Presume RMV inversión millonaria inexistente para programa educativo

Presume RMV inversión millonaria inexistente para programa educativo

Las cámaras de TV Azteca y los boletines del gobierno del estado recogieron la voz de Rafael Moreno Valle anunciando que se destinarán 3.2 millones de pesos a un programa impulsado por TV Azteca en escuelas multigrados, pero de esos recursos no hay rastro, la SEP no sabe nada, en las escuelas presuntamente beneficiadas, tampoco.

Escuela_RMV_Salinas
Tomada de comunicacionsocial.puebla.gob.mx
Josué Cantorán

@josuedcv

El 17 de febrero de 2014, al poner en marcha el programa piloto de “Escuela Nueva” en Xomiaco, una pequeña población rural del municipio serrano de Tlatlauquitepec, el gobernador Rafael Moreno Valle presumió que dicho proyecto, que se ampliaría a 50 centros educativos para dicho ciclo escolar, contaría con una inversión estatal de 3.2 millones de pesos.

Así lo consignan no sólo las notas periodísticas que dieron cobertura al evento de arranque, sino también el boletín oficial emitido entonces por el gobierno del estado. Esos 3 millones 200 mil pesos, sin embargo, no forman parte de inversión especial alguna, según informó la propia Secretaría de Educación Pública estatal en respuesta a una solicitud de información.

El 2 de febrero de este año, Lado B preguntó a la SEP, mediante la plataforma de Infomex, “cuánto dinero se ha invertido en el programa y en qué se ha aplicado esa inversión”. La respuesta de la dependencia estatal, que se dio sólo hasta el último momento de los plazos legales (folio 00033415), fue la siguiente:

“Se informa que las escuelas no reciben apoyos económicos por la implementación del programa, toda vez que su operación académica es realizada por la Secretaria de Educación del Estado de Puebla”.

Ante la ambigüedad de esta información, se realizaron nuevas solicitudes de información a la Oficina de la Gubernatura, a la Secretaría de Finanzas y Administración y de nueva cuenta a la SEP (folios 00097615, 00097515 y 00097415, respectivamente), con la siguiente petición:

Es conveniente hacer de su conocimiento que por lo que concierne a la Secretaría de Educación Pública del Estado de Puebla, no se destina ningún apoyo económico a las escuelas por la implementación del Programa de Aprendizaje Multigrado, también llamado Escuela Nueva, toda vez que su operación académica es realizada por personal de esta Dependencia

“Solicito se me informe de forma DESGLOSADA en qué fueron gastados los 3.2 millones de pesos destinados al programa educativo ‘Escuela Nueva’ a los que hace referencia el boletín del gobierno estatal que se encuentra en el siguiente link (…)”.

Las primeras dos dependencias del gobierno estatal orientaron la solicitud a la SEP al ser de su competencia, y esta última, pese a que se tomó de nueva cuenta un mes completo para responder, utilizando el plazo máximo que marca la Ley de Transparencia, volvió a informar en el mismo sentido:

“Es conveniente hacer de su conocimiento que por lo que concierne a la Secretaría de Educación Pública del Estado de Puebla, no se destina ningún apoyo económico a las escuelas por la implementación del Programa de Aprendizaje Multigrado, también llamado Escuela Nueva, toda vez que su operación académica es realizada por personal de esta Dependencia. Sin embargo, es importante señalar que dicho Programa tiene un esquema de financiamiento con recursos de ‘Fundación Azteca’ y dado el origen de los mismos, esta Secretaría no está en posibilidad de proporcionar la información que usted solicita (sic)”.

Cabe señalar que, pese a que se sabe desde el inicio que la implementación de dicho programa piloto, ideado en Colombia para escuelas rurales multigrado, cuenta con la participación financiera de Fundación Azteca, los 3.2 millones de pesos de los que habló Moreno Valle Rosas en dicho evento están consignados en el boletín oficial como “una inversión estatal”.

