Presenta el Museo Amparo sus nuevas salas de arte prehispánico
Cerca de 500 piezas de arte prehispánico en técnicas como tallado en piedra, labrado en hueso, fundido en oro, cerámica y pintura mural serán expuestas al público
Por Josué Cantorán @josuedcv
16 de abril, 2015
Comparte

Amparo

Josué Cantorán

@josuedcv

Cerca de 500 piezas de arte prehispánico en técnicas como tallado en piedra, labrado en hueso, fundido en oro, cerámica y pintura mural serán expuestas al público desde este domingo 19 de abril como parte de la apertura de las nuevas salas de arte prehispánico del Museo Amparo.

La inauguración de estas salas coincide con la conclusión del proyecto de actualización museográfica y arquitectónica de la pinacoteca, iniciada en 2010 y que significó un cambio radical en el aspecto visual del inmueble así como en su discurso museístico.

Para celebrarlo, el Museo Amparo vuelve a exponer parte de la colección permanente de arte prehispánico agrupado en ocho salas: un tiempo, un espacio; el mundo religioso; cuerpos, rostros, personas; sociedad y costumbres; lenguaje y escritura; arte, forma y expresión; la muerte y centro de documentación.

Foto: Josué Cantorán

Foto: Josué Cantorán

La obra presentada abarca toda la región mesoamericana y también todo el espacio temporal entre 1200 a.C. y 1500 d.C., pero, lejos de presentarla de forma cronológica o espacial, la muestra divide en cada sala las piezas que se relacionarían por sus aspectos temáticos o estéticos.

Otro aspecto importante de estas nuevas salas, indica el investigador Pedro Escalante Gonzalbo, líder del proyecto, es que la obra está presentada de forma que consiga que ninguna pieza sobresalga de entre las demás, pues cada una tiene un valor único ya sea en el aspecto estético o histórico. De este modo, cada visitante podrá decidir cuál es “la obra maestra” de la muestra.

Ello no significa, agrega el investigador, que las piezas presentadas no sean visualmente bellas, pues cada una de ellas denota que fueron creadas por técnicos especializados en dicho oficio y que responden a un conjunto de valores simbólicos que la ubican en los parámetros para ser catalogada arte.

El volver a presentar la colección permanente de arte prehispánico de este museo ahora desde una nueva perspectiva curatorial responde, además, al trabajo de investigación que desde 2010 se ha realizado en torno a la colección y a cada una de sus mil 700 piezas.

Este trabajo será integrado en una base de datos que se trabaja en colaboración con el Instituto Tecnológico de Monterrey campus Puebla y que estará disponible en el centro de documentación, donde se podrán ver fichas de cada pieza con la información obtenida de las investigaciones.

La exposición cuenta con la colaboración del artista Rafael Ortega Ayala, quien se encargó de realizar el trabajo audiovisual que acompaña la muestra, con videos que ayudan a complementar el significado de la colección prehispánica, misma que proyecta el trabajo realizado por las culturas olmeca, huasteca, maya, teotihuacana, nahua, mezcala y zapoteca.

La inauguración será el 19 de abril y la entrada será gratuita hasta el 18 de mayo.

Comparte
Josué Cantorán