Santos, el artista que representará a Puebla en Venecia
Su obra forma parte de la selección de arte contemporáneo más representativa del contexto mexicano elegida por la fundación Luciano Benetton
Por Ámbar Barrera @astrobruja_
27 de julio, 2015
Comparte
Obra de  Santos Cuatecontzi | Cortesía Colección Luciano Benetton

Obra de Santos Cuatecontzi 
Cortesía Colección Luciano Benetton

Ámbar Barrera

@Dra_Caos

–Trabajar en comunidad no sólo es mi trabajo, es mi vida.

Santos Cuatecontzi es artista y desde hace más de 7 años forma parte del Colectivo La 15, es docente de la UPAEP y dentro de poco una de sus obras será expuesta en Venecia y otros países como parte de la colección Luciano Benetton.

Tiene pelo largo, hasta al pecho y siempre lo lleva suelto. Al hablar de su obra se pone algo nervioso, ríe y da algunos pasos en su lugar antes de iniciar. Parece que no ha hablado de su proceso individual artístico desde hace algún tiempo ya.

–Creo que todo parte de la cuestión de lo colectivo. Desde que entré al Colectivo a La 15 tenía una inquietud por trabajar en grupo, trabajar problemáticas siendo parte de toda una serie de perspectivas y puntos de vista diferentes. Eso hace que por un lado tu proceso como individual, no se detiene, pero digamos que la parte colaborativa y colectiva ocupa un lugar muy importante dentro de las actividades que generas.

Santos desconoce los criterios exactos para la selección de artistas que expondrán en Venecia. La noticia de su participación le llegó de sorpresa. Sin embargo, es muy probable que uno de los criterios para elegirlos fuera la inmersión de los artistas en proyectos colectivos y de gestión cultural, pues todos tienen eso en común.

Para Santos, desde hace mucho vivir de manera más comprometida en colectivo lo hizo darse cuenta del contexto en el que vivía, y comprendió que la idea del artista recluido en su taller era un escenario, aunque real, incompleto. O al menos para él no era suficiente. Comprendió que era igual de importante recorrer las calles y saber muchas cosas que desde lo individual sería muy difícil de descubrir.

–Al formar parte de un grupo formas parte de toda una serie de puntos de vista y eso también hace que veas tu proceso individual como algo influido por muchos otros puntos de vista.

En el caso de la obra que se presentará en Venecia, sucedió justo así. La parte colectiva y el diálogo con sus amigos contribuyo a la producción de sus obras. También lo influyeron maestros, niños, alumnos… hasta el punto que ha dejado de ver a las obras como suyas solamente, y ahora también reconoce la contribución de los demás.

Además está también su pasión por el dibujo. Santos considera que él pinta con grafito.

Obra de Leo Marz | Cortesía Colección Luciano Benetton

Obra de Leo Marz 
Cortesía Colección Luciano Benetton

Sobre la exposición en Venecia

La fundación Luciano Benetton y su proyecto Imago Mundi Art, que busca generar una colección de arte a manera de memoria colectiva artística en todo el mundo (a la fecha tiene más de 10 mil obras provenientes de más de 80 países), decidió realizar en esta ocasión una selección de la obra contemporánea más representativa del contexto mexicano.

A la fundación le interesó saber qué estaba pasando en la escena artística de México con artistas menores de 40 años, para lo que llamaron a la curadora Adriana Ramonetti, que a su vez consiguió un comité curatorial formado por otros 3 curadores: Octavio Aledaño, Iñaqui Herranz y Bárbara Perea.

Dicho comité realizó una investigación exhaustiva para delimitar y reflexionar quiénes podrían estar en esa exposición. Así fue la selección, fueron a algunos estudios y siguieron referencias, además de realizar largas entrevistas, hasta que decidieron a quién llamaban para conformar la propuesta.

–Lo que ellos buscan es generar una muestra incluyente en donde participen artistas no sólo consagrados, sino gente trabajando en diferentes escenas en diferentes lados del país. Y en ese sentido, es una muestra que trata de abordar muchos puntos de vista y gracias a eso se da una radiografía o una panorámica muy especial de lo que es generar arte contemporáneo en México, tomando en cuenta las situaciones que el país va enfrentando y se va reflejando sobre la obra.

El título de la muestra es El futuro no está escrito y hace referencia a que es incierto el futuro, esa delimitación no está dada y puede cambiar, pueden pasar muchas cosas en el camino. Lo mismo pasa con la situación del país, desde las perspectivas más oscuras hasta las más optimistas.

El futuro no está escrito se presenta a finales de agosto en una galería de Venecia como parte de la Fondazione Cini y posteriormente se moverá para exponerse en otros países, incluido México, en donde la muestra llegará el próximo año a ciudades como Guadalajara, Monterrey, Jalapa y el Distrito Federal.

También se armó un catálogo que se presentará a finales de septiembre en México, el cual busca celebrar el ámbito de la gestión cultural, pues armaron la totalidad del catálogo trabajando y comunicándose en conjunto a todos los artistas que participaron en la selección.

–Es entonces un proceso que concluye en el sentido de los resultados pero que abre una amplia gama de posibilidades a futuro con esos artistas que están ahí.

Muchos de los artistas seleccionados también están insertos en colectivos donde trabajan de manera horizontal con otros grupos. Eso para Santos es una oportunidad de generar nuevos lazos para la producción y difusión de arte en el país.

Obra de Edith Medina Cortesía Colección Luciano Benetton

Obra de Edith Medina
Cortesía Colección Luciano Benetton

La Calma Chicha

La obra de Santos realizada para El futuro no está escrito, forma parte de una serie llamada La Calma Chicha y tiene que ver con la calle, el collage, y la mezcla de opiniones y regurgitaciones. Es un documento gráfico sobre una situación particular, nutrido además con el diálogo con los demás.

Esta serie comenzó a producirse desde el año pasado, cuando Santos decidió era hora de concluirla y sacarla a la luz. El proyecto se llama Calma Chicha porque habla de un momento de incertidumbre, la ausencia de algo perdido o el preámbulo a una sorpresa, y nunca se sabe hacia dónde va la situación.

La obra en sí, relata una serie de interrogantes sobre cómo se afrontar la vida. Para esta muestra creó la obra de manera exprofeso, aunque se inserta en el mismo proyecto de Calma Chicha.

–Utilicé publicidad y flayers de los que ofrecen en la calle para trabajo, servicios de videntes… y lo conjugué con el lenguaje gráfico, con un personaje que está ahí fumando un cigarrillo, y todo es realizado con grafito.

El formato que le pidieron a los artistas fue de 12 x 12 centímetros, aunque también tuvieron la oportunidad de ponerse creativos, llevando las medidas a lo tridimensional, desbordando el espacio, o como Santos, pensando cuidadosamente la manera de aprovechar el espacio.

Además, Santos recuerda cómo amigos, alumnos y otras personas se dedicaron a juntar flyers y publicidad para ayudarle. Algunos sabían para qué era, otros no, pero cada quien hizo una selección particular.

–Me di cuenta que el proceso también se iba nutriendo del punto de vista de los otros. Hubo algunos que buscaron específicamente flyers de quienes ofrecían predecir el futuro. Incluso me decían qué elementos podían ser interesantes y me daban sus razones.

Santos ha clasificado todo ese material y lo ha guardado esperando el momento en que la propia obra, como él dice, le pida salir. Mientras tanto, su obra Calma Chicha No. 4 ya está lista para presentarse en Venecia y agregarse como la primera y única obra de un artista poblano en la colección Benetton.

Comparte
Ámbar Barrera
Periodista, comunicóloga, fotógrafa, feminista y amante del arte.