Sí habría vestigios arqueológicos en propiedades de Leoncio Paisano
Investigaciones del Siglo XIX confirman la denuncia hecha hace poco más de un mes por defensores del territorio cholulteca
Por Aranzazú Ayala Martínez @aranhera
31 de mayo, 2015
Comparte
Aranzazú Ayala Martínez 

 @aranhera

Investigaciones de 1881 confirman que en las propiedades del presidente municipal de San Andrés Cholula, Leoncio Paisano, existen vestigios prehispánicos pues se encuentra dentro del polígono de prioridad de la Gran Pirámide, como denunció el pasado 14 de abril el movimiento Cholula Viva y Digna, por lo que cualquier construcción en ese lugar viola la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos (DOF 005-01-1993) de 1993.

Paisano, según se mostró mediante imágenes y documentos en la referida denuncia, ha construido a unos metros de una zona en la que hay rastros de un montículo prehispánico, identificado en el siglo XIX y consignado en mapas que fueron incluidos en el libro “Report of Archaeological Tour in Mexico in 1881”, del antropólogo y arqueólogo norteamericano de origen suizo Adolph Bandelier, pionero en la investigación de culturas indias en EU, México, Perú y Bolivia.

imagen1MapaPiramide

Imagen 1, tomada del libro “Report of Archaeological Tour in Mexico in 1881”

También en la primera mitad del siglo XX, en 1954, los arqueólogos mexicanos Ignacio Marquina y Eduardo Noguera hicieron exploraciones al interior de la pirámide, y excavaciones alrededor y en el exterior de ésta, en terrenos donde hoy se edifica el Parque Intermunicipal.

Imagen 2

Imagen 2

Noguera concuerda con Bandelier en cuanto a que existe evidencia de vestigios prehispánicos, y el área que exploraron está a tan sólo unos metros de la construcción propiedad de Paisano.

Cabe recordar que a pesar de la oposición ciudadana y la crítica de investigadores, en la zona arqueológica de Cholula se construye el Parque Intermunicipal –actualmente bajo el nombre de “Obras de mejoramiento urbano, deportivo, de esparcimiento y sustitución de calle, banquetas y andadores en espacios públicos de Cholula” a cargo del Comité Administrador Poblano para la Construcción de Espacios Educativos (Capcee), y cuyo proyecto completo no se ha dado a conocer públicamente hasta ahora-, una obra del gobierno del estado (ver mapa) en el que no están contempladas las propiedades de Leoncio Paisano.

Es decir, la vivienda ubicada en la esquina de la tres norte y la 12 poniente de San Andrés Cholula, que los ciudadanos en defensa del territorio han señalado como propiedad del edil, es una de las dos construcciones dentro del polígono de la Gran Pirámide –la otra un corralón de automóviles que fue desalojado–, y curiosamente la única que no ha sido tocada dentro de la planeación del Parque Intermunicipal.

El Artículo 27 de la Constitución Mexicana determina que “el patrimonio arqueológico es propiedad de la Nación”. Se entiende como patrimonio, definido en el Artículo 28, “los monumentos arqueológicos muebles e inmuebles son propiedad de la Nación, inalienables e imprescriptibles y que son monumentos arqueológicos los bienes muebles e inmuebles, producto de las culturas anteriores al establecimiento de la hispánica en el territorio nacional, así como los restos humanos, de la flora y de la fauna relacionado con estas culturas.”

[pull_quote_right]La arqueología en México se enfoca más en fomentar el turismo y honrar a los pueblos indígenas del pasado, mientras que las necesidades de los pueblos descendientes de estas culturas del pasado son ignoradas[/pull_quote_right]

La definición protege explícitamente los vestigios prehispánicos pero no así los restos históricos, que son definidos en otra legislación. Según los arqueólogos Josué Gómez y Daniel Vallejo, en el texto “Re-pensar el uso del Patrimonio: Alternativas a la comercialización del Pasado”, publicado en 2013 en “Textos ArKeopáticos”, “esta separación entre patrimonio arqueológico e histórico, Historia y pre-historia, niega de-facto la continuidad cultural de los pueblos originarios y distancía a sus descendientes de su memoria”.

Los vestigios arqueológicos prehispánicos “propiedad de la Nación” están protegidos por la Ley Federal. Por lo tanto, el área que no se considera dentro de los planes del parque habría quedado fuera de éstos por estar ahí ubicado el terreno del alcalde.

Además de las omisiones y la opacidad en torno a las obras que se están haciendo directamente en el primer polígono, el proyecto hasta la fecha no ha sido difundido. Tampoco se sabe qué pasará realmente con la zona milenaria, pues activistas y ciudadanos han mencionado la ausencia de una política de preservación e integración, pues Cholula, a diferencia de la mayoría de las zonas arqueológicas abiertas al público en México, es una ciudad viva, considerada la ciudad antigua con la ocupación más larga de América, que data de hace más de 3000 años.

Desde 2003 el antropólogo Luis Vázquez León, Doctor en Antropología Social por el Ciesas, mencionó en “El Levitán Arqueológico: Antropología de una Tradición Científica en México”, esta falta de integración, lamentando que “la arqueología en México se enfoca más en fomentar el turismo y honrar a los pueblos indígenas del pasado, mientras que las necesidades de los pueblos descendientes de estas culturas del pasado son ignoradas.”

Comparte
Aranzazú Ayala Martínez
Periodista en constante formación. Reportera de día, raver de noche. Segundo lugar en categoría Crónica. Premio Cuauhtémoc Moctezuma al Periodismo Puebla 2014. Tercer lugar en el concurso “Género y Justicia” de SCJN, ONU Mujeres y Periodistas de a Pie. Octubre 2014. Segundo lugar Premio Rostros de la Discriminación categoría multimedia 2017. Premio Gabo 2019 por “México, el país de las 2 mil fosas”, con Quinto Elemento Lab. Becaria ICFJ programa de entrenamiento digital 2019. Colaboradora de “A dónde van los desaparecidos”