Proyecto promovido por Fundación Azteca

Fue desde octubre de 2012 cuando se dio a conocer que el gobierno del estado de Puebla implementaría como piloto el programa “Escuela Nueva” en 20 escuelas primarias del estado. En aquel momento, el entonces secretario de Educación Pública, Luis Maldonado, quien después fuera secretario general de Gobierno y ahora candidato plurinominal a diputado federal bajo las siglas del PRD, destacó que se utilizarían herramientas que ya han tenido éxito en otros lugares para mejorar la experiencia educativa en el estado.

Escuela Héroes de Chapultepec, donde se puso en marcha el programa y se anunció la inversión millonaria de la que hoy no hay huella. Foto: Marlene Martínez
Escuela Héroes de Chapultepec, donde se puso en marcha el programa y se anunció la inversión millonaria de la que hoy no hay huella. Foto: Marlene Martínez

Según consta en otro boletín oficial, este emitido por la SEP, durante el evento donde se informó lo anterior, Maldonado Venegas estuvo acompañado de Esteban Moctezuma, presidente ejecutivo de Fundación Azteca, y Fernando Mejía, director general de Centros de Estudios Educativos de Colombia.

Durante aquel acto, Moctezuma Barragán destacó que “este es un proyecto de futuro donde se unen todos los factores sociales para trabajar en equipo, con un trabajo colaborativo muy importante del Centro de Estudios Educativos Fundación Azteca, SEP y Escuela Nueva de Colombia, para dar importantes frutos”.

Para aquel momento, algunos docentes de las escuelas que participarían de este programa piloto ya habían recibido capacitación en Colombia, toda vez que el programa de Escuela Nueva fue ideado y aplicado en ese país por los pedagogos Vicky Colbert, Beryl Levinger y Óscar Mogollón, como parte de un diseño educativo para ofrecer soluciones a las deficiencias en las escuelas multigrado, es decir, aquellas donde un mismo docente ofrece en una misma aula el curso a los estudiantes de todos los grados.

Fue hasta el 17 de febrero de 2014, 16 meses después del primer anuncio, cuando Rafael Moreno Valle y Esteban Moctezuma, acompañados por Ricardo Salinas Pliego, presidente de Grupo Salinas, acudieron a la comunidad de Xomiaco, en el municipio de Tlatlauquitepec, para poner en marcha de forma oficial el programa educativo, con la presencia de las cámaras de TV Azteca.

Y fue en aquella ocasión cuando el gobernador Rafael Moreno Valle, de acuerdo con información emitida por su propio gobierno, dijo que se contaría con “una inversión estatal de 3 millones 200 mil pesos, y con la importante participación de Fundación Azteca”, aunque el documento no especifica en qué consistiría la participación de esta fundación.

Sólo cinco meses después de este evento, en julio de 2004, Jorge Cruz Bermúdez –quien asumió la cabeza de la SEP tras la salida de Luis Maldonado– anunció que el programa piloto había arrojado resultados exitosos y que por lo tanto se iniciaría la capacitación de 220 docentes, de manera que el programa se ampliara a la 100 escuelas de educación básica, indígena o telesecundaria en 16 municipios diferentes, lo cual beneficiaría, según el boletín emitido entonces por la dependencia, a 5 mil alumnos.

Los municipios son: Atempan, Ayotoxco de Guerrero, Cuetzalan del Progreso, Hueyapan, Hueytamalco, Hueytlalpan, Tenampulco, Teteles de Ávila Castillo, Teziutlán, Tlatlauquitepec, Tuzamapan de Galeana, Xiutetelco, Yaonahuac, Zacapoaxtla, Zaragoza y Zautla.

Para entonces se dejó de llamar al programa “Escuela Nueva” para recibir la designación oficial de Programa de Aprendizaje Multigrado. Sería importante señalar que Puebla es el único estado mexicano donde se ha implementado dicho programa.

Escuela Nueva, un modelo por la democracia

En un reciente reportaje, publicado el pasado 28 de febrero, The New York Times destaca la importancia que el programa Escuela Nueva ha tenido en las escuelas rurales colombianas. Implementado en aquel país sudamericano en 1975, el programa ha sido aplaudido por distintas voces por su eficiencia y el espíritu democrático en el que se basa.

