Busca BUAP crear el Centro de Excelencia en Física Médica Nuclear
De concretarse, será el primero en su tipo en Latinoamérica
Por Lado B @ladobemx
18 de febrero, 2015
Comparte
bio
Lado B

@ladobemx

La Medicina Nuclear, hoy en día, constituye una importante herramienta de diagnóstico, útil en prácticamente todas las especialidades médicas, ya que se utiliza para diagnosticar, determinar la gravedad y tratamiento de enfermedades como cáncer, padecimientos cardiacos, gastrointestinales y desórdenes neurológicos, entre otras. Por ello, investigadores de la BUAP pretenden crear un Centro de Excelencia en Física Médica Nuclear, cuya principal función será la generación de radioisótopos para aplicaciones en cancerología.

De concretarse, sería el primero en su tipo en Latinoamérica: “México y la BUAP serían líder a nivel latinoamericano en el uso de ciclotrones para la Física Médica Nuclear”, subrayó Arturo Fernández Téllez, investigador de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas y promotor del proyecto.

Para ese fin se pretende construir un ciclotrón –un acelerador de partículas- para acelerar iones y así producir radioisótopos, los cuales se suministran a pacientes para tener un diagnóstico relacionado con algunos tejidos y de este modo conocer si padecen cáncer.

Los radioisótopos son isótopos radiactivos con un núcleo atómico inestable; es decir, núcleos de átomos que al impactarse con partículas aceleradas presentan una actividad radioactiva por un par de horas y por ende producen ondas electromagnéticas, las cuales se usan para generar imágenes en sistemas de detección. La utilización de radioisótopos adquiere importancia en la Medicina, diversas áreas de la industria, agricultura, Arqueología, investigación en Física Nuclear y Farmacología.

Fernández Téllez indicó que “además de la producción de radiofármacos, queremos hacer aplicaciones en la Física de Materiales, Biología Celular y terapia de cáncer, no sólo diagnóstico, sino también tratamiento para desaparecerlo con la incidencia de partículas como protones en los órganos dañados”.

En el proyecto del Centro de Excelencia en Física Médica Nuclear, que estaría ubicado en algún campus de la BUAP, están involucrados investigadores de la BUAP, de unidades académicas como el Instituto de Ciencias, las facultades de Ciencias de la Computación, Ciencias de la Electrónica, Ingeniería Química, Ciencias Químicas, Ciencias Físico Matemáticas y del Hospital Universitario de Puebla; así como del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional, la Universidad de Guanajuato y el Instituto de Cancerología. Además tendrá colaboración de científicos del CERN.

Tecnología de punta

Si bien existe esta tecnología y aparatos con la técnica referida para el diagnóstico y tratamiento de cáncer, a través de la Medicina Nuclear -la UNAM tiene una cámara de Tomografía de Emisión de Positrones (PET), así como el Instituto de Cancerología del IMSS-, Fernández Téllez expuso que la propuesta del grupo de la BUAP está orientada al uso de tecnología de punta, la más avanzada.

Por consiguiente, en este proyecto de investigación tecnológica se pretende instalar un acelerador de partículas, tipo ciclotrón, capaz de acelerar protones o iones ligeros a energías en el rango de 30-70 megaelectron-volts (MeV) y producir una docena de radiofármacos comerciales para diagnóstico y tratamiento médico.

Esta instalación sería plenamente superior a los ciclotrones existentes que apenas alcanzan los 20 MeV, ya que podría producir radioisótopos que los otros no pueden -aquéllos que requieren protones de alta energía (70 MeV) o partículas alfa-, así como radioisótopos estándar, para radioterapia y emisores de positrones.

El ciclotrón tendrá la capacidad de proporcionar terapia de hadrones, una radioterapia con partículas subatómicas, las cuales son capaces de liberar energía específicamente en regiones tumorales sin afectar el tejido sano circundante. El número de centros con esta capacidad es reducido y sólo existen en Francia, República Checa y Estados Unidos de América.

Asimismo, el acelerador de partículas tendrá seis líneas de haz de luz para usos en la Física, Química y Biología, con amplia oportunidad de producir innovaciones tecnológicas en instrumentación, Física Médica, Electrónica y sistemas computacionales.

De igual forma, el centro tendrá laboratorios de radioquímica para la producción y purificación de radioisótopos, de radiofármacos para la investigación clínica y de Física centrada en haces alfa para estudios de radioquímica y radiólisis. Contará con sistemas de detección de radiación nuclear para propósitos de diagnóstico clínico, por lo que se adquirirán cámaras PET y Gamma.

Las características del Centro de Excelencia en Física Médica Nuclear situarán a México a la vanguardia a nivel latinoamericano, en áreas de la Medicina e innovación tecnológica con la producción de radioisótopos y radiofármacos, terapia de tumores cancerígenos usando protón-terapia, formación de especialistas en Medicina Nuclear y en la innovación tecnológica en instrumentación médica, radioquímica, imagenología nuclear, diseño de circuitos electrónicos para captura de datos y simulación computacional de procesos orgánicos.

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx