En Izúcar, Tepeaca y Xicotepec los ediles más caros de Puebla

En Izúcar, Tepeaca y Xicotepec los ediles más caros de Puebla

port_Alcaldes

Ernesto Aroche Aguilar

@earoche

En Puebla los presidentes municipales le cuestan a la ciudadanía miles de pesos mensuales, sin que su estancia al frente de los municipios haya cambiado en algo la situación de pobreza de las comunidades que gobiernan. Son alcaldes que cuestan 20 veces más que autoridades de ciudades como Guadalajara, Tijuana, León o Ciudad Juárez, urbes que por su volumen poblacional son muy similares a la capital poblana.

Los munícipes de Izúcar de Matamoros, Manuel Madero González del PRD; de Tepeaca, David Huerta del PRI; y Xicotepec, Juan Carlos Valderrabano del PAN, encabezan el ranking de los alcaldes más caros de Puebla, pues les cuestan a sus gobernados entre 96 mil y 79 mil pesos mensuales por cada 100 mil habitantes, según se desprende de la información publicada en las páginas de transparencia de cada ayuntamiento, y en los datos poblaciones del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Y como se observa, las siglas partidistas no hacen diferencia alguna entre los servidores, pues en los tres primeros lugares del top 15 de alcaldes poblanos que más ganan, lo mismo hay perredistas, priístas o panistas, y en el listado también encontramos, unos peldaños más abajo, a un presidente municipal emanado de Movimiento Ciudadano.

En los tres municipios con el pago más alto a los ediles, el porcentaje de población en situación de pobreza supera la media estatal que en 2010 el Coneval cuantificó en 61.5 por ciento –aunque para el 2012 creció a 64.5 se toma como referencia la de 2010 pues en ese año los datos se tienen desagregados a nivel municipal–; Izúcar de Matamoros registra un 66.8 por ciento, Tepeaca un 73.2 y Xicotepec un 75.4 por ciento. Y si bien es cierto que no se tiene datos actualizados al 2015 para medir la eficiencia de los actuales ediles, también es cierto que el monto salarial no ha cambiado con respecto a administraciones anteriores.

Esto significa que tres de las poblaciones con niveles de pobreza altos, por encima de la media estatal, pagan los salarios más altos por habitante a sus alcaldes.

En cambio, en la ciudad de Puebla con un nivel de personas en situación de pobreza del 39.9 por ciento, es decir, por debajo de la media estatal, el pago por cada 100 mil habitantes –un indicador que permite comparar ciudades con diferentes niveles de población–, es de 5 mil 952 pesos, es decir que Antonio Gali Fayad es el alcalde poblano que menos le cuesta a sus gobernados.

Aunque en el comparativo con otras ciudades de densidad poblacional de entre 1 millón y 2 millones de personas, es decir cercanos a la densidad de la capital poblana, Gali Fayad se ubica en a la mitad de la tabla, superado en costo por los alcaldes de Zapopan, Jalisco; León, Guanajuato y Tijuana, Baja California; pero por encima de los alcaldes de Ecatepec y Ciudad Neza, Estado de México; Guadalajara, Jalisco; y Ciudad Juárez, Chihuahua.

En la media

En el top de los alcaldes poblanos más caros también se encuentran los de la zona conurbada de Puebla: San Andrés Cholula, el panista Leoncio Paisano, quien además ha sido repudiado por grandes grupos de la población que gobierna por el conflicto del parque intermunicipal; Cuautlancingo, Félix Casiano; y San Pedro Cholula, José Juan Espinosa; otro de los munícipes cuestionados por el parque intermunicipal y los terrenos expropiados alrededor de la pirámide. También hay que incluir ahí al alcalde de Tecamachalco, el ex diputado panista Inés Saturnino López Ponce.

En estos municipios el costo de presidente municipal por cada 100 mil habitantes está en la franja que va de los 74 mil a los 51 mil pesos mensuales.

A nivel intermedio se ubican los presidentes municipales de Atlixco, José Luis Galeazzi; Teziutlán, Antonio Vázquez Hernández; Zacatlán, Marcos Flores Morales; Huauchinango, Gabriel Alvarado Lorenzo; Texmelucan, Rafael Núñez; y Amozoc, José Cruz Sánchez Rojas; cuyos costo van de los 45 mil a 24 mil pesos.

