Jours de Papier: Una historia de amor geek y bagels de salmón
La tira que se distribuye exclusivamente a través de las redes sociales les cambió la vida a Tania y Esteban
Por Ámbar Barrera @astrobruja_
04 de junio, 2015
Comparte
11030644_816624171745704_2592163904749029162_n

Jours de Papier. Viñeta tomada de la Fan Page de Tania y Esteban.

Ámbar Barrera

@Dra_Caos

Tania Camacho parece tímida y callada, aunque no lo es. Basta comprobarlo cuando empieza a hablar. Su tono siempre es bajo y su humor espontáneo y algo infantil, natural. Usa ropa cómoda y el pelo le escapa libre y sin preocupación de su coleta. Usa lentes y deja asomar un tatuaje bajo la sudadera arremangada. Es zurda.

Lo que siempre le gustó a Tania era hacer muñequitos. Eso la llevó a estudiar una carrera técnica de animación tradicional en Montreal, Canadá, donde vivió unos 15 años con su madre. Al terminar regresó a México y trabajó un tiempo para el Chavo animado, lo que la dejó frustrada porque no la dejaban crear nuevos personajes ni animar como ella quería, no podía dejar fluir su creatividad.

Su madre la invitó a estudiar la universidad de regreso en Canadá y ella aceptó, aunque terminó abandonándola porque no era nada buena programando y así, de un día para otro, voló de regreso a México para empezar a trabajar en el proyecto de un web comic con un amigo.

TANIA (T): Este amigo me dijo: “necesito que empieces mañana, así que compra tu boleto de avión y nos vemos mañana” y dije, bueno, si, ¡al demonio todo! Llegué ese día y me dijo: “y bueno ¿dónde vas a vivir o qué? Y yo “Ah, ah, no tengo casa…” Mi papá vivía hasta Toluca. –Cuenta en una plática que dio en Prófetica el pasado 29 de mayo.

Eso respondería a la pregunta: ¿Es Tania igual a su personaje en Jours de Papier? Pues sí, bastante cerca. Aunque en la tira se le puede reconocer con una personalidad más intensa y enojona, cuando en persona parece más bien tierna y sumamente despreocupada y relajada.

Ella habla bajito pero su intensidad se asoma en sus ademanes, como si ella misma fuera uno de esos personajes de anime japonés que son serios pero tienen muchos sentimientos internos. Ella pone sus manos en la cabeza y se encoge un poco cuando dice que no tiene casa. Entonces comienza a hablar de sus padres, que se separaron y por eso uno está en Montreal y otro en Toluca. De pronto se queda callada un segundo, suspira y pone una de sus manos en la cintura.

T: Ay, se me fue la onda muy cañón… pero ahora les hablaré de mi padre…

Todos ríen y Esteban, su pareja, sale en su defensa.

Foto: Ámbar Barrera

Foto: Ámbar Barrera

A Esteban Martínez no falta quien quiere comprobar si sus nalgas son tan sensuales como siempre lo dice Tania en las tiras. Él es mucho más parecido a su dibujo: grandes ojos, sin pelo, barba de tres días y panzón. Sin embargo, la personalidad de Esteban en dibujo se muestra dulce, con las reacciones siempre de un niño y sin duda, el más gracioso en la pareja, mientras que en persona, Esteban tiene una voz gruesa y profunda, que bien podría ser de algún locutor en un programa de esos donde se leen poemas o cuentos de terror. Sus palabras buscan ser más acertadas, de tono serio y se encarga de enfocar a Tania cuando a ella se le va el avión.

E: Entonces te quedaste a vivir con ese amigo…

T: Ah sí, lo siento, lo siento –dice y se sacude un poco para despabilarse y continuar contando cómo conoció a Esteban y cómo después crearon Jours de Papier (a finales de 2012), la tira cómica que se volvió viral en Facebook y que tiene ahora casi 300 mil seguidores, muchos de los cuales, abarrotaron Profética y la Biblioteca Central de la BUAP para conocerlos durante el 3er Encuentro de Autores de Comic en Puebla.

