabilitaciones) el amor casi parafílico que le tiene al séptimo arte. Alabando principalmente el rocambolesco género del terror en toda su enferma diversidad: gore, zombies, caníbales, vampiros, snuff, slashers y todo lo que falte. A su corta edad ha ido acumulando logros insignificantes como: Primer lugar en el noveno concurso de expresión literaria El joven y la mar, auspiciado por la Secretaría De Marina en el 2009, con su cuento: “Ojos ahogados, las estrellas brillan sobre el mar”. Y autor de los libros: Antología de un loco, tomo I y II publicados el 1° de Julio del 2011 en Acapulco Guerrero. Aún en venta en dicho Estado. Todas sus insanias pueden ser vistas en su sitio web oficial. http://www.lecturaoscura.jimdo.com

3 COMMENTS

  1. […] Luego de varias decepciones por parte de diversas cadenas de cines en nuestro país, que prometían traernos la desquiciada película de Roth a la cartelera comercial, he de decir, que a un año de retraso, ante problemas de toda índole y severas críticas en diversos foros o sitios web, es momento de hablar de estos caníbales. Esta nueva producción fue una película que los amantes del gore extremo anhelaban visionar tarde o temprano. Una película que se convirtió en una de las más esperadas en el género en esta última década. Con la firma de aquel padre orgulloso del Torture Porn, de quien ya hablamos en la crítica de su más película: “Knock Knock”. […]

Leave a Reply