En aquel despacho informativo el periodista David L. Kirp, especializado en asuntos de educación y desigualdad, destaca que Escuela Nueva ha sido vital para que Colombia haya sido ubicada como el segundo país latinoamericano con la educación rural más eficiente, después de Cuba, según datos de la UNESCO. Otros estudios citados por el rotativo indican que los pequeños educados bajo este modelo resultarían con mejores resultados académicos que aquellos que recibieron educación bajo otros modelos.

Los municipios son: Atempan, Ayotoxco de Guerrero, Cuetzalan del Progreso, Hueyapan, Hueytamalco, Hueytlalpan, Tenampulco, Teteles de Ávila Castillo, Teziutlán, Tlatlauquitepec, Tuzamapan de Galeana, Xiutetelco, Yaonahuac, Zacapoaxtla, Zaragoza y Zautla.

De hecho, en la página web de Escuela Nueva, en Colombia, se explica que el modelo surgió como una respuesta a las deficiencias a las escuelas rurales y multigrado de Colombia. Ante dichas realidades, se buscaron las formas en que el aula se convirtiera en un sitio de verdadero conocimiento.

Algunos de los puntos que el modelo propone es la creación de un sistema democrático en el aula, donde un estudiante es elegido presidente de la clase y otros más ocupan otros cargos. Cada uno tiene responsabilidades específicas que no sólo favorecen la integración y responsabilidad en los educandos sino que liberan al docente de cierta carga excesiva de trabajo.

Otros puntos centrales de este modelo son la creación de una carga curricular relevante para el estudiante, es decir, relacionada con su vida diaria, sistemas flexibles de evaluación y calendarización, énfasis en la formación de valores democráticos, un nuevo rol del docente como facilitador y presentación de guías de aprendizaje interactivas.

Escuela Nueva, dice su propia página web, “ha demostrado que las prácticas de enseñanza convencionales ‘trasmisivas, memorísticas y pasivas’ pueden cambiarse masivamente hacia un nuevo paradigma pedagógico basado en el aprendizaje cooperativo, personalizado, participativo y constructivista”.

La escuela nueva de Xomiaco

Xomiaco, el pequeño pueblito a donde acudieron Rafael Moreno Valle y Ricardo Salinas Pliego a poner en marcha el programa piloto de Escuela Nueva, tiene apenas 284 habitantes con un grado de marginación medio, de acuerdo con datos de la Secretaría de Desarrollo Social federal.

La escuela primaria “Niños Héroes de Chapultepec”, donde se implementó el programa, tiene apenas dos aulas medianas (una de estudio y otra que se utiliza como biblioteca y bodega), sanitarios, una cancha para jugar futbol o basquetbol y un amplio jardín donde los niños y la maestra han sembrado sus huertos, sus plantas medicinales y otros proyectos.

La profesora María del Rosario Lozada, quien tiene 17 años de experiencia y 11 trabajando en escuelas multigrados, es una entusiasta del programa. Los modelos democráticos de Escuela Nueva, dice, han ayudado a que los pequeños tengan mejor autoestima, a desaparecer por completo cualquier problema de bullying, entre otras cosas.

–Nos está apoyando mucho –explica la docente en entrevista con Lado B– porque los niños generan mucha autonomía, desarrollan sus propias actividades, planean sus trabajos, deciden qué van hacer. Su autoestima es elevada, se sienten importantes y todos sus trabajos se toman en cuenta. Aquí participan todos los alumnos, desde el más chiquito al más grande.

La escuela primaria, que tiene 20 alumnos en total de todos los grados, tiene un gobierno estudiantil que fue elegido de manera democrática tras la presentación del proyecto que preparó cada niño o niña interesado en la presidencia de su escuela. Eso ha beneficiado, explica la maestra, a mejorar el rendimiento, la participación y la integración de los jóvenes.

La deserción, por ejemplo, no existe. Todos los chicos que entran a la primera concluyen y después ingresan a la secundaria donde, asegura la profesora, no se encuentran por debajo, en el aspecto académico, de los niños que se educaron en escuelas tradicionales no multigrado.

