Los bots y la censura de Aristegui

Los bots y la censura de Aristegui

Aranzazú Ayala Martínez

@aranhera

Pese a que Carmen Aristegui es una de las periodistas más reconocidas de México, la revista Forbes no la incluyó en la lista de los comunicadores más influyentes del país, que hizo midiendo la presencia en redes sociales.

Forbes México hizo el ranking en conjunto con la agencia de marketing Smart Up Digital Circle, analizando la actividad en Twitter pues consideran a esta red social la “plataforma donde es más ágil la información y evidente la libertad de expresión.” Muchos de los comentarios de usuarios cuestionaban el artículo, preguntando por qué Aristegui no estaba. Aunado a ello, hace alrededor de mes y medio el sitio de la periodista, Aristegui Noticias sufrió una caída.

Ante el posible ataque deliberado, el portal de la hoy ex conductora de MVS Noticias pidió la opinión de la plataforma LoQueSigue.net (antes conocida como YoSoyRed, iniciativa de activismo web que se dedica a analizar la actividad en la red, entre otras cosas). Después de haber revisado cómo se comportaba la página y la cuenta de Twitter del portal de Aristegui, Alberto Escorcia, encargado de la plataforma y especialista en redes sociales, descubrió un ejército de bots dedicados a mermar el impacto de la periodista en las redes. La investigación, para la cual Escorcia analizó más de 350 mil twitts, descartó un mal manejo de las cuentas de la periodista, revelando una especie de cinturón de bots creado alrededor de los contenidos de Aristegui, evitando que la información pueda pernear más allá de ese cerco virtual.

El analista estuvo capturando información a lo largo de más de un mes, para poder saber si el ataque era continuo o sólo algo circunstancial, encontrando que era algo deliberado. Este es el primer caso, dice Escorcia, así de enfocado y dedicado a un medio y un personaje específico, con ese tamaño y frecuencia, y no contra una tendencia o un tema en general. Los ataques directos fueron descubiertos una semana antes de que los reporteros Irving Huerta y Daniel Lizárraga, del equipo de investigaciones de MVS, fueran despedidos, seguido de la salida de Aristegui y otros comunicadores como Kirén Miret del sitio.

Escorcia explica que el modus operandi de los bots es reproducir lo mismo que tuitea la cuenta @AristeguiOnline, pero insertando links o fotos alternos, provocando que “los mensajes emitidos desde la cuenta original pierdan relevancia y al usar otros links desvían el tráfico. Es una especie de boicot tomando en cuenta que son más bots los que actúan que la cuenta de Aristegui y sus seguidores”.

@AristeguiOnline-b.png

Y la consecuencia de estos ataques es una pérdida paulatina de una potencial audiencia, además de influencia en las redes y vistas a las notas. En el análisis se pudo visualizar que todos los mensajes que emite la cuenta de Aristegui en Twitter son, casi automáticamente, llenados de spam por cuentas falsas. LoQueSigue identificó a la cuenta @Pinochtegui como la principal atacante: cada twitt del portal de noticias lo replica exactamente, sólo que agregándose el hashtag #Pinochtegui. Los mensajes de esta cuenta y otros más automatizados son más de los que crea la propia cuenta de @AristeguiOnline, modificando la información que se difunde directamente. El resto de los mensajes está ligado a las cuentas que “no generan conversación”, funcionando como ejércitos de bots que poco a poco diluyen la información y actúan de manera permanente.

También con la reciente salida de la periodista Carmen Aristegui de MVS, las redes sociales siguieron movilizándose a favor de la periodista con el hashtag #EnDefensaDeAristegui, que se convirtió en una tendencia que generó más de cien mil mensajes de Twitter. LoQueSigue difundió también un plan de acción, que incluyó la recaudación de más de cien mil firmas y la invitación de subir videos de apoyo al equipo de periodistas, además de utilizar el hashtag #AristeguiSeQueda.

1 COMMENT

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.