Tras acuerdos con autoridades de la Buap, estudiantes del Colegio de Arte...

Tras acuerdos con autoridades de la Buap, estudiantes del Colegio de Arte Dramático levantan paro académico (actualización)

Foto: Marlene Martínez
Foto: Marlene Martínez
Aranzazú Ayala Martínez | Josué Cantorán

@aranhera | @josuedcv

Desde el martes en el edificio del Colegio de Arte Dramático de la BUAP se cerró la puerta de hierro que da a la avenida 10 poniente con cadenas y candados. Sólo pueden entrar y salir estudiantes, quienes hasta hoy se mantienen en paro académico: exigen que se eleve el nivel académico.

Y consideran que lo anterior sería posible principalmente con la salida de dos profesoras: Loelia Ruiz Hernández, que da clases de entrenamiento de la voz y gimnasia, entre otras, y Gabriela Torrico Colín, de ballet. El trabajo de ambas docentes, explica el vocero del cuerpo estudiantil del colegio que pertenece a la Escuela de Artes, Juan Carlos Muñoz Chimal, ha generado inconformidades que se remontan al menos cuatro años.

En la clase de gimnasia que impartía la maestra Loelia en 2010, estudiantes se manifestaron porque desde un principio la profesora les dijo, de acuerdo al testimonio del vocero, que no estaba capacitada para dar esa asignatura “pero que se la habían dado y que ni modo, que tenía que cumplir con las órdenes que venían de arriba”.

“Nosotros nos manifestamos porque esa clase, más que orientada para el teatro, era una clase de zumba. Nosotros se lo dijimos así tal cual y ella se lo tomó personal, y de ahí, bueno, vino la reprobación de mis materias, las represalias, las amenazas, etc.”.

El problema actual surgió con los de primer semestre, de la generación 2014, donde la misma profesora se dijo incapacitada para dar sus clases por un problema en el brazo, pero dejó al mando a dos alumnos que no tienen la suficiente preparación para ser docentes “sobre todo porque son materias físicas donde involucramos el cuerpo”.

El Colegio de Arte Dramático permanecerá cerrado hasta que se resuelvan sus demandas para tener “clases de calidad, porque estamos en una universidad de calidad, que tiene prestigio, y queremos que eso se vea reflejado en lo que estamos haciendo nosotros”

Juan Carlos dice que para ellos, como actores, su cuerpo es su herramienta de trabajo, y en las clases resultaron lesionados varios compañeros porque los alumnos al frente de la materia no saben cómo trabajar el cuerpo correctamente. Los alumnos se preguntaron por qué la maestra, a pesar de tener lesionado el brazo, no fue a las clases al menos para supervisar. 

Con la maestra Gabriela Torrico, quien imparte la materia de ballet, las inconformidades iniciaron cuando ella “arma su propio reglamento”, exigiendo a las y los estudiantes hacer actividades extra escolares que contaban como parte de su calificación. Éstas son voluntarias pero ella las convirtió en obligatorias. Varios estudiantes dieron su testimonio de que la profesora Torrico les obligaba a hacer cosas que su cuerpo no puede, causando que durante ejercicios físicos y flexiones varias personas también salieran lastimados. Esto, aunado a ataques verbales y psicológicos, explica Juan Carlos: “ella dice que no podemos porque somos gordos, porque estamos enanos, porque somos gigantes”.

Foto: Marlene Martínez
Foto: Marlene Martínez

“Entonces nacen estas demandas, solicitamos la solución inmediata porque después de 6 años ya era evidente que estaba pasando algo y que nadie quería hacer nada”, dice el vocero y agrega que antes del paro enviaron a la dirección de la escuela algunos oficios exponiendo la situación, sin embargo la única respuesta que recibieron fue que la maestra era inamovible de su cargo por tener tiempo completo.

A partir del cierre del Colegio –al cual únicamente están entrando estudiantes–, han llegado varias autoridades de la BUAP a escuchar sus problemas. De la Secretaría Académica fue Luis Raúl Gálvez, además de la Coordinadora del Colegio de Arte Dramático, Sareli Sánchez Gallardo. El miércoles 12 de noviembre llegó por la noche la sub-abogada general de la BUAP, Rosa Isela Ávalos Mendez, pero las y los estudiantes le pidieron que regresara el jueves 13 a mediodía cuando estuvieran todos.

En total, de las 170 personas inscritas en Arte Dramático, 97 participan activamente en el paro. “Nosotros decidimos cerrar las instalaciones como protesta para que la opinión pública voltee a vernos, para que vean qué está pasando, para que otros profesores vean lo que está pasando, para que Derechos Universitarios vean lo que está pasando, para que la abogada general vea lo que está pasando y lo logramos”, dice Juan Carlos a través de la reja de la entrada de la escuela. 

La finalidad de esta acción es mejorar las clases y la formación académica de los futuros actores poblanos. “Somos los representantes, somos los artistas representantes de la BUAP, se supone que debemos estar al nivel de alumnos egresados de otras escuelas. De repente nos quedamos cortitos por este tipo de maestras. Por ejemplo los egresados de la BUAP se caracterizan por tener una pésima dicción, o nos caracterizamos por no tener buena dicción, y eso debe ser erradicado en las clases, para eso vienes a formarte aquí. Para que seas un profesional del teatro en el teatro”, argumenta el vocero. 

El Colegio de Arte Dramático permanecerá cerrado hasta que se resuelvan sus demandas para tener “clases de calidad, porque estamos en una universidad de calidad, que tiene prestigio, y queremos que eso se vea reflejado en lo que estamos haciendo nosotros”. 

Actualización

En presencia del notario número 1, Aldo Rivero Pastor, los estudiantes del Colegio de Arte Dramático (CAD) de la BUAP que mantenían un paro por su inconformidad con la labor de las docentes Loelia Ruiz Hernández y Gabriela Torrico Colín, entregaron esta mañana las instalaciones de dicha institución para que se restablezcan las actividades académicas de forma inmediata.

En una asamblea pública a donde acudieron estudiantes, docentes y autoridades universitarias, como Rosa Isela Ávalos Méndez, funcionaria de la oficina de la abogada general de la universidad, los actores en formación dieron por terminado el paro al considerar que los acuerdos a los que llegaron les resultan satisfactorios.

Entre dichos acuerdos se encuentra la destitución de ambas docentes mencionadas de la Escuela de Artes, de la que el CAD depende, así como la cancelación de las materias que éstas impartían, para no afectar el historial académico de los estudiantes inscritos en ellas.

Juan Carlos Muñoz Chimal, vocero de los estudiantes inconformes, dijo en entrevista con Lado B que se mantendrán pendientes de que estos acuerdos se cumplan.

–Sí, estamos conformes –dijo el estudiante–, firmado ante notario público, estaremos esperando el cumplimiento de estos acuerdos, siguiendo la investigación que se está haciendo, y el compromiso es ése, que mientras ellos cumplan su palabra, nosotros vamos a cumplir la nuestra.

Ahora que el paro ha finalizado, los estudiantes que mantenían su inconformidad esperan también que se dé un acercamiento con el rector Alfonso Esparza Ortiz.

Periodista en constante formación, interesada en cobertura de Derechos Humanos y movimientos sociales. Reportera de día, raver de noche. Segundo lugar en categoría Crónica. Premio Cuauhtémoc Moctezuma al Periodismo Puebla 2014. Tercer lugar en el concurso “Género y Justicia” de SCJN, ONU Mujeres y Periodistas de a Pie. Octubre 2014

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.