En las ferias de empleo solo 1 de cada 5 encuentra chamba

En las ferias de empleo solo 1 de cada 5 encuentra chamba

Foto: EEF
Foto: EEF
Aranzazú Ayala Martínez

@aranhera

Desde las 9 de la mañana decenas de personas llegaron al Instituto Poblano de la Juventud para formarse. Si no se habían registrado por internet, dos mujeres repartían formatos para anotar el correo electrónico, los datos personales, la escolaridad, el empleo actual, el sueldo deseado y el número de dependientes económicos del o la solicitante.

La espera para entrar a la 2ª Feria del Empleo, organizada por el gobierno municipal, el Servicio Nacional de Empleo, la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) y la Secretaría de Competitividad, Trabajo y Desarrollo Económico (Secotrade), era de más de media hora, de pie, en fila junto a la pared, al resguardo de la única y tímida sombra.

La mayoría de quienes estaban ahí eran jóvenes, aunque había algunos adultos probando suerte en trabajos que no requieren escolaridad, o sólo piden saber leer y escribir, como lavaplatos. En los volantes que regalaban en los stands estaban las edades requeridas para los distintos puestos laborales. La mínima era de 18, de ahí 20, 22 años, o con experiencia comprobable (de seis meses para cajeras, o sin especificar, pero que sería evaluada en la entrevista). Y la edad más avanzada para la que aceptaban postulantes era de 55 años, para “ventas financieras” en “importante empresa financiera”.

Foto: Joel Merino | Archivo
Foto: Joel Merino | Archivo

No eran los únicos probando suerte: había algunas personas que recorrían la fila ofreciendo cursos para capacitarse o talleres especializados para conseguir un mejor trabajo, con descuento de 15 por ciento para quienes apuntaran sus datos y hubieran asistido a la feria.

Pero, en general, las estadísticas indican que la suerte toca a muy pocos en estas ferias de empleo. De acuerdo con datos de la STPS: entre bolsas y ferias y de trabajo en lo que va del año se atendieron a 90 mil 297 personas, de las cuales sólo lograron colocarse 17 mil 860, es decir, sólo el 19 por ciento consiguió empleo, prácticamente sólo uno de cada cinco.

Aunque el evento arrancó a las 9 de la mañana, después de la una de la tarde las personas seguían llegando. El ambiente en la fila era más bien silencioso, la gente esperaba nerviosa y con cierto miedo, pese a que seguramente casi toda iba preparada con su currículum y varias solicitudes bajo el brazo: una muchacha llevaba un fólder con diez solicitudes en papel amarillo, de esas que venden en las papelerías, para ir entregándolas en los diferentes stands, una vuelta que tomaba entre 40 minutos y una hora, incluyendo el largo tiempo de espera en las vacantes más concurridas, como la de la tienda de autoservicio OXXO, con penetración en prácticamente todo el país, o la de Domino’s Pizza, donde ofrecían empleo de medio tiempo y tiempo completo, con un sueldo de entre 2800 y 3200 pesos mensuales, es decir poco mas de un salario mínimo (SM), pero menos de dos, más prestaciones.

Así pinta el empleo en Puebla

En el estado de Puebla la Población Económicamente Activa (PEA), es decir todas las personas que aportan trabajo, ya sea dentro de la economía formal o informal, fue de 2 millones 647 mil 360 personas –datos al al 2do trimestre de 2014–, de las cuales 2 millones 540 mil 597 estaban ocupadas.

En general, los empleos ofrecidos en la feria de empleo son puestos laborales mal pagados pues sus salarios mensuales rondan los 2 SM, que en Puebla por estar en la zona geográfica B representa un pago cercano a los 3 mil 826 pesos al mes.

En la entidad, según las cifras oficiales de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), la tasa de desocupación es menor a la media nacional –4 por ciento de la población económicamente activa (PEA) en comparación con el 4.8 por ciento en el país–, pero representa que 106 mil 763 personas carecen de empleo.

En general, los empleos ofrecidos en la feria de empleo son puestos laborales mal pagados pues sus salarios mensuales oscilaban entre 1 y 2 SM, que en Puebla por estar en la zona geográfica B representa un pago de mil 913 y 3 mil 826 pesos al mes.

Aunque están dentro del promedio que reporta el estado en las cifras oficiales de la STPS, pues en su análisis más reciente da cuenta de que la mayor parte de la PEA en la entidad, 762 mil 949 personas, reciben de 1 a 2 SM. Los que ganan de dos a cinco SM son 744 mil 780 personas, y en tercer lugar los que perciben menos de 1 SM, lo que significa que 453 mil 191 personas viven con menos de mil 913 pesos mensuales.

