Tres escenas: para el Congreso de Puebla los ciudadanos no existen
Los diputados que controla el grupo del gobernador Moreno Valle aprobaron los candados a las candidaturas independientes
Por Ernesto Aroche Aguilar @earoche
23 de agosto, 2015
Comparte
Ernesto Aroche Aguilar

@earoche

Escena 1. Exterior. Mañana.

Manuel Alberto Merlo Martínez, ex candidato independiente a diputado federal; Luis Soriano, uno de los poblanos inscritos en el mecanismo de protección a defensores de los derechos humanos y periodistas; Gabriel Hinojosa, ex presidente municipal de Puebla y dirigente del movimiento G2G, y otros líderes de organizaciones no gubernamentales que mantienen oposición al gobernador del estado como el Movimiento por la Alternativa Social (MAS) están afuera del Congreso del estado.

Llevan varios minutos tocando las puertas de madera del palacio morisco que es sede del Poder Legislativo en Puebla.

Adentro se discuten desde hace un par de días las reformas al Código de Instituciones y Procesos Electorales del Estado de Puebla (Coipe), una iniciativa que incluye una serie de candados que limitan la posibilidad real de que aspirantes a candidatos independientes puedan lograr el registro, como la obligación de obtener las firmas del 3 por ciento del padrón electoral, algo así como 130 mil firmas, en menos de 10 días y presentar físicamente a los ciudadanos interesados en dar el apoyo en los inmuebles del órgano electoral, distrital o municipal para llenar los formatos.

La puerta principal sólo se abrirá un momento durante toda la mañana. Pasados cuarenta minutos después de las diez una de las pesadas hojas de madera se mueve, detrás de ella cuatro trabajadores del Congreso informan que no se permitirá el ingreso a los ciudadanos apostados afuera. Como se oye decir entre los cerca de 50 ciudadanos que pugnan por entrar a entregar un documento en donde piden se detenga la aprobación de la reforma, y que el debate se abra a la ciudadanía: “la casa del pueblo está cerrada al pueblo”.

Foto: @castilloloyo

Foto: @castilloloyo

El ánimo se caldea, comienzan los empujones para entrar. Merlo al frente del grupo no sólo recibe el rechazo de los empleados del Congreso sino además algunos golpes en las costillas. Adentro los diputados siguen en la discusión de la reforma, sin apenas modificar nada. “Maquillaje cosmético” dirá horas después la diputada Socorro Quezada, primero a las grabadoras de los reporteros presentes y más tarde en tribuna. Ella será una de las 13 legisladoras y legisladores que votará en contra de los artículos que bloquean el posible acceso a las candidaturas independientes, pero eso será cuatro horas después, cuando el pleno del Congreso sea convocado para validar las iniciativas impulsadas por el gobierno del estado con el voto de los diputados del bloque que controla el mandatario poblano, Rafael Moreno Valle.

Por el momento, la entrada está bloqueada a los ciudadanos y los reclamos y exigencia para detener las modificaciones a ley sólo se escuchan en la calle. Los diputados de la comisión de Gobernación no escuchan a nadie.

***

Escena 2. Interior, sala de comisiones. Mediodía.

Merlo, Ricardo Jiménez del MAS y otros ciudadanos lograron entrar por la puerta trasera del palacio morisco. Aprovecharon que se abrió para dejar entrar a un par de reporteros e ingresaron tras de ellos. Es pasado mediodía y en la Comisión de Gobernación están por terminar el dictamen de la reforma al código electoral con cambios mínimos. El plazo para la obtención de firmas pasa de 10 a 20 días, los municipios que deben estar representados en esa recolección de firmas ya no serán tres cuartas partes y sino sólo dos tercios. Es decir, en lugar de involucrar a 162 municipios sólo deberán recolectarse firmas en 144, de los 217 en que se divide el estado.

–En la pasada elección federal tuve que reunir 6 mil firmas para obtener la candidatura a diputado federal, y tuve 60 días para hacerlo, una cifra así para quien quiera ser candidato a gobernador está lejos de ser alcanzable –dice Merlo.

No por nada se ha bautizado mediáticamente a la reforma como la “Ley Antibronco”.

Al fin la puerta se abre y salen los diputados de la comisión (minutos antes de eso se dejan escuchar aplausos al interior de la misma. ¿Qué aplauden?, se preguntan los reporteros. Nadie sabe la respuesta). El panista Víctor León Castañeda se dirige de inmediato a una sala y busca llevarse consigo a los inconformes, mientras Jorge Aguilar Chedraui responde las preguntas de los medios. Merlo no se mueve del lugar y se queda esperando para interpelar al líder de la bancada azul. Aguilar Chedradui alarga tanto como puede el tiempo de la entrevista. Al fin concluye.

Merlo se para frente a él y le pide que le responda ahí, frente a los medios por qué los dejaron fuera del Congreso y por qué la comisión de Gobernación no tomó en cuenta los planteamientos de los ciudadanos.

Aguilar Chedraui le dice que pase a la sala y que la reunión será a puerta cerrada y que para eso ya lo recibirá León Castañeda.

–Lo que vamos a tratar –responde Merlo— es un tema público y debe ser de manera pública. Le pregunto diputado, quién promovió esta iniciativa, sé que las siete fuerzas políticas (representadas en el Congreso) firmaron el documento, pero quién es el principal impulsor de esto. Sabemos también, y ustedes lo saben que la reducción de algunos de los requisitos para las candidaturas independientes no son suficientes, y lo probaremos cuando se promueva la acción de inconstitucionalidad.

