El corredor de los desaparecidos

El corredor de los desaparecidos

Tepeaca-4
Foto: Marlene Martínez
Aranzazú Ayala Martínez | Emmanuel Anguiano-Hernández

@aranhera @mecanosaurio

En el centro y en el norte, colindando con Veracruz, Tlaxcala, Estado de México y Morelos, las denuncias de personas desaparecidas, no localizadas o extraviadas están en 30 municipios de todo el estado de Puebla.

De acuerdo a la solicitud de información 00470614 con fecha del 7 de enero de 2015, hecha a la Procuraduría General de Justicia (PGJ), los reportes de personas cuyo paradero se desconoce ocurren en más lugares que el número de Distritos Judiciales, demostrando que el fenómeno va más allá de los municipios más poblados o importantes económica y políticamente.

En 2014, el municipio con el índice más alto de personas desaparecidas fue Tepeaca, con 123.15 personas extraviadas por cada cien mil habitantes. Tomando en cuenta la población de los municipios según datos del último censo de población del Inegi de 2010, le sigue Ciudad Serdán, parte del mismo corredor geográfico, con un índice de 82.04, y Tecamachalco, con 34.93. En la misma región judicial que este último está el municipio de Puebla, cuyo índice alcanza los 28.12 desaparecidos por cien mil habitantes, seguido de Izúcar de Matamoros, con 27.47.

El corredor central va de San Martín Texmelucan, en medio de la autopista que conecta a Puebla y a la Ciudad de México, y pegado a Tlaxcala, bajando por Huejotzingo, Cholula, Puebla, Tepeaca, Tecamachalco y Ciudad Serdán, en la parte cercana a Orizaba y Río Blanco, Veracruz. 

Respecto del alto índice de desapariciones en Tepeaca, las autoridades de la Policía Municipal justificaron aduciendo que el municipio es la cabecera del Distrito Judicial y por eso contiene los reportes de todas las personas desaparecidas; sin embargo, los datos de 2011 a 2014 incluyen a personas de 30 municipios, mientras que los Distritos Judiciales de Puebla son sólo 22. 

Por ejemplo, en la solicitud de información la zona de Cholula está separada en San Andrés y San Pedro Cholula, mientras que el distrito judicial une a ambas localidades, lo que prueba que en la información que entrega la PGJ el tema del distrito no es la explicación de las cifras.

Los municipios donde la PGJ tiene registro de desapariciones, que no son Distritos Judiciales, son Cuetzalan, Metlaltoyuca, Huehuetla, Venustiano Carranza y Cuetzalan, en la parte norte del estado, y San Martín Texmelucan, Oriental y San José Chiapa –este último donde se construye la planta de automóviles de Audi– en la parte donde se concentran la mayor parte de las denuncias.

La entidad está dividida en seis Regiones Judiciales desde junio de 2011: sur, norte, oriente, sur-oriente, centro y centro-poniente. De estos, el centro y el sur oriente, pegados el uno al otro, es donde existen más reportes de personas desaparecidas. 

Aunque hay más de cien municipios donde la PGJ no tiene cuenta de reportes de personas desaparecidas, esto no significa que ahí no exista este fenómeno que, en general, el gobierno desestima. En entrevista, autoridades de la Policía Municipal y el Ministerio Público de Tepeaca –localidad con un índice de desaparecidos casi tan alto como Reynosa, Tamaulipas, según documentó la revista Proceso en el reportaje titulado “El país de los desaparecidos”– mencionan que la mayor parte de las desapariciones se dan por usos y costumbres, o que las mujeres se van con sus novios.

Existe otro corredor donde se ve también una alta incidencia de desaparición de personas, ubicado en la Sierra Norte de Puebla, que va desde Huauchinango pasando por Zacatlán, Tetela de Ocampo, Zacapoaxtla, Tlatlauquitepec y Teziutlán, así como otro que baja de Huehuetla y Cuetzalan hasta Zacapoaxtla. Al norte del estado las comunidades atraviesan la entidad, de Hidalgo a Veracruz. De Huauchinango, en el camino a Tulancingo, las denuncias cruzan Puebla y desembocan en Altotonga, Veracruz.

Ahí el tema también está invisibilizado; el equipo de RadioExpresión explicó que las desapariciones se han incrementado durante los últimos cinco años, y la mayor parte de éstas se quedan en rumores, o son denunciadas como secuestros. Y una gran cantidad se queda a nivel de un mero reporte policiaco, pues las Policías Municipales se deslindan de la responsabilidad de buscar a las personas que faltan.

4 COMMENTS

  1. […] Los procesos de captación son muy fuertes especialmente en poblaciones vulnerables, en contextos de violencia y de pobreza. Por eso con las 104 concesiones mineras en la incertidumbre, la entidad se vuelve un foco rojo. Sobre todo porque donde están planteadas estas concesiones son casi todas en la Sierra Norte, una zona de alta marginación, fuerte presencia indígena y donde existe un corredor de desaparición de personas. […]

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.