Una historia de amor geek

Días después que Tania empezó a vivir con ese amigo para trabajar en su proyecto, a su casa llegaron unos tipos súper raros hablando de trolls, duendes y tirar dados. Iban a jugar un juego de rol, de esos donde cada quien actúa a ser un personaje dentro de un mundo de ficción y se mueven en un tablero parecido a calabozos y dragones. Uno de esos hombres geeks, llamó la atención a Tania por sus “pompitas sensualonas” y su acento español.

T: Yo le dije a mi amigo: “oye, ese hombre pelón está muy guapo, quiero hablar con él, quiero ligármelo por Internet porque me da pena ligármelo en vivo».

Ese día no cruzaron más de 15 palabras. Dos semanas después, cuando Tania ya lo había estado stalkeando por Facebook, agregó a Esteban y comenzó a escribirle, hasta que Esteban se animó a invitarla a salir.

T: Un día pasó por mí al trabajo y yo no lo había visto desde el día que lo conocí ni había hablado con él en persona, entonces cuando lo vi cruzando la calle y me dijo: “hola ¿cómo estás?” yo me quedé de: “¿Qué? ¿no eras español?” Resulta que había hablado así ese día porque su personaje era español, pero Esteban en realidad es mexicano. Salimos y fuimos a comer bagels de salmón con cebolla, cosa que no es una buena idea para una primera cita. Y luego fuimos a su casa a ver una película. Me dijo “tengo una película”, y yo dije “podemos ir a verla a tu casa” (pone ojos de malicia).

E: Si, caí recóndito

T: Y bueno, el chiste es que casi desde ese día empezamos a andar y luego unos días después me fui a su casa, no porque estuviera cerca de mi trabajo sino porque era amor… (Sonríe entre burlona y sincera y lo mira).

Jours de Papier nació de una libreta que Tania le regaló a Esteban. En ella, él escribía y Tania dibujaba. Regularmente eran relatos de su vida diaria.

T: Un día yo la llevé a mi trabajo (la libreta), con el jefe que era amigo de Esteban y empezó a ver y fue así como de “¡ja! ¡Son unos perdedores! ¡pero está genial! Pónganlo en internet y eso hará que todos nos burlamos de ustedes todo el tiempo”. Y dijimos, bueno, está bien, total, no perdemos nada e igual y si está chistoso y a nuestros amigos les entretiene.

Le pusieron Jours de Papier (diarios de papel, en francés) porque la idea inicial era hacer los dibujos, recortarlos, colocarlos en algún escenario real, tomar una foto y editarla con los diálogos después. Descartaron ese plan después de comprobar que sería muy complicado, sin embargo, ya habían comprado el dominio y decidieron dejar el nombre porque también guarda una relación con Tania y su vida en Canadá.

Subieron la primera viñeta el 29 de octubre de 2012 y a los pocos días ya tenían unos 30 likes. Estaban emocionados. Por esos mismos días visitaron el Festo Comics, una famosa convención de comics y se sintieron motivados a participar el próximo año con un stand y cosas para vender.

La primera viñeta (https://www.facebook.com/JoursDePapier)

La primera viñeta, tomada de facebook.com/JoursDePapier

A un mes, ya habían llegado a los 2 mil likes. El proyecto crecía rápidamente sin que la pareja se diera cuenta de lo que podía significar. Para Marzo de 2013 se involucraron en otro proyecto de web comic con el creador de Betinorama y juntos planearon ir a la Mole (otra famosa convención de anime y comics), fue ahí cuando se plantearon la idea de sacar un libro. Ya tenían unos 30 mil seguidores para entonces.

“Esto lo puedo hacer yo”

Tania y Esteban buscaron un editor que les ayudará con la idea del libro, pensando en que tenía que ofrecer algo que ellos no pudieran realizar. El chico al que contactaron les ofreció que una vez que estuviera el libro, haría una presentación en un café.

