Cierne impunidad en agresión a migrantes cubanas

Cierne impunidad en agresión a migrantes cubanas

MÉXICO, D.F., 16JULIO2015.- Integrantes de la comunidad cubana en México e integrantes de organizaciones sociales, se manifestaron frente a la embajada de Estados Unidos de Norteamerica en México, para exigir fin del bloqueo economico por parte de estados Unidos hacia la isla, por algunos minutos bloquearon la avenida paseo de la reforma. FOTO: SAÚL LÓPEZ /CUARTOSCURO.COM
Foto tomada de este sitio.
Angélica Jocelyn Soto Espinosa | Cimacnoticias

@Cimacnoticias

Las mujeres cubanas que fueron agredidas el pasado miércoles en la estación migratoria “Las Agujas”, en esta capital, ya fueron liberadas a fin de que no se investigue a profundidad la violencia y corrupción que padece la población migrante en reclusión, advirtieron activistas.

En conferencia de prensa hoy en esta ciudad, el padre Alejandro Solalinde –a cargo del albergue “Hermanos en el Camino”, en Ixtepec, Oaxaca–, junto con colaboradores y activistas, informó que este miércoles 29 de julio tuvo conocimiento de que dos mujeres cubanas habrían sido violentadas al interior de la estación migratoria “Las Agujas”, en la delegación Iztapalapa.

De acuerdo con una persona que pidió ayuda vía telefónica al albergue (y cuyo audio se reprodujo durante la conferencia), la noche del martes 28 de julio fueron llevadas tres mujeres de origen cubano a este centro de detención del Instituto Nacional de Migración (INM).

No obstante, al día siguiente (29 de julio) dos de ellas fueron notificadas de que serían deportadas a su país. Tras resistirse, una de ellas fue golpeada y arrastrada desnuda por un agente de seguridad hacia afuera de la regadera donde se estaba bañando.

La otra mujer presuntamente presenta un embarazo de siete meses y fue tratada con insultos frente al resto de las personas detenidas, algunas connacionales de ella.

Todo esto en presencia del director de la estación migratoria, Miguel Ángel Adam, y de una mujer que por la mañana se había identificado como parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), quien durante la agresión permaneció inmóvil, según la persona que dio su testimonio.

Alberto Donnis, integrante de “Hermanos en el Camino”, agregó que desde ese día el padre Solalinde esperó por tres horas afuera de la estación migratoria para hablar con las mujeres, pero nunca se le permitió el ingreso.

Al día siguiente de este hecho, las mujeres fueron trasladadas a un albergue en Huehuetoca, Estado de México, y hoy podrían ya estar en camino hacia Estados Unidos, señaló el activista, quien aseguró que una cuarta parte de la población cubana que llega a México son mujeres.

De acuerdo con Donnis, es una práctica frecuente del INM otorgar la “hoja de liberación” –documento migratorio que permite a la población cubana salir del país– a las personas migrantes provenientes de la isla caribeña que fueron víctimas de abusos a fin de evitar que denuncien la agresión, e impedir el desarrollo de las investigaciones.

Extorsión en estaciones migratorias

A propósito de esta situación, las y los activistas declararon que llevan registrados al menos 100 casos de abusos cometidos contra población cubana detenida en las estaciones migratorias de Chiapas, Veracruz y el Distrito Federal.

Principalmente, los agentes de seguridad –coludidos con directivos de los centros de detención– cometen extorsiones y violencia en contra de esta población migrante que teme regresar a su país, ya que una vez deportada se le despoja de todos sus ahorros.

Según han documentado organizaciones civiles desde hace dos años, la forma de delinquir de los agentes de migración es permitiendo a la población cubana una vez que llega a los centros de detención hacer una llamada a sus familiares en Estados Unidos.

No obstante, los agentes les dicen que la línea está ocupada y se quedan con el número del familiar; luego incomunican a las personas detenidas, y llaman a sus familiares para pedirles entre 3 mil y hasta 5 mil dólares.

Otra forma de extorsión es el cobro de hasta 10 mil dólares a cada persona migrante cubana a cambio de darle su “hoja de liberación”. Para asegurar este presunto fraude, el personal del INM no informa debidamente sobre las garantías que tiene esta población en México.

Las y los activistas señalaron que esta “red de corrupción” en el INM ha llevado a grupos civiles a presentar distintas denuncias y quejas ante la Procuraduría General de la República (PGR) y la CNDH, la cual, aseguraron, no ha investigado al respecto.

Omisiones de la CNDH

Donnis afirmó que ayer las y los activistas tuvieron una reunión con el presidente de la CNDH, Raúl González Pérez, y el visitador Edgar Consol, quienes mostraron desconocimiento y desinterés por resolver estas problemáticas.

Solalinde dijo que enumeró al ombudsman nacional las “graves omisiones” de la Quinta Visitaduría General de la CNDH ante la agresión y violaciones contra personas migrantes, las cuales ocurren con complicidad de directivos del INM.

La víspera, la CNDH emitió un comunicado para informar que está en curso una investigación por la agresión contra “un grupo” de mujeres cubanas en la estación migratoria de “Las Agujas” –la cual habría sido presenciada por personal de la Comisión–, y que continuaría acompañando a las víctimas para realizar las diligencias pertinentes.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.