¿De veras mucho poder el de los medios?

¿De veras mucho poder el de los medios?

*Susana Sánchez Sánchez

Entre la esfera política, el narco, la delincuencia organizada y los medios de comunicación, atravesados por la corrupción, México es dominado,  ¿quién contra el poder de ellos? Por supuesto no todos los políticos o los medios de comunicación son harina del mismo costal, hay niveles y uno de ellos es el estratégico, es decir, ese don de tener la mente fría y calculadora para ganar adeptos, seguidores y cómplices. Pero no crea que eso se puede hacer así nomás porque sí. Por ejemplo, no porque usted funde un medio de comunicación en internet, ya es poderoso en automático. N’hombre, hay que tener un plan y hacerse de los contactos adecuados para apenas posicionar un medio entre las opciones de consumo informativo de una sociedad. Si le quiere entrar a la industria de la información y el entrenamiento, debe tener tesón porque ¿quién contra los monopolios mediáticos?

Pero ¿qué es lo que hace a unos medios más poderosos que otros? Yo diría que su estrategia, es decir, el proceso de operaciones claves que diseñan y siguen para ganar voluntades a favor de un interés, por ejemplo económico. Alguien que quiere hacer de un medio de comunicación un negocio rentable, con audiencias amplias y abarcar nuevos mercados además del mediático, requiere saber dónde está parado y conocer quiénes toman las decisiones en un país, bien para formar alianzas o para tomar distancia.

Los políticos, los narcotraficantes, los jerarcas eclesiásticos, los delincuentes organizados, los directores de planteles educativos y universitarios o los intelectuales son algunos grupos influyentes en la opinión pública que los medios de comunicación no deben dejar pasar ni desatender, porque como usted se podrá dar cuenta en las noticias de todos los días, esos grupos ejercen una posición especial a ojos de los ciudadanos, porque fungen como los protectores, los ricos, los santos, los que no se andan por las ramas  y matan, los sabelotos, etc. Si un empresario quiere entrarle al negocio mediático, debe ‘apalabrarse’, hacer migas o negociaciones con esos grupos influyentes, dominadores tirarollos o ricos.

Para que los medios de comunicación como un sistema propagandístico (es decir, como que sí y como que no son portavoces de ciertos grupos influyentes) tengan éxito, les viene bien una burocracia estatal con un control protector y monopolístico sobre los medios de comunicación. Además los grupos de control de los gigantes medios de comunicación establecen  estrechas relaciones con la crema y nata de la comunidad empresarial o política, a través de juntas directivas o  vínculos amistosos, amorosos o sociales. En México basta con pasarse una semana en un lugar y leer los periódicos, escuchar los programas radiofónicos y ver los canales de las televisoras de mayor influencia como para saber quiénes son los protectores de un medio sin que necesitemos preguntar.

Claro que el papel propagandístico de las empresas mediáticas que buscan el éxito no es suficiente, digamos que con la propaganda logran persuadir, pero también ambicionan ser empresas ricas y para ello utilizan la publicidad no solamente como una estrategia de subvención que les permite ponerle precio a su producto o medir las ventas y la calidad (que es lo que haría cualquier empresa mediática), sino que ambicionan posicionarse como un portavoz silencioso de los grupos de poder más  influyentes y a la vez como negocio. Por ello, sin miramientos ganan terreno y debilitan a sus rivales o los dejan relegados o marginados.

¿Quién contra los monopolios en la industria mediática? ¿Las leyes? Ellos son las leyes. Si a los medios de comunicación que son monopolios en México les compusiesen un corrido éste  tendría que ser similar al “Jefe de Jefes”, ese que dice:

Mi trabajo y valor me ha costado

manejar los contactos que tengo

muchos quieren escalar a mi altura

nomás miro que se van cayendo…

Con planeaciones estratégicas entre la propaganda y la publicidad, los empresarios de la industria mediática pueden tronarle los dedos a quienes quieran. Así que los medios de comunicación con una gran concentración de capital (léase monopolios) sí ejercen poder y mucho.

*Estudiante del posgrado en Sociología-BUAP.

Cualquier discrepancia, precisión, duda o recomendación, escríbale al  correo: susanita19mx@yahoo.com.mx

La colaboración Informar tiene su chiste, también aparece los viernes en el programa Movimiento Perpetuo, transmitido de lunes a viernes de 9:30 a 10:30 hrs., a través de la XHBUAP – Radio BUAP 96.9 f.m.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.