Desarrollan robots que pueden aprender con el mismo método con el que aprenden los niños
Por sus características técnicas y de innovación tecnológica, poseen muchas más aplicaciones que los robots industriales comunes
Por Lado B @ladobemx
04 de junio, 2015
Comparte
Brazo-rob´tov
Lado B

@ladobemx

Un robot manipulador, capaz de comprender, aprender y reproducir movimientos tal y como lo hace un niño cuando imita una rutina, pero con mayor precisión y rapidez, es hoy una realidad gracias a científicos del Laboratorio de Robótica de la Facultad de Ciencias de la Electrónica (FCE) de la BUAP, quienes desde 1998 han desarrollado prototipos robóticos manipuladores de transmisión, con tales características.

Se trata del primero en el área de robótica que se desarrolla y produce en México, con gran potencial de comercialización, que ubica a la BUAP como una institución pionera en materia de brazos-robots manipuladores, diseñados con teoría y tecnología nacional.

La programación activa es una de las prestaciones más importante de las plataformas propuestas por los investigadores de la BUAP, quienes dotaron a esta infraestructura de dos maneras de funcionar: el robot puede programarse activamente en modo de autoaprendizaje (por medio de la mano se realiza un guiado pasivo del robot, así como cuando se le enseña a un niño a realizar determinados movimientos); y en modo automático el robot reproduce fielmente toda la secuencia enseñada, con la misma presión y trayectoria.

Esto abre un gran espectro de aplicaciones, ya que aun sin conocimientos básicos en robótica, cualquier persona puede programar el robot en forma simple y natural, lo cual es una novedad de este prototipo, hoy en vías de obtener su patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

Fernando Reyes Cortés, académico de la FCE-BUAP y miembro del equipo de desarrolladores, destacó que la Máxima Casa de Estudios en Puebla se ubica como una institución pionera en brazos-robots manipuladores, desarrollados y producidos a partir de teoría y tecnología nacional, debido a las múltiples bondades que este tipo de prototipos robóticos tiene, así como a su innovación tecnológica, que los distingue de robots industriales.

De entre sus múltiples aplicaciones, sobresale la plataforma robótica para asistencia a personas con capacidades diferentes, ya que estos prototipos son accesibles para tratamientos fisioterapéuticos en hospitales, clínicas de rehabilitación e incluso hogares.

Este proyecto es ideal para impulsar estrategias comerciales y ofrecer planes accesibles de adquisición, pues es un robot de bajo costo que no requiere mantenimiento y es de muy fácil instalación para la atención de pacientes y personas de la tercera edad, que no sean autosuficientes, por ejemplo.

Actualmente, este robot en particular se encuentra en fase de escalamiento industrial por medio de la convocatoria Fondo Sectorial de Innovación. Secretaría de Economía-Conacyt (FINNOVA).

Este prototipo forma parte de la infraestructura robótica de la BUAP, única en su tipo en el país pues ha sido clave para la obtención de acreditaciones de los evaluadores del Consejo de Acreditación de la Enseñanza de la Ingeniería, para las carreras de Licenciatura en Electrónica e Ingeniería Mecatrónica, así como la evaluación de la Maestría en Ciencias de la Electrónica, Opción en Automatización, por parte del Programa Nacional de Posgrados de Calidad del Conacyt.

Robots que aprenden como niños

La infraestructura del Laboratorio de Robótica de la FCE de la BUAP se compone de seis robots manipuladores con tres grados de libertad, con tecnología de transmisión directa. La construcción y maquinado, el diseño y modelo dinámico, así como el control y la programación de cada robot, son tareas realizadas por alumnos y tesistas de la BUAP y los investigadores que conforman el Cuerpo Académico Consolidado de Robótica y Control, Aurora Vargas Treviño, Amparo Palomino Merino, Olga Félix Beltrán, Sergio Vergara Limón, Jaime Cid Monjaraz y Fernando Reyes Cortés.

Debido a las características tecnológicas con las que cuenta la infraestructura robótica, es ideal para llevar a cabo investigación científica en robótica, mecatrónica, control y automatización de procesos.

Posee una amplia gama de aplicaciones, que van desde las tradicionales que se realizan en la industria tales como traslado, estibado, almacenado y pintado de objetos, incluso diversas técnicas de teleoperación, así como en algunas aplicaciones innovadoras para el sector salud, como asistencia personalizada a sujetos con capacidades diferentes y fisioterapia.

Las múltiples aplicaciones se derivan del diseño de interfaz (la comunicación entre usuario y máquina), el cual permite que se manifieste de forma simple y sencilla, así como la interacción entre personas. En el caso de los robots industriales, la interfaz depende de un dispositivo denominado Teach Pendal, que para funcionar requiere de instrucciones de programación complejas y especializadas. Es decir, exige que el usuario posea conocimientos avanzados en programación, matemáticas y control.

A diferencia de los robots diseñados por los especialistas de la BUAP, con los industriales el proceso de “enseñanza” de un robot requiere de mucho tiempo y esfuerzo por parte de los usuarios –quienes se encargan de “entrenar” o programarlo-, y en muchos casos de cursos de capacitación especializados de ecuaciones, instrucciones y coordenadas.

Otra de las diferencias significativas es la arquitectura. Mientras que los comunes utilizados en la industria realizan tareas muy particulares, pues requieren de mucho esfuerzo para programar rutinas nuevas, la plataforma robótica de la FCE-BUAP se caracteriza por poseer una arquitectura abierta que permite la fácil automatización de una amplia gama de procesos: rutinas que no tienen límite de tiempo, ya que los robots pueden almacenar y guardar un gran número de rutinas para ser ejecutadas cuando se requiera.

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx