Visitadores de la ONU se solidarizan con movimientos sociales de Puebla

Visitadores de la ONU se solidarizan con movimientos sociales de Puebla

Foto: Marlene Martínez
Foto: Marlene Martínez
Aranzazú Ayala Martínez

@aranhera

“Cholula no es pueblo mágico, es una tierra sagrada”, dijo la presidenta del Comité de Defensa de Derechos Humanos Cholollan, Irene Noriega Papaqui, al abrir el foro “El derecho y la obligación a defender los Derechos Humanos y la criminalización de la protesta social”, en los campos de la parte sur de la Gran Pirámide de Cholula y el Santuario de la Virgen de los Remedios.

En el marco del 66 aniversario de la Proclamación de los Derechos Humanos y el Día Internacional de los Derechos Humanos el visitador del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, Alan García, estuvo presente en Cholula, solidarizándose con los movimientos sociales en Puebla y la resistencia civil pacífica. 

Foto: Marlene Martínez
Foto: Marlene Martínez

Después de una hora de danzas prehispánicas se hizo una ceremonia de bienvenida para los ponentes, a quienes los danzantes cholultecas les pusieron collares de flores blancas y los saludaron con humo de copal. Al tomar la palabra, el representante de la ONU agradeció el recibimiento y expresó su alegría de estar en esta tierra sagrada en un momento tan especial, en vísperas de que acabe un año de lo que, en sus palabras, debe significar un parteaguas en la historia mexicana.

García habló de la declaración de los Derechos Humanos, que nació “como un árbol vivo que requiere ser regado”. “¿Y qué sería de la declaración sin personas que defendieran los Derechos Humanos?”, cuestionó el encargado de la Unidad Jurídica del Alto Comisionado. Habló de las situaciones que atraviesa el país, de las crisis de violencia y violaciones a las garantías individuales:  Iguala, Guerrero, y la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, y las ejecuciones extrajudiciales de Tlatlaya, en el Estado de México, y a la que describió también así, la muerte del menor José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo en la junta auxiliar de Chalchihuapan, en Puebla, a manos de elementos de la Policía Estatal.

Pese a las adversidades, las situaciones que ocurrieron durante los últimos meses en México y Puebla, principalmente la de Ayotzinapa, dijo el visitador, hicieron que “se fincara la esperanza de un pueblo que dice no a la impunidad”.

Durante el foro que duró alrededor de dos horas hablaron también Julio Mata Montiel, de la Asociación de Familiares de Detenidos, Desaparecidos y Víctimas de Violaciones a los Derechos Humanos en México (Afadem), quien acompañó la fundación del Comité cholulteca e invitó a la sociedad poblana a seguirse organizando y a seguir luchando.

Foto: Marlene Martínez
Foto: Marlene Martínez

También habló Josué Xicale, hijo de Adán y hermano de Paul, dos de los cuatro presos políticos de las Cholulas junto con Primo y Albino Tlachi, todos defensores del territorio sagrado. El joven hizo un recuento de los meses en los que la ciudad milenaria alzó la voz y ha defendido el patrimonio religioso y cultural, uniendo históricamente a San Pedro y San Andrés Cholula. Antes de entregar al visitador de la ONU una serie de documentos que dan cuenta de todo lo que ha pasado, dijo que “no queremos que Cholula se convierta en otro Ayotzinapa”.

Otro de los oradores fue Moisés Coyotl Cuaya, de la Junta Auxiliar de San Bernardino Tlaxcalancingo, quien habló de la lucha por defender los registros civiles luego de las reformas a la ley orgánica municipal. También tomaron la palabra Alejandro Torres, de Zacatepec, una de las comunidades en resistencia contra el Proyecto Integral Morelos y la construcción del gasoducto Morelos, además de Francisco Jiménez, dirigente de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala – Movimiento Nacional (CNPA-MN), mencionando el asesinato en la Sierra Norte de Antonio Esteban Cruz, opositor a un proyecto hidroeléctrico en la localidad de Cuamono. 

2 COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.