Etni Ezbai, el pintor que apuesta por el retrato de la realidad...

Etni Ezbai, el pintor que apuesta por el retrato de la realidad social

Josué Cantorán

@josuedcv

Hay siete niños y niñas vestidos con el uniforme único de las escuelas públicas poblanas, adornado con el logo de los colores inconfundibles del gobierno en turno. Sus rostros serios, y en algunos casos hasta dolientes, se explican con el hecho de que las cuencas de sus ojos están vacías, mutiladas.

Producción en masa es el título del cuadro del artista Etni Ezbai que se ha dejado ver en varios sitios de Puebla en los últimos meses, alejado del clásico circuito de exposiciones de arte y más presente en mítines de oposición política, galerías independientes y hasta como escenografía en montajes teatrales.

Foto: Marlene Martínez
Foto: Marlene Martínez

La primera interpretación sobre el cuadro sería que es una crítica del sistema educativo y, aunque lo es en parte, su sentido va más allá. Para explicarlo, su autor cita a autores como Giovanni Sartori y Erich Fromm.

–La sociedad contemporánea –dice Etni Ezbai– necesita humanos todos idénticos que trabajen de forma organizada, armónica, sin pelearse, sin generar ningún problema.

El artista se dice preocupado por los modelos educativos que eliminan en los jóvenes capacidades de pensamiento abstracto y en cambio los preparan para actuar como engranes funcionales del sistema político.

Pero a Etni no siempre le interesaron los temas sociales ni la exploración de las tensiones políticas en su obra, pues su trabajo más temprano estuvo dedicado a la representación de cuerpos humanos, periodo que le sirvió para perfeccionar la técnica y forjar su oficio.

–Siempre me ha interesado la anatomía y el ser humano como objeto de estudio –dice–, entonces la obra de hace dos años para atrás es anatómica cien por ciento, pura anatomía, pero, bueno, no tenía el cauce de comunicación que está teniendo la obra actual. Era la representación por la representación.

A finales de 2013, cuando recibió la convocatoria para participar de una muestra dedicada al agua, todo cambió. Etni Ezbai había pasado dos años alejado de la pintura en un periodo de instrospección y búsqueda personal.

La convocatoria de la Comisión Nacional del Agua para la muestra «El agua que me mueve a México» prendió un foco en Etni, quien se decidió a hacer un cuadro alejado de los motivos románticos y seudometafísicos que suelen revestir este tipo de exposiciones y abordar uno de los otros aspectos que pueden partir del agua: el político.

Desde la ventana del estudio del artista se lograba ver una de las zonas residenciales más ricas de la ciudad, dividida por el contaminado río Atoyac de una zona mucho más precaria. La sola representación de esa imagen decía mucho, no había que explicar más. Pero la cereza del pastel era la enorme rueda de la fortuna que se divisaba al fondo, una de las obras del gobierno de Rafael Moreno Valle que han causado más polémica por su opacidad.

El cuadro fue aceptado y expuesto en uno de los pasillos San Pedro Museo de Arte, aunque, asegura el artista, en un “muro ciego”, es decir, en un punto de la pared donde el público apenas podría verlo.

Otras de las obras que el artista ha producido recientemente surgen de interpretaciones de sus lecturas, como Rebelión en la granja de George Orwell, aunque la situación política actual del país ha hecho que quienes la ven piensen que está inspirada en el caso Ayotzinapa.

Sin embargo, Etni trabaja en un proyecto más ambicioso que consiste en reproducir personajes de la ciudad que obtienen sus recursos a partir de actividades de calle, como mendigos, artistas circenses que realizan sus números en los cruceros o vendedores ambulantes.

–Me movió la escena de una madre adolescente que vendía chicles con su bebé en la esquina de la 11 sur. De ahí salió un boceto como proyecto de hacer pintura, no salió la pintura, a veces no sale, uno nada más se tiene que dejar llevar por ella y no hay que forzarla.

Aunque éste es un tema que ya ha sido explorado anteriormente por diferentes disciplinas artísticas, sobre todo la fotografía documental, Etni Ezbai considera que es importante que el arte hable de aquello que puede verse en la ciudad, en contraste con aproximaciones extraconceptuales de los mismos temas. De este modo, dice, quienes vean los cuadros podrán identificar escenas que ocurren en la ciudad donde habitan.

Tomada de Facebook
Tomada de Facebook

Para esa serie, de la cual ya se han completado 15 piezas, el artista se sienta en la calle y realiza la pintura, de pequeño formato, no buscando retratarlo de forma estrictamente realista, sino como un intento de capturar la esencia y la energía de la escena.

–No es tan acabado –explica– porque no hay mucho tiempo en la calle.

1 COMMENT

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.