Una puesta en escena que retrata el conflicto de identidad trans

Una puesta en escena que retrata el conflicto de identidad trans

Foto: Marlene Martínez
Foto: Marlene Martínez
Ámbar Barrera

@Dra_Caos

El conflicto de la identidad transgénero o transexual es un tema complejo y, la mayoría de veces, lleno de matices que van del miedo, al dolor y al odio. Aunque también tiende a un estado de liberación. Ese es el tema que Eliza Sophia Dierdorf decidió compartir a través de un texto dramatúrgico. Ella es diseñadora y se define a sí misma como activista y escritora. Esta es la primera vez que enfoca uno de sus textos al terreno del teatro.

–La obra está centrada en el proceso de transición o de decisión de una chica trans que es casi fidedigno a lo que yo experimenté a lo largo de casi tres años –dice Sophia Dierdorf en entrevista para Lado B–, La obra se cuenta casi sola, pero hay que verla, la magia del teatro es que hay que estar ahí.

Bajo la dirección de Marco Polo Rodríguez, parte de la compañía Lenguas Prietas, “Prisionera”, el texto de Sophia Dierdof cobra vida en el formado del microteatro. Eliza Carrasco en el papel de Sofía e Isra Sosa en el papel de Jaime, son los actores en escena.

Foto: Marlene Martínez
Foto: Marlene Martínez

–¿Ya olvidaste que me regalaste esas zapatillas cuando conocí a Agnes? -le dice el personaje de Sofía a Jaime señalando unas zapatillas de altos tacones.

Inicialmente, Sophia Dierdorf no pensó en la obra como un homenaje a la activista Agnes Torres Hernández, pero en el camino fue adquiriendo ese tono.

Agnes 

Han pasado 3 años desde el asesinato de la activista Agnes Torres, que generó un fuerte movimiento de la comunidad LGBTTTI. La historia de la psicóloga y activista llegó incluso a otros países. Como resultado, el término “preferencias sexuales” fue agregado como un agravante de odio al Código Penal del estado y un año después, distintas ONGs presentaron ante el Congreso del Estado una iniciativa de Ley para el cambio de identidad para personas transexuales, la llamada Ley Agnes Torres. Sin embargo, todos esos avances y buenas voluntades se quedaron en papel, pues en marzo de este año, a 3 años del asesinato de Agnes Torres, la diputada Socorro Quezada declaró para algunos medios que la Legislatura no tiene la intención de discutir dicha iniciativa este año.

Aun así, actualmente la historia de Agnes forma parte primordial en la historia del movimiento LGBTTI en Puebla. Muchas personas jóvenes la identifican y la tienen presente como una figura que les ayudó a reconocer su verdadera identidad sexual, o como causa de su inmersión en el activismo.

–Escribí la obra pensando en mí, pero al momento de escribirla, me vinieron muchos recuerdos de cuando hablaba con Agnes, entonces se volvió parte de la obra y el texto, un homenaje mío a Agnes, porque sin ella yo no estaría aquí, no habría experimentado y no habría tomado la decisión que tomé para mi transición –dice Sophia Dierdorf.

Sophia trabajaba en una cafetería de la UDLAP cuando supo que Agnes Torres daría una plática sobre identidades trans en la universidad. Con la inquietud sobre su propia identidad, Sophia (quien en ese 2007 aún no se asumía como mujer trans) conoció a Agnes y comenzó a ir con ella a las asesorías psicológicas que ofrecía en Erósfera.

Foto: Marlene Martínez
Foto: Marlene Martínez

–El texto nos deja transmitir una serie de emociones que nadie espera cuando alguien se enfrenta a sus propios demonios, a quien es uno realmente y toma una decisión respecto a su vida –dice el director Marco Polo Rodríguez–, nos damos cuenta que muchas personas en este ciudad, en el pueblo más lejano, seguramente hay alguien que está sufriendo por la misma razón, prisionero de sí mismo. Entonces también es una manera de recordar a Agnes, como una figura en la que está inspirada la autora para tomar decisiones.

***

“Prisionera” se presenta en la 6ta temporada de Microteatro Puebla (8 norte 606), que en esta ocasión tiene por tema la diversidad. Las otras obras en cartelera son: El barbero de Sevilla y Londres, Sala de espera, Me duele que te vayas, y Happy. Todas las obras abordan el tema de la diversidad sexual, excepto Happy, que toca el tema de la diversidad cultural.

Las funciones empiezan a las 7:30 y terminan a las 10:30 todos los jueves, viernes y sábado. El donativo es de 60 pesos por obra o en combo de 150 pesos por 3 obras o 200 pesos por las 5 obras.

1 COMMENT

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.