La escritora brasileña Maria Alzira Brum presentará sus libros en Puebla

La escritora brasileña Maria Alzira Brum presentará sus libros en Puebla

FlyerLaOrden
Josué Cantorán

@josuedcv

No hacerlo y La orden secreta de los ornitorrincos, dos libros de la escritora brasileña Maria Alzira Brum que denotan el carácter experimental de su escritura con la que desdibujar los límites de los géneros y mostrar la complejidad de su realidad y sus vivencias, serán presentados este sábado 22 de noviembre durante la visita de la autora en Puebla.

La escritora, originaria de Sao Paulo y radicada definitivamente en la ciudad de México desde 2012, estará a las 16 horas en la librería Etcétera como parte del encuentro de editores y editoriales independientes Edita México 2014, para presentar su libro No hacerlo, editado por Librosampleados para la colección Carton-Era.

El volumen, que fue escrito originalmente en español, consta de tres textos independientes que tienen en común el tratar los viajes que no se concretan, los procesos inacabados y las fronteras. Es un libro de género impreciso que, de acuerdo con una reseña de Bertha Díaz, es a la vez “un libro de viajes, un diario íntimo, un ensayo, un poema largo en prosa, una crónica, un guión para cine experimental, un libro de dirección para una puesta en escena, una narraturgia, un tratado sobre la escritura”.

Y, como su nombre lo indica, es un libro editado en una especie de homenaje a la tradición de las editoriales cartoneras, mismas que con pocos recursos producen libros de manera artesanal, con impresiones no industriales y tirajes pequeños, pero que en muchas ocasiones resultan libros tan bien diseñados que se convierten en objetos de colección.

–Esta colección –explica la autora de No hacerlo a Lado B– tiene el objetivo de homenajear las cartoneras por su papel de crear una red latinoamericana, porque hasta entonces lo que teníamos eran las redes de producción, difusión, discusión de literatura por las grandes editoriales y agentes de mercado, o por la universidad o algunas iniciativas del Estado. A partir de las cartoneras y de la internet, esto empieza a moverse de otra manera, hay un movimiento editorial en otra dirección, se forman nuevas redes. Esta edición tiene un poco este espíritu.

Carton-Era, la colección en la que aparece el texto de Alzira Brum, se integra de textos de autores extranjeros de poca fama en México y que hayan publicado poco o nada en este país.

Más tarde, a las 19 horas, la escritora presentará La orden secreta de los ornitorrincos en el café Remedios La Bella, un libro publicado por Aldus, editorial de la Universidad Veracruzana, y que, a diferencia del anterior, fue traducido del portugués.

Este libro, una especie de novela, fue descrito por Isaac Magaña, en la revista Letras libres, como un ejemplo de “literatura experimental” por ser “una obra sin precedentes que escapa a toda clasificación”, aunque reconociendo que esa clasificación no le haría justicia pues se estaría “encomiando sus hallazgos en tanto hallazgos, ignorando su incidencia en la realidad y la cultura”.

Pero para la autora, a quien se le puede leer también en la revista Replicante, su escritura pretende ser un vehículo para demostrar la complejidad de sus propias experiencias y vivencias.

–Yo soy una persona que tiene origen en clases populares, lo que es un poco raro con relación a los escritores –dice, en entrevista telefónica–. Cuando hay un escritor que es de clases populares, o es mujer o es homosexual, o lo que sea, se espera que haga una narrativa de realidad, una narrativa similar a la realidad y reproduzca o use el realismo como ideología de la representación. Una de las cosas que yo hago, porque uno hace muchas cosas, se trata de crear complejidades a partir de mis vivencias, experiencias personales, históricas, de contexto. Trato de darle complejidad a algunas cosas que normalmente parecen no tenerla. Utilizo muchas cosas de la cultura de masas, de la cultura popular, de todo. Mi idea de la vida es que en todo puede haber complejidad.

Y sobre las similitudes y diferencias que, en su experiencia, ha observado entre los movimientos literarios de México y Brasil, dice que en ambos países se vive “un momento bastante rico en el que hay muchas editoriales independientes” y una producción abundante de ficción y periodismo, sobre todo en internet.

Una de las diferencias, apunta, es que mientras en Brasil se sigue más de cerca la lógica del mercado, en México existe una mediación del Estado a través de políticas públicas editoriales o literarias. Y, además, que mientras la literatura brasileña se queda generalmente ahí, para consumo doméstico, la literatura mexicana se inscribe en un movimiento mayor, que es el de la literatura de otros países donde se habla y lee en español, incluido Estados Unidos.

Maria Alzira Brum estará este 22 de noviembre a las 16 horas en la librería Etcétera (2 Oriente 809 Centro) y a las 19 en el café Remedios La Bella (local 26 de plaza La Noria).

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.