Estudiantes de la Buap protestan luego de la agresión

Estudiantes de la Buap protestan luego de la agresión

Foto: Marlene Martínez
Foto: Marlene Martínez
Aranzazú Ayala Martínez

@aranhera

Paramilitares, miedo, represión: las palabras se repetían constantemente en el trayecto de Ciudad Universitaria al edificio Carolino en el centro de la ciudad de Puebla, durante la movilización  que hicieron estudiantes de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (Buap) luego del violento desalojo el pasado domingo 8 de febrero aproximadamente a las 3 y media de la mañana.

Al concentrarse en CU, los jóvenes reportaron que los accesos estaban cerrados, por lo que tuvieron que atravesar la universidad hasta una salida para vehículos. A las 4 de la tarde un grupo de más de 120 personas ya esperaba al contingente del que formaban parte los 23 estudiantes del Colectivo Universitario por la Educación Popular (Cuep) que fueron golpeados por un grupo de encapuchados ante la indiferencia de la policía.

En el recorrido pasaron afuera de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), donde las más de 350 personas se detuvieron unos minutos a gritar consignas. Entre los manifestantes también iban padres de familia y estudiantes de la Normal Rural de Teteles, en la Sierra Norte de Puebla.

Foto: Marlene Martínez
Foto: Marlene Martínez

Después de pasar por el zócalo, poco después de las seis de la tarde, los estudiantes llegaron a un costado del edificio Carolino, donde hicieron un mitin en el que tomaron la palabra algunos de los alumnos golpeados, de los ocho que fueron secuestrados el domingo por más de seis horas, y profesores del Sindicato Unitario de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Puebla (Suntuap).

Los estudiantes recordaron la represión del 19 de enero, en el marco de la visita del presidente Enrique Peña Nieto a Puebla, cuando varios de sus compañeros fueron detenidos. En ese momento la rectoría envió un comunicado que, dijeron, criminalizaba a los estudiantes, y lo contrastaron con el actuar de la Universidad Iberoamericana que los cobijó. A lo largo del evento, que terminó antes de las siete de la noche, exigieron la renuncia del rector de la Buap, Alfonso Esparza Ortiz.

Foto: Marlene Martínez
Foto: Marlene Martínez

Para finalizar leyeron un comunicado donde informaron que Fidel Sánchez, uno de los jóvenes secuestrados del Cuep, e Iván Ojeda, parte de la defensa jurídica de los estudiantes, e integrantes de la Liga Estudiantil Democrática (LED) fueron amenazados con ser detenidos, por parte de Gobernación municipal y estatal. En el mensaje denunciaron que durante la agresión en el desalojo, “las amenazas fueron claras y puntuales: Este es un mensajito del Rector y el gobierno para que aprendan a respetar a la autoridad”. En el comunicado explicaron también que el asunto de los espacios para la preparación gratuita para el examen de admisión tiene ya más de dos años y la respuesta de la universidad ha sido de «represión, agresión y cancelación de mesas de diálogo».

También informaron que para dar los cursos de preparación gratuitos para el examen de admisión a la universidad había puesto a su disposición las instalaciones de la preparatoria de la Buap, Alfonso Calderón, aunque ellos también lo harán en CU, en el acceso B, por lo que pidieron el acompañamiento de los medios de comunicación para documentar cualquier posible represión. En el mensaje, los estudiantes atacados dijeron que harán una consulta para conocer la opinión de la comunidad universitaria acerca del movimiento y para saber también si la mayoría quiere que el rector –a quien describieron como represor y títere del gobierno, y que no representa ni protege a la comunidad universitaria- siga en su cargo.

Foto: Marlene Martínez
Foto: Marlene Martínez

Dos de las muchachas que estuvieron secuestradas (una de ellas menor de edad) siguen hospitalizadas. Antes de terminar el mitin, el estudiante Fidel Sánchez hizo un llamado a la unidad.

La Jornada de Oriente consignó en su edición de este jueves que Alfonso Esparza Ortiz, directivos de la administración central y maestros de la institución acudieron el miércoles por la mañana a la Procuraduría General de Justicia (PGJ) para exigirle a su titular, Víctor Antonio Carrancá Bourguet, que se agilice el esclarecimiento del ataque sufrido por estudiantes de la institución.