T: ¡Wow, qué increíble! –dice con sarcasmo– Entonces Esteban dijo, “yo puedo hacer eso”.

Ellos no sabían nada de edición, nada sobre la producción de un libro, no sabían ni siquiera que era un DPI. Fueron 2 meses de sufrimiento y aprendizaje para sacar el libro, además de incluir una deuda con sus padres, aunque en la Mole, vendieron lo suficiente para liquidarla. Fueron cientos de personas las que los buscaron ese día y compraron el libro.

Desde entonces, Esteban dejó su trabajo y comenzó a dedicarse de lleno como editor, productor y relacionista público para Jours de Papier. Un cambio algo radical pero nada a lo que no estuviera acostumbrado, después de pasar de ser chef nutriólogo a programador de computadoras.

A mediados de 2014, robaron la casa de Tania y Esteban. Se llevaron la computadora y la tableta digital donde dibujaba Tania. Entonces se les ocurrió, no con muchas esperanzas, entrar en una página de crowdfunding (campañas donde la gente dona dinero a un proyecto a cambio de recompensas de manera segura) buscando apoyo para juntar 13 mil pesos y comprar una computadora nueva.

A las dos horas de empezar el recaudo, ya habían alcanzado la meta. Nunca imaginaron esa respuesta. Se dieron cuenta que sus seguidores confiaban en ellos y realmente les gustaba lo que hacían. Al final, superaron en más de 200% su objetivo, por lo que se decidieron a sacar el segundo libro y planear el tercero con lo que habían juntado.

Hace un mes acudieron de nuevo a la página de crowdfunding, esta vez con una meta más alta (34 mil pesos) para reimprimir sus 3 libros que se agotaron rapidísimo, especialmente cuando la librería Gandhi los contactó para distribuir su libro por todo el país.

Al igual que la primera vez, superaron la meta en más de un 300% por lo que Tania, en un ataque de generosidad, ofreció como recompensa a las 871 personas que donaron, hacerles un video personalizado. Esteban comenta esto con un poco de pesadez, pensando que aunque les pone muy feliz el alcance de su proyecto y de cariño de sus fans, será una tarea maratónica realizar y editar más de 800 videos personalizados.

Su visita a Puebla

Jours de Papier se presentó en Puebla el 29 y 30 de mayo en el marco del 3er encuentro del comic. A cada lugar que fueron, la gente hacía largas colas para conocerlos y obtener fotos, autógrafos y sus productos (postales, separadores, stickers, libretas…).

[pull_quote_left]En el fondo no somos nosotros, es un monito dibujado en Facebook, pero como está basado en nosotros y se parece en nosotros, la gente dice, «son ellos, los conozco y son mis cuates porque me están contando su historia personal desde hace 2 años”, así es como hay un mayor acercamiento con ellos[/pull_quote_left]

T: A partir de Jours creo que me he hecho mejor persona, creo que cuando vives en tu casa, haces tus cosas y vives más desconectado, al conocer a mucha gente como muy linda, amable, que luego llegan y te regalan cosas y se portan siempre como súper chidos contigo… no sé, te hace ver que la gente es muy cool y yo antes pude ser menos amable con las personas, pero te vas dando cuenta que tienes que ser lindo con todos. Y tal vez Esteban se ha hecho más generoso porque antes era más agarrado y ahora ya hasta regala cosas.

En cada viaje buscan llenar sus maletas con la mayor cantidad posible de productos, sin embargo, para antes de las 8pm del 29 de mayo, ya no tenían más que algunas postales. Tuvieron que regresar al D.F. después de su plática en Profética para poder ofrecer cosas al otro día en la Biblioteca Central de la BUAP.

E: Digo, en el fondo no somos nosotros, es un monito dibujado en Facebook, pero como está basado en nosotros y se parece en nosotros, la gente dice, «son ellos, los conozco y son mis cuates porque me están contando su historia personal desde hace 2 años”, así es como hay un mayor acercamiento con ellos.

