Ivan Castaneira*

@i_chido

“Estábamos viendo la televisión, mi papá y yo. Mi hermano y mi mamá estaban desayunando en el quinto piso”. Todo el edificio en el que vivían pertenecía a la familia. “De la nada llegó el terremoto, nos quedamos en una esquina, las paredes comenzaron a romperse. Mi papá gritaba el nombre de Dios. Después del primer terremoto, todas las casas alrededor quedaron reducidas a nada”. El terremoto de 7.6 grados que golpeó Nepal el pasado 25 de abril destruyó por completo su casa.

“Mi papá y yo intentamos subir por las escaleras, las paredes y las piedras nos golpeaban, pero a pesar de eso, logramos salir. Vi todo a mi alrededor y comencé a llorar, muchísimo. Después busqué a mi papá, a mi mamá y a mi  hermano. Los escuchaba, pero no los veía. Encontré a mi padre, pero estaba herido, un trozo de madera le atravesó el pie. De alguna manera pude quitarle de encima los ladrillos y la madera, pudo levantarse, pero su pierna estaba muy lastimada, también se echó a llorar”.

“Pedimos ayuda a los vecinos, pero todos estaban ocupados rescatando a sus propios familiares. Entonces lo que hicimos fue intentar rescatar a mi mamá y a mi hermano con nuestras propias manos, comenzamos a remover todos los ladrillos que encontrábamos, gritábamos sus nombres y escuchábamos cómo nos contestaban hajur -que significa en Nepalí- después de 15 minutos dejaron de responder, creímos que se habían desmayado, pero nosotros seguimos escavando. Luego de un tiempo de estar ahí, llegó un amigo de mi papá para llevarnos al hospital, pero mi padre no quiso irse del lugar, al final mi tío lo convenció diciéndole que él seguiría intentando rescatar a mi madre y a mi hermano”.

“Después de dos horas, supimos que habían rescatado a mi hermano, que lo llevaron a un hospital, no sabíamos cuál, pero nos sentimos tranquilos, aunque aún estábamos preocupados por mi mamá. Media hora después nos dijeron que a ella también la habían llevado al hospital, nos sentimos mucho más tranquilos, pero no era verdad, mi madre no había sido rescatada, seguía dentro de mi casa. Más tarde cuando lo supimos, me sentí peor y no pude dejar de llorar”.

“Al día siguiente, supimos que mi hermano estaba en el hospital de Bakhtapur, pero ya había fallecido. Mi madre fue rescatada ese mismo día a las once de la mañana de los escombros de mi casa, pero sólo era su cuerpo, también falleció. Me he dado cuenta que Dios no existe”.

***

Dilip de 38 años, Rideep de 15 y su perro Frankie son los únicos sobrevivientes de la familia. El terremoto que golpeó Nepal el 25 de abril del 2015 a las 11:57 am, terminó con todo lo que tenían, su casa, su negocio, su madre Radhika de 36 años y su pequeño hermano Riden de 8. Ellos son habitantes de la antigua ciudad de Bakhtapur, ubicada a sólo unos kilómetros de Kathmandu, en la cual el cuarenta por ciento de los edificios fueron destruidos.

A un mes del terremoto, Dilip está recuperándose de sus heridas, viven en cuartos que sus familiares les prestan. No han recibido, al igual que miles de víctimas, atención alguna del gobierno ni de ninguna organización, únicamente de sus familiares.

Esta serie fotográfica documenta la vida de Dilip y Rideep, la fuerza que se dan mutuamente, el amor de padre e hijo, el cual, para ellos, es el único motivo que ahora los hace continuar viviendo y pensando en un mejor futuro para ambos.

*Ivan Castaneria nació en la Ciudad de México en el año de 1987, es licenciado en Diseño y Comunicación Visual por parte de la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM. Estudió la Maestría en Cine Documental en el CUEC-ENAP.

Más de sobre el autor en ivancastaneira.com

Foto:  Ivan Castaneira
Foto: Ivan Castaneira
Foto:  Ivan Castaneira
Foto: Ivan Castaneira
Foto:  Ivan Castaneira
Foto: Ivan Castaneira
Foto:  Ivan Castaneira
Foto: Ivan Castaneira
Foto:  Ivan Castaneira
Foto: Ivan Castaneira
Foto:  Ivan Castaneira
Foto: Ivan Castaneira
Foto:  Ivan Castaneira
Foto: Ivan Castaneira
Foto:  Ivan Castaneira
Foto: Ivan Castaneira
Foto:  Ivan Castaneira
Foto: Ivan Castaneira
Foto:  Ivan Castaneira
Foto: Ivan Castaneira
Foto:  Ivan Castaneira
Foto: Ivan Castaneira
Foto:  Ivan Castaneira
Foto: Ivan Castaneira
Foto:  Ivan Castaneira
Foto: Ivan Castaneira
Foto:  Ivan Castaneira
Foto: Ivan Castaneira
Foto:  Ivan Castaneira
Foto: Ivan Castaneira
Foto:  Ivan Castaneira
Foto: Ivan Castaneira

 Ivan Castaneria nació en la Ciudad de México en el año de 1987, es licenciado en Diseño y Comunicación Visual por parte de la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM. Estudió la Maestría en Cine Documental en el CUEC-ENAP. 

Más de sobre el autor en ivancastaneira.com

2 COMMENTS

  1. Me parece oportunista y de mala leche que la jefatura de redacción decida encabezar por «Dios no existe», porque de entrada le asigna a todo la crónica un halo de rencor hacia lo divino: es un pretexto perfecto para una justificación del ateísta, equiparable al otro extremo, a la afirmación de que las catástrofes existen como castigo divino. Se aprovecha una frase que se entiende en el contexto en que -se concede- haya sido compartida -lo cual no deja de ser extraordinario, dado que la gran mayoría de los habitantes de ese país son hinduístas, y en menor proporción, budistas y musulmanes. El trabajo fotográfico es extraordinario, esa no la cuestión. Incluir la crónica debe enriquecer al primero, incluso la sinopsis del autor al final, podría quedar mejor al principio. Creo entonces, que con la expectativa de un buen nivel de LadoB, por eso se nota lo desafortunado de la presentación de un estupendo material. Enhorabuena por todo lo demás.

    • Bernarda.
      La propuesta de encabezado no fue decisión de la redacción, sino del autor de la fotogalería. Lo que si fue decisión nuestra fue respetar la propuesta del autor. Tomamos nota de lo que dices sobre la sinopsis del autor. Gracias por tus comentarios, nos ayudan a mejorar. Saludos.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.