Y en el nivel más bajo, además del alcalde capitalino Antonio Gali Fayad, se ubica la alcaldesa de Tehuacán, Ernestina Fernández Méndez, la única presidenta municipal entre los 15 municipios más grandes de Puebla, que cobra mensualmente a sus gobernados 16 mil 41 pesos por cada 100 mil habitantes.

Así el top de ediles poblanos

Municipio Alcalde Salario neto Costo por cada 100 mil hab.
Izúcar de Matamoros Manuel Madero González $70,000 $96,155
Tepeaca David Huerta Ruiz $65,000 $87,005
Xicotepec Juan Carlos Valderrabano $60,000 $79,364
San Andrés Cholula Leoncio Paisano $75,000 $74,672
Cuautlancingo Félix Casiano Tlahque $50,000 $63,168
Tecamachalco Inés Saturnino López Ponce $40,000 $55,888
San Pedro Cholula José Juan Espinosa Torres $61,509 $51,062
Atlixco José Luis Galeazzi Berra $57,968 $45,622
Teziutlán Edgar Antonio Vázquez Hernández $40,000 $43,362
Zacatlán Marcos Flores Morales $24,000 $31,456
Huauchinango Gabriel Alvarado Lorenzo $29,999 $30,689
San Martín Texmelucan José Rafael Núñez $42,000 $29,763
Amozoc José Cruz Sánchez Rojas $25,000 $24,761
Tehuacán Ernestina Fernández Méndez $44,100 $16,041
Puebla Antonio Gali Fayad $91,622 $5952

Nota: Para este comparativo sólo se tomó en cuenta a los ediles que están obligados por ley a hacer público el monto de sus percepciones salariales a través de la página de transparencia de los municipios que encabezan.

4 COMMENTS

  1. Aunque tu tabla presenta datos interesantes no puedes solo en base e este factor o criterio el decir que son los alcaldes mas caros ya que existen otros factores como los logros, las obras etc… en cuanto a los indices de pobreza que bueno que te toco vivir en puebla y hacer tu vida allá pero date una vuelta por la sierra y el hecho de que puebla presente menos indice de pobreza es en consecuencia por su ubicación geográfica y es una situación de atraso o adelanto en el caso de la capital poblana de muchos años atrás…no especifico de responsabilidad de las actuales administraciones.. es mi humilde opinión….para no generar falsos conceptos

    • Juan, de acuerdo con el diccionario de la Real Academia de Española, el adjetivo «caro» se refiera a: «De precio elevado», y «Dicho de cualquier cosa vendida, comprada u ofrecida: A un precio más alto que el de otra tomada como punto de referencia, la cual es más barata con relación a aquella». En ese sentido, «caro» en la nota se refiere justo a eso, a que se trata de los alcaldes que más cuestan a los ciudadanos que gobiernan, y para poder comparar el costo de un alcalde como el de Izúcar con el de la ciudad de Puebla se usó la tasa de 100 mil habitantes.

      Es decir, no entramos a valorar en el costo su efectividad como servidores públicos.

      Ahora, no perdemos de vista, basado en el indicador de pobreza que se trata de alcaldes que ganan miles de pesos cuando sus comunidades están sumidas en la pobreza.

      Saludos y gracias por el comentario

      • MI ESTIMADO ERNESTO AROCHE: En ese sentido del concepto de la palabra deja muy amplio el criterio de apreciación tan es así que se convierte en un JUICIO DE VALOR la palabra CARO y, propicia una inadecuada interpretación de la realidad o JUICIO DE EXISTENCIA, y da como resultado una critica infundada para el sueldo que perciba cualquier presidente municipal o funcionario donde desgraciadamente la ciudadanía entonces inducida por un comentario que para ti como escritor si existen los conceptos definidos y el alcance de la palabra CARO, no lo es así para el ciudadano que al dejarse llevar por el pre concepto limitado en su concepetualización hace juicios de valor incorrectos o correctos que al final generan conflicto repito sin fundamento en el o con el funcionario y en su labor como tal.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.