Cierra biblioteca pública en El Alto; el CECAP requiere el inmueble

Cierra biblioteca pública en El Alto; el CECAP requiere el inmueble

Foto: Josué Cantorán
Foto: Josué Cantorán
Josué Cantorán

@josuedcv

Este lunes 1 de diciembre, la biblioteca del Consejo Puebla de Lectura cerró sus puertas al público luego de que el gobierno del estado, a través del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes (CECAP), requiriera a la asociación civil desocupar el inmueble que ha utilizado por una década para actividades de gestión y promoción de la lectura.

Por diez años, el Consejo Puebla de Lectura (CPL) había ocupado el edificio ubicado en el número 1808 de la calle 12 Norte en el barrio de El Alto, gracias a un contrato de comodato firmado con la administración estatal.

Ahí ubicaron la biblioteca del CPL, cuyo acervo comenzó con el material bibliográfico que la organización había ido recuperando tras sus participaciones como dictaminadores del programa federal de “Bibliotecas escolares y de aula”.

Hasta la semana pasada, la biblioteca, con un catálogo de 20 mil libros, daba servicio gratuito de consulta y préstamo bibliográfico a más de mil 200 usuarios credencializados y a 15 instituciones educativas, a través de convenios de colaboración.

Además, el CPL se convirtió en Puebla en el pionero en ofrecer el servicio de bebeteca, un espacio dedicado a la lectura para los más pequeños, cuyo acervo bibliográfico se obtuvo a través de recursos propios de la organización no gubernamental.

Su trabajo dedicado al fomento de la lectura en la primera infancia les ganó reconocimiento internacional, e incluso fueron capacitadores para la implementación de proyectos similares en países como Brasil y Argentina.

Hasta la semana pasada, la biblioteca, con un catálogo de 20 mil libros, daba servicio gratuito de consulta y préstamo bibliográfico a más de mil 200 usuarios credencializados y a 15 instituciones educativas, a través de convenios de colaboración.

Por este trabajo, en diciembre de 2012 el Sistema Estatal DIF, en manos de Martha Erika Alonso, les entregó un reconocimiento como asociación civil destacada.

Según consignan notas periodísticas de aquel evento, Alonso de Moreno Valle dijo entonces: “El próximo año nuevamente entregaremos este premio y pondremos en marcha un taller para que más asociaciones se integren y se les facilite la obtención de recursos”.

Contrario a ello, las negociaciones para renovar el contrato de comodato cuando éste perdió su vigencia no fueron atendidas a pesar de que los integrantes tuvieron acercamientos con un funcionario de la coordinación general de Atención Ciudadana del Ejecutivo estatal.

A principios de septiembre, funcionarios del área jurídica del CECAP hicieron llegar a las instalaciones de la biblioteca un oficio firmado por José Octavio Ferrer Burgos, coordinador general de Divulgación y Desarrollo Cultural de dicha dependencia, en el que se les requería la entrega del inmueble a más tardar el 3 de noviembre.

Al guardar una esperanza de conservar la biblioteca por los acercamientos con los enlaces de Atención Ciudadana, los integrantes del CPL hicieron caso omiso del requerimiento, pero una segunda visita de funcionarios jurídicos del CECAP, en la que ya se habló de desalojo, les hizo tomar la decisión de desocupar el inmueble y entregarlo este 18 de diciembre.

Foto: Josué Cantorán
Foto: Josué Cantorán

–¿A dónde nos vamos a ir? –dice Daniel Ramos, presidente del CPL, a Lado B– No sé, realmente no tenemos espacio.

Pero aclara:

–El consejo no desaparece pero sí es un golpe muy fuerte para nosotros no contar con un espacio que garantice seguir ofreciendo, por ejemplo, préstamos gratuitos.

Por lo pronto, el Consejo Puebla de Lectura invita a los usuarios de la biblioteca a despedirse de ella este sábado 6 de diciembre, pues después empacarán sus 20 mil ejemplares en espera de encontrar otro espacio donde puedan dar continuidad a sus actividades.

También piden a sus usuarios que estén pendientes de sus redes sociales para saber dónde podrán visitarlos en un futuro.

Y al lamentar que no haya habido apertura al diálogo desde el gobierno, a las autoridades estatales les piden “que se acerquen a nosotros, como asociación civil, y podamos establecer un diálogo en buenos términos”.

1 COMMENT

  1. Hay un «elefante blanco» que desde hace años no sirve de mucho (por no decir de nada) que se llama Casa del Escritor, ese podría ser un buen lugar para que la biblioteca del CPL se instale.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.