–Hay un convenio firmado por siete fuerzas políticas, acabo de declararlo así ante los medios, para efectos prácticos, y que acabo de declarar y tú escuchaste, hay reducción de los requisitos concretamente hay ampliación de plazo para la recolección de firmas de 10 días a 20 días y tenemos una serie de requisitos adicionales, como reducir el plazo de renuncia (para militantes de partidos políticos) de tres años a uno solo. Estamos tomando en consideración básicamente las opiniones de las distintas bancadas…

–¿Y cuándo escuchan a la sociedad?

–… el dictamen fue aprobado recientemente y es todo lo que tengo que declarar por el momento. Muchas gracias

–Mi segundo planteamiento es: ¿Por qué no llamaron a un foro de debate público para escuchar tanto a la sociedad como a académicos e interesados en el tema?

–Ehhh recibimos tu documento, fue turnado a la comisión y fue analizado… Buenas tardes a todos, muy buen día.

Dicho lo cual el diputado se dio la vuelta y abandonó la sala, se fue sin atender más a los cuestionamientos.

Minutos después Merlo junto con Ricardo Jiménez y otros dirigentes de las organizaciones presentes entraron a otra de las salas, ahí los esperaba ya León Castañeda quien, palabras más palabras menos, les dijo que estaba ahí sólo para recibir los documentos, no para atender reclamos ni preguntas, ni mucho menos para comprometerse a nada pues él, dijo, se debe a sus electores, que no era ninguno de los presentes.

***

Escena 3. Interior, Salón del plenos. 3 de la tarde aproximadamente.

En el orden del día a discutirse en la sesión del pleno que fue convocada apenas una hora antes antes, y sólo están presentes 36 de 41 diputados, hay 11 puntos. Tres son de protocolo, otras seis son reformas que al gobernador le interesa que salgan: la ley orgánica municipal para que Antonio Gali Fayad pueda dejar la presidencia municipal sin tanto trámite y competir por la “minigubernatura”; la ley de transporte urbano para permitir la operación de la empresa Uber, y por supuesto la reforma al Coipe. El resto, dos, es trabajo de cajón de los legisladores.

La sesión inició sin la certeza de si abrirían las puertas al público o no, pues fue prácticamente de último minuto cuando se dejó ingresar a medios y ciudadanos a las gradas del salón de plenos, aunque para ese momento ya estaba lleno a la mitad por empleados del Congreso.

Y la sesión fluye prácticamente sin interrupción, la voz monótona del priista Sergio Céspedes Peregrina lee punto tras punto. Nadie interrumpe. Nadie debate en tribuna. El único momento en el que se detiene la lectura es cuando votan los legisladores desde la pantalla electrónica colocada en sus curules.

Y así llegamos al punto nueve, el de la polémica reforma que cierra en la práctica la posibilidad de participar a los ciudadanos si no es a través de los partidos políticos, y ahí, ya se sabe, lo que se privilegia son los intereses de los institutos políticos.

Sólo un orador se apunta al debate, es la perredista Socorro Quezada, y lo hace portando un pancarta que dice “No le den la espalda a los ciudadanos y a los indígenas” y desde ahí cuestiona que el Congreso local haya ignorado la exigencia ciudadana de eliminar los candados y pide que se reserven para una votación en lo particular los artículos 201 Bis, Ter y Quáter, es decir los artículos que inhiben de facto la participación. Y adelanta que votará a favor en lo general de la reforma, pues asegura que también tiene bondades y que no se trata sólo de decir lo malo o de decir lo bueno.

Del resto de los diputados, silencio, incluso de Franco Rodríguez, quien desde el inicio de la Legislatura se ostenta como diputado ciudadano a pesar de que está registrado en la bancada del PAN; o de Marco Rodríguez, quien a través de las redes sociales aseguró que haría todo lo posible para reducir a 1 por ciento el porcentaje de firmas de apoyo. Sobra decir que no lo hizo.

Y la votación llegó, 24 diputados de las bancadas afines a Moreno Valle: PAN, PRD, Compromiso por Puebla, Pacto Social de Integración e incluso PT –el diputado Mariano Hernández había asegurado minutos antes de la sesión que rechazaría la reforma, pero votó a favor de ella–, dieron su aprobación en lo general. El número se redujo a 23 cuando se votaron en lo particular los artículos del conflicto.

Foto: @BetoMerloMtz

Foto: @BetoMerloMtz

Pocos, muy pocos de los diputados presentes escucharon el reclamo, la mayoría como dijo en su pancarta la perredista “les dieron la espalda”. Y así Puebla se convirtió en la entidad con las condiciones más duras para los aspirantes a una candidatura independiente.

***

Tras conocerse la decisión de la mayoría del Congreso algunas voces de dirigentes partidistas, y legisladores se dejaron escuchar en la red de los 140 caracteres.

Pedro Kumamoto, el único diputado independiente en la nueva Legislatura federal que está por entrar en funciones dijo:

Por su parte el presidente del PAN en el estado, Rafael Micalco escribió en su cuenta de tuiter:

El aún senador por el PRD, Zoé Robledo dijo:

Por lo pronto, lo que se espera es que organizaciones no gubernamentales y ciudadanos interesados en las candidaturas independientes promuevan un amparo o busquen la manera de que se presente una acción de inconstitucionalidad.

Comparte
Ernesto Aroche Aguilar