Las clases son totalmente distintas a las de las tradicionales. Los comités del gobierno escolares se encargan de realizar las distintas actividades: las activaciones físicas por la mañana, las lecturas matutinas, los ejercicios en los cuadernos, entre otras. Eso permite a la maestra tener mejor control de las actividades de cada uno de acuerdo con el grado que cursan.

La deficiencia que sí tienen en esta escuela, y esto pese a la inversión de 3.2 millones anunciada por Rafael Moreno Valle, es la dificultad con la que en ocasiones se consigue el material de trabajo.

–Todo el material que tienen aquí, que sí se ve bastante, ¿quién se los provee? –se le preguntó.

Nosotros –responde la profesora Lozada–, los padres de familia, se les pide a los niños que lo traigan de casa, otro lo vamos comprando de dinero del docente, porque uno debe aportar, y de otros programas, como Escuela de Tiempo Completo.

Cuando el gobernador llegó a inauguración, se le solicitó apoyo para que se le proveyera de aparatos auditivos a uno de los alumnos que padece de debilidad auditiva, lo cual sí se cumplió, pero más allá de eso, la propia profesora ha tenido que cargar bajo sus propios medios el material especializado que este pequeño, y otro más que tiene debilidad visual, necesitan para aprender.

Tenemos el apoyo de TV Azteca –continúa la profesora– en cuestión de que cuando vienen a las visitas… nosotros no les hemos pedido que donen nada, pero hemos hecho un video que hicimos aquí sobre el programa. Vienen a visitarnos, nos dan seguimiento, nos apoyan con observaciones, más que nada con metodología.

Y la escuela nueva de Mecayucan

Desde la primaria de Xomiaco hay que bajar una vereda a las orillas del río y luego subir otra para llegar a otra escuela primaria donde también se aplica el programa Escuela Nueva, ahora llamado Programa de Aprendizaje Multigrado: es la primaria «General Lázaro Cárdenas», ubicada en Mecayucan, también en el municipio de Tlatlauquitepec, a donde acuden nueve alumnos.

Foto: Marlene Martínez
Foto: Marlene Martínez

Esta escuela es muy similar y a la vez muy distinta a la “Niños Héroes de Chapultepec”: ambas tienen dos aulas, piso de cemento, canchas para practicar deportes, están llenas de material didáctico pegado a las paredes y en ambas hay niños de todas las edades en una misma aula aprendiendo al mismo tiempo.

Las diferencias entre las escuelas radican sobre todo en el aspecto visual, pues mientras la pequeña escuelita de Xomiaco tiene bancas nuevas, se le nota recién pintada y resanada, la de Mecayucan tiene mobiliario más viejo y un aspecto ligeramente más descuidado.

La primaria «General Lázaro Cárdenas», según explica la profesora a su cargo, sí ha recibido visitas de TV Azteca y de los capacitadores de Escuela Nueva, pero alejada de las cámaras que filmaron el arranque del proyecto con la presencia del gobernador Rafael Moreno Valle y Ricardo Salinas Pliego en Xomiaco.

Y el material didáctico, igual que en Xomiaco, ha sido adquirido por la docente, los alumnos y sus padres de familia sin apoyo del gobierno estatal, de la SEP o de Fundación Azteca, esto pese a la presunción de los 3.2 millones de pesos que, en teoría, serían invertidos desde fondos estatales para las escuelas participantes.

Foto: Marlene Martinez
Foto: Marlene Martinez

–Vemos que tienen mucho material didáctico. ¿Eso forma parte del programa? –se le preguntó a la profesora.

El material nosotros lo vamos elaborando junto con los alumnos. Las láminas han estado aquí desde años anteriores.

–¿Algún estímulo o insumo físico que les hayan dado de Escuela Nueva o de Fundación Azteca?

–De Fundación Azteca –aclara la docente– nos dieron láminas y dos globos terráqueos.

Solicitud Sep by Lado B

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.