De agua helada, pantallas flexibles y una nueva adicción

De agua helada, pantallas flexibles y una nueva adicción

Israel Rosas

@irosasr

Las opiniones en torno al Ice Bucket Challenge se dividen entre quienes lo ven como un desperdicio de agua y quienes creen que se trata de una campaña viral a favor de una buena causa. Además, Samsung patentó un sistema que nos hará olvidar las pantallas estrelladas de nuestros celulares.

#IceBucketChallenge

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) es un tema serio. Se trata de una enfermedad compleja que requiere de mayor investigación y un nivel de visibilidad más alto. Por ello, el reto de la cubeta de agua helada, o #IceBucketChallenge es una gran oportunidad para dar a conocer el tema.

Sin embargo, la campaña también ha sido criticada desde la perspectiva ambiental, debido a que implica el desperdicio de una cubeta de agua, cuando hay regiones del planeta que sufren de sequía extrema. Este enfoque se nutre a causa de quienes tratan de imitar a los famosos que ven mojarse en Internet o en televisión, sin saber a ciencia cierta la causa y, por lo tanto, sin aportar un solo peso a la causa.

De esta forma, es posible concluir que el #IceBucketChallenge resulta positivo en la medida en que aumenta la visibilidad de una enfermedad tan seria y a la vez tan poco conocida como la ELA. Sin embargo, es importante que cada famoso que decida tomarlo, explique al mismo tiempo con claridad la razón de semejante barbaridad y, en la medida de lo posible, evite desperdiciar el agua. Realizar el reto dentro de una alberca o en un jardín pueden ser buenas opciones para lograrlo.

No más pantallas rotas

Samsung no deja de sorprendernos. Llegan noticias que indican que esta compañía ha patentado un teléfono inteligente capaz de doblarse sin sufrir daños. La patente habría sido registrada desde febrero en Estados Unidos.

Con este avance, se reducirían drásticamente los daños a las pantallas de los dispositivos que sufren cuando se les coloca en los bolsillos traseros de los pantalones o son olvidados sobre alguna silla o algún sillón. Además, representaría un avance radical en el desarrollo de dispositivos electrónicos.

De pilón: Regresa la adicción

flappy¿Se acuerdan de Flappy Bird? Ese juego que era tan adictivo como difícil de jugar –¿alguien recuerda su récord?– que fue retirado durante algunas semanas de las tiendas de aplicaciones. Resulta que ahora cuenta con una secuela, llamada Swing Copters.

El nuevo juego promete horas de frustración –o diversión– gracias a su complicado sistema de juego. Si bien conserva la simplicidad de su antecesor –darle toques a la pantalla para mover al personaje–, la complejidad del entorno provoca que, al menos en los primeros intentos, el jugador no logre más de cinco puntos.

Juéguenlo bajo su propio riesgo; es el pretexto perfecto para procrastinar.

Las opiniones vertidas en este espacio son responsabilidad del autor, son hechas a título personal y no reflejan aquellas de las instituciones a las que está adscrito.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.