En riesgo 1200 aves por cierre del parque ecológico

En riesgo 1200 aves por cierre del parque ecológico

Foto: Josue Cantoran
Foto: Josue Cantoran
Josué Cantorán

@josuedcv

La mañana de este miércoles el parque ecológico Revolución Mexicana amaneció con sus puertas cerradas. Ya estaba previsto, como lo anunciaban las lonas colocadas en cada una de las entradas del enorme jardín desde hacía unos días, que el 17 de septiembre ya no habría acceso a los ciudadanos debido a una modernización que correría a cargo del gobierno del estado.

Más allá de que los corredores y deportistas tendrían que buscar otras pistas y canchas para practicar sus ejercicios, el cierre del parque representaba otro problema de mayores dimensiones:

Las mil 200 aves resguardadas en el aviario que se encuentra al interior del parque quedarían en la orfandad y, en el peor de los escenarios, podrían hasta morir, pues el único sustento económico del lugar se obtiene de las entradas que los visitantes pagan al ingresar.

Así lo denunció Martín Camacho, director del aviario, en entrevista con Lado B.

–La inquietud –dijo el ornitólogo– es que al no entrar gente durante estos cuatro meses, ¿quién va a mantener el aviario?

Foto: Josue Cantoran
Foto: Josue Cantoran

Y los gastos de mantenimiento del aviario no son modestos. De hecho, oscilan en los 40 mil pesos mensuales, pues al interior del domo que resguarda el aviario viven alrededor de mil 200 ejemplares de 136 especies de aves distintas.

Cada una requiere de una dieta particular, por ejemplo, hay un pelícano que cada día ingiere entre medio kilo y un kilo de pescado. Las tres especies de tucanes que habitan ahí, todas en peligro de extinción, se alimentan de frutas, por lo que semanalmente se les compran 80 kilos de papaya y 40 de plátano. Para otras especies se adquieren a la semana 50 kilos de semillas de girasol.

–Una de las alternativas –planteó Martín Camacho– es que no cierren el aviario totalmente, que fuera parcial, es decir, que dejaran una entrada para que el público estuviera en un área del parque mientras estén trabajando en otra. El parque se puede rehabilitar, si se mejora, qué bueno, pero que no se cierre al público.

Pero habría que recapitular las escenas de la historia:

Durante la inauguración de un foro de franquicias, el 30 de agosto, el gobernador Rafael Moreno Valle informó de sus intenciones de remodelar el parque ecológico, y anunció que esto se haría con una inversión de 100 millones de pesos. El mandatario dijo entonces que se instalarían juegos infantiles y gimnasios al aire libre.

Hace aproximadamente una semana se hizo público que el parque cerraría todos sus accesos el 16 de septiembre por la noche y se colocaron unas lonas en cada entrada con las que se avisó a los usuarios el cierre temporal del sitio.

Pero la Secretaría de Turismo estatal, instancia de la que depende directamente la dirección del parque ecológico Revolución Mexicana, omitió avisar al personal del aviario que el parque sería cerrado. No lo hizo de manera oral, no lo hizo vía telefónica, no se realizó una visita al aviario, mucho menos se informó mediante un memorándum u oficio.

Foto: Josue Cantoran
Foto: Josue Cantoran

Las primeras versiones sobre el incierto futuro del aviario comenzaron a circular en las redes sociales alrededor del 10 de septiembre.

El 14 de septiembre, Roberto Trauwitz Echeguren, secretario de Turismo estatal, declaró a El Sol de Puebla que sería la dependencia que encabeza la que se haría cargo de la manutención del aviario durante el cierre del parque.

Sin embargo, en esa misma entrevista el funcionario admitió que el cuestionamiento que le hacía la reportera era el primer conocimiento que tenía sobre el tema y que no estaba enterado de nada más, a pesar de que ese mismo diario ya había publicado información al respecto.

Lado B solicitó este lunes información adicional a la Secretaría de Turismo. El área de Comunicación Social reiteró que sería dicha dependencia la encargada de sostener los gastos del aviario y de la atención médica de las aves. Sin embargo, hasta el cierre de esta edición la dependencia ha omitido emitir más información sobre el tema.

Martín Camacho, por su parte, reiteró vía telefónica que para el martes 16, en la víspera del cierre del parque, seguían sin recibir ningún tipo de notificación de ninguna autoridad.

Hasta el mediodía del miércoles 17, ya con todas las puertas del parque cerradas, se daría el primer encuentro entre los trabajadores del aviario y los representantes del gobierno estatal.

Hay que mencionar que el aviario también mantiene bajo su custodia ejemplares que han sido decomisados por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente por maltrato, abandono o comercio ilegal.

Foto: Josue Cantoran
Foto: Josue Cantoran

Sin embargo, el director del aviario prefirió no recurrir a dicha dependencia federal ya que consideró que, al no contar con un documento que probara oficialmente sobre el cierre del lugar, no tendría espacio para que sus inquietudes fuesen resueltas.

–Nuestro compromiso es con las aves –dijo Camacho–, con la conservación de este sitio, vamos a seguir luchando para que esto no desaparezca porque llevamos 23 años, desde que lo abrimos no se ha vuelto a cerrar al público. Aunque ha habido obras anteriores en el parque por otros gobiernos, no lo cierran, sino que hacen la obra donde la tienen que hacer, y todo lo demás sigue la gente ocupándolo.

Mientras, a las inquietudes de Camacho se han sumado otras organizaciones dedicadas a la protección de los animales. La asociación Ventana Ambiental Desarrollo Sustentable ya ha iniciado un acopio de los alimentos que las aves necesitan. Asimismo, por las redes sociales se ha convocado a una protesta a las 8 de la mañana de hoy.

5 COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.