Hay desconfianza sobre remodelación del Parque Ecológico
Sólo después de cerrarlo, el gobierno del estado informó que seguirá siendo gratuito; anunció también la posibilidad de introducir franquicias y buscar la participación del sector privado para mantener el aviario
Por Josué Cantorán @josuedcv
21 de septiembre, 2014
Comparte
Foto: @josuedcv

Foto: @josuedcv

Josué Cantorán

@josuedcv

Unas cincuenta personas se manifestaron la mañana de este domingo afuera del acceso de la calle 30 Poniente del parque ecológico Revolución Mexicana, para mostrar su inconformidad con la serie de modernizaciones que el gobierno estatal se encuentra realizando en el sitio y que lo mantiene cerrado desde el miércoles 17 de septiembre.

Entre miembros de organizaciones ecologistas, vecinos de las colonias aledañas y ciudadanos de todas las edades, el pequeño contingente marchó alrededor del parque gritando consignas como “El parque es nuestro, no de Moreno Valle” o “Queremos correr, no queremos café”.

–Tenemos una inconformidad por lo que el señor Moreno Valle está haciendo, que es casi casi una privatización. Lógicamente el sistema dice que no es tal, pero sí lo es –expresó Mireya León, integrante de la Asamblea Nacional del Agua Congreso Progresista, sobre el hecho de que el proyecto de remodelación incluye la introducción de franquicias al parque.

La semana pasada Lado B documentó que el parque ecológico Revolución Mexicana, el cual depende de la Secretaría de Turismo estatal, fue cerrado el miércoles 17 debido a una remodelación integral que, de acuerdo con declaraciones del gobernador Rafael Moreno Valle, tendrá una inversión de 100 millones de pesos y «beneficiará a más de millón y medio de habitantes».

Foto: @josuedcv

Foto: @josuedcv

Sobre estas intervenciones no se informó al director del aviario que se encuentra al interior del parque, el ornitólogo Martín Camacho, lo que derivó en la incertidumbre sobre el futuro de los mil 200 ejemplares de 136 especies de aves que resguarda el sitio, cuyos gastos de alimentación eran solventados con las entradas de los visitantes.

La desinformación al respecto se mantuvo hasta el mediodía del pasado jueves 18 cuando, después de varios días de silencio, el gobierno estatal emitió información oficial sobre el parque y el aviario, al enviar a los medios de comunicación dos comunicados sobre el asunto.

En el primero se informó que entre las remodelaciones que sufrirá el parque se incluyen: la construcción de una torre tirolesa, una cancha de usos múltiples, un mercado de artesanías, así como la creación de un acceso secundario al parque y un puente peatonal ciclista que conecte el inmueble con la ciclopista de la 31 Oriente.

Por otra parte, en el segundo comunicado, que fue enviado junto con una grabación de voz en la que el gobernador Rafael Moreno Valle habla sobre el tema, se asegura que el gobierno del estado se encargará de la preservación del aviario y que éste se mantendrá como un activo estatal.

Sin embargo, la información del gobierno del estado (boletín 1977) ha provocado nuevas dudas pues anuncia que se «buscará la participación del sector privado», e incluso refiere que “se ha pensado en invitar a Africam Safari, por ser una entidad especializada y con experiencia en la preservación de especies. Al momento se tiene en nómina a veterinarios especialistas (sic)”.

En este sentido habría que precisar que si bien el gobierno estatal, a través de su Secretaría de Turismo, es responsable del parque ecológico, y por tanto del espacio físico que ocupa el aviario, las aves que se encuentran al interior del mismo son de propiedad federal y están en custodia de Martín Camacho por solicitud de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Debido a lo anterior, para que el gobierno estatal pueda disponer de estas y entregarlas a Africam Safari o cualquier otro particular, el actual director del aviario tendría que solicitar primero a la Profepa que se cancelen las actas de custodia y entonces el gobierno estatal tendría que solicitar hacerse cargo de las mismas.

Ahora, ya con el parque cerrado, el gobierno del estado ha iniciado los acercamientos con Camacho y el equipo que durante 23 años se ha hecho cargo del aviario sin subsidio económico de algún gobierno.

Foto: @josuedcv

Foto: @josuedcv

Por el momento se sabe, no obstante, que las aves están a salvo.

La tarde de este domingo, Martín Camacho confirmó vía telefónica a Lado B que el gobierno estatal sí les ha permitido el acceso al aviario y sí se ha estado haciendo cargo de la alimentación de los pájaros; incluso, comentó que le fueron entregados 280 kilogramos de frutas y semillas.

El ornitólogo agradeció el apoyo de la ciudadanía que también ha donado alimento. «No esperábamos que hubiera tanta respuesta», dijo.

También adelantó que este lunes tendrán un nuevo acercamiento con funcionarios del gobierno estatal para determinar el futuro del aviario y saber si les será requerido oficialmente el espacio que ocupan.

Finalmente, hay que mencionar que en el comunicado antes referido del gobierno estatal también se comenta lo siguiente: “En el Parque Ecológico, abundó se aplicará un esquema similar al del Jardín de Arte. Es decir se instalarán unidades de negocio, incluso con la adquisición de franquicias por parte del gobierno del estado para obtener recursos que se encausarán a un fideicomiso para dedicarlos a labores de mantenimiento (sic)”.

Esto es lo que ha ocasionado la molestia y la desconfianza de algunos sectores ciudadanos, que entienden en este sistema una especie de privatización del espacio público que han utilizado por años, aunque el gobierno del estado asegura que el parque seguirá siendo gratuito.

Comparte
Josué Cantorán