Unos chicos le regalaron a Tania una cazuelita con dulces típicos de Puebla. “¿Tienen hambre? ¿Han comido mole? ¿cemitas?” les preguntan los fans. No, no han tenido tiempo de nada. Entonces los chicos van a comprarles cosas. Unos les traen churros, otros, unas chalupas.

Tania come, expresa lo rico que está y lo buena onda que son en llevar todos esos regalos, se sacude las manos y sigue firmando y dibujando, tomándose su tiempo con cada uno hasta para entablar una pequeña charla.

T: Fans from heaven hay muchos, muchos, muchos… siempre es muy chistoso cuando vienen personas y nos dicen “si, a mí me pasó esta tira” y se acuerdan exactamente de los diálogos y eso está padre. A veces nos llegan muchos regalos y qué buena onda, porque no tienen que llevarnos cosas, entonces eso es muy lindo. Fans from hell no tenemos. Creo que la gente que nos lee es muy tranquila, si no les gusta simplemente no lo ven y ya. Solo hay quien a veces me escribe así de “hola ¿cómo estás? Oye, te amo” (en un tono pervertido). Y yo así de, “ok amigo, bye”. Pero eso es lo más.

E: De repente hay gente que va y se queda con nosotros. Se queda ahí horas y horas y horas y tú eres así como de “oye, también nos gusta estar con ustedes pero hay más gente con la que quiero platicar”. Y que de repente se queden mucho tiempo siempre es como chistoso.

Foto: Ámbar Barrera

Foto: Ámbar Barrera

Al otro día, en la Biblioteca Central, en cuanto llegaron se formó una cola de al menos 30 personas que en ningún momento disminuyó. Algunos ya los habían visto el día anterior pero regresaron por otro separador y por otra firma. Los mismos chicos que les regalaron las chalupas estaban ahí, y al enterarse que seguían sin conocer las cemitas, se fueron al Carmen por unas. Otras personas les regalaron dibujos y unos peluches personalizados. Una hora después llegaron las cemitas.

Cuando Tania se enteró que ahí cerca estaba el creador de Muerte Querida, dejó su stand emocionada para ir a saludarlo y comprarle un póster.

T: La tira no ha cambiado casa nada desde el principio, cosa que es buena para el proyecto pero no es muy buena para mí como dibujante, porque yo soy la que se estanca un poco, pero por lo mismo, en septiembre que nos vamos a liberar un poquito, vamos a empezar otro proyecto con otro estilo de dibujo, otro estilo de narrativa, también a través de redes sociales pero totalmente diferente y yo creo que eso me va a ayudar a mí a poder trabajar en diferentes cosas y así,  mejorar como dibujante.

Entre los proyectos a futuro, además del cuarto libro de Jours de Papier que saldrá en febrero de 2016 y este nuevo web comic que esperan vea la luz en noviembre de este año, tienen muchas otras ideas como hacer una novela gráfica, cuentos de terror y un libro para niños.

También tienen la idea de hacer una versión animada de Jours de Papier y traducir sus tiras al inglés y tal vez a francés.

De forma paralela, a Tania y Esteban los han buscado varias empresas para realizar los guiones y diseños para caricaturas de sus productos porque confían en su sentido del humor.

T: Hemos conseguido muchos trabajos. Ya no son de una señora que conozco que me dijo que le dijera y que te dice “ay ¿cuánto es lo menos?” Ya son empresas grandes que tú les dices que quieres x cantidad  y dicen “ah, está bien, toma”. Y tú así de: ¿qué? ¿Aceptaron?

E: Por proyectos no paramos, lo que nos falta es tiempo.

Jours de Papier es un ejemplo del futuro del web comic y el Do It Yourself (Hazlo tú mismo) para la producción y el éxito de un proyecto. En un futuro, Tania y Esteban opinan que habrá una amplia oferta de proyectos como el de ellos y que la industria editorial tendrá que adaptarse a esa nueva ola.

Comparte
Ámbar Barrera
Periodista, comunicóloga, fotógrafa, feminista y amante del arte.