Ventas, el sector más solicitado

La mayor parte de la oferta laboral fue del sector de ventas, como vendedor ejecutivo, ventas en mostrador, promotores, supervisores y asesores en compañías de distintos giros.

En segundo lugar estaban las ofertas de empleo en la industria de alimentos que contrataba desde vendedores hasta cocineros, repartidores, hostess, lavaplatos, encargados de sucursal y jefes de piso, lo mismo para rosticerías, que taquerías y hasta restaurantes cinco estrellas como grupo Allegue, al que pertenece El Parrillaje, que por cierto ofrecía el mejor sueldo para puesto de hostess: ganando 3 mil pesos mensuales más propinas y prestaciones, trabajando seis horas diarias con un día de descanso.

El resto de las vacantes los sueldos rondaban la cifra: empacador en una fábrica de toallas ganando 922 pesos semanales, o vendedor de Big Cola que prometía 3 mil 500 pesos al mes “más comisiones”. Salvo uno que era exclusivo para mujer, como encargada de una tienda de ropa, que ofrecía un sueldo base de 4 mil pesos más 2 mil por bonos de desempeño y comisiones.

Al menos en teoría, todos los trabajos ofertados incluían sueldo base y prestaciones de ley, la mayor parte con un día de descanso y jornadas laborales de ocho horas. Había también opciones para obreros, choferes y empacadores, y de guardias de seguridad sólo para hombres.

Y afuera del edificio que alberga al Instituto Poblano de la Juventud también había un letrero: “Se solicita personal de mantenimiento. Contratación inmediata”.

Entre bolsas y ferias y de trabajo en lo que va del año se atendieron a 90 mil 297 personas, de las cuales sólo lograron colocarse 17 mil 860, es decir, sólo el 19%  consiguió empleo, prácticamente sólo 1 de cada 5. 

Las vacantes que ofrecieron los mejores sueldos eran para egresados sobre todo de licenciaturas en Administración de Empresas, Finanzas y Economía, de valuadores de oro (con un sueldo base de 6 mil mensuales) y en Bancomer (de trainee, ganando entre 10 y 12 mil pesos al mes). También la tienda departamental Palacio de Hierro daba mejores sueldos a los interesados: de secretaria y de chofer, 5 mil 300 mensuales; y de cajera, 4 mil 700.

En total fueron más de 45 empresas las que abrieron sus ofertas de trabajo y pusieron a disposición  mil 456 vacantes destinadas específicamente al mercado laboral juvenil, aunque eso no impidió que, como ya se señaló hubiera también ofertas para personas mayores.

El mejor pagado

Casi hasta el final del recorrido estaba el puesto de la Policía Federal. “¿Tienes la convicción de servir a tu país?”: la Secretaría de Gobernación y la Comisión de Seguridad Nacional estaban presentes en el reclutamiento para la División de Gendarmería, que ofrece una beca –no lo manejan como sueldo- mensual de 12 mil 784 pesos.

Para el perfil de “proximidad” se requiere escolaridad mínima de bachillerato, y para el de “reacción” mínimo secundaria y tener un máximo de 37 años de edad. Además para obtener la “beca” no se deben tener antecedentes penales, tatuajes ni perforaciones, y se requiere estatura mínima de 1.65 para hombres y 1.60 para mujeres, así como “no rebasar el índice de masa corporal de 34.9% kh/m2 y no rebasar el porcentaje de grasa corporal de 22% en hombres y 30% en mujeres”.

Esta vacante era la única que ofrecía un sueldo mayor a los 5 mil pesos mensuales sin el requisito de experiencia previa, ni haber terminado una licenciatura o una carrera técnica, lo que podría hacerla parecer la mejor opción, si no fuera porque están más expuestos a morir por homicidio ya que, de acuerdo con datos de la propia Policía Federal, es la primer causa de defunción para quienes integran estos cuerpos policiacos;  desde el 2000 aproximadamente 31 elementos han sido asesinados cada año.

Periodista en constante formación, interesada en cobertura de Derechos Humanos y movimientos sociales. Reportera de día, raver de noche. Segundo lugar en categoría Crónica. Premio Cuauhtémoc Moctezuma al Periodismo Puebla 2014. Tercer lugar en el concurso “Género y Justicia” de SCJN, ONU Mujeres y Periodistas de a Pie. Octubre 2014