El discreto encanto de la obesidad
Una exposición del pintor oaxaqueño Álvaro Santiago
Por Lado B @ladobemx
19 de junio, 2014
Comparte

Eric David Montero | Artificial Radio

El cuerpo humano ha sido objeto de diversos tratamientos tanto culturales, estéticos y con fines médicos. Mediante este se han explorado temas como el narcicismo, erotismo y el sadomasoquismo, pasando por disciplinas como el cine, la fotografía, el documental y la pintura.

El artista plástico Álvaro Santiago, originario de Oaxaca explora en la exposición “El goce de la línea”, al cuerpo femenino que lo dibuja desde una perspectiva sensual y sugestiva, con una atmósfera onírica, conviviendo en ambientes insólitos donde muestra a la mujer como poseedora absoluta de su cuerpo bajo una figura obesa.

Todas las figuras montadas en las 4 de las 5 salas del museo seducen la mirada del espectador. Aquellas figuras abultadas por momentos hacen adentrarse en un sueño inusual o una pesadilla: Cuerpos volando, sin rostro o cubiertos con máscaras de cerdo o de pájaros que permanecen atentos a las acciones de aquellas mujeres que incluso llegan a mostrarse como poseedoras del tiempo y el espacio.

La muestra se compone de más de 20 piezas elaboradas con diversas técnicas como: carbón, pastel y sanguina, en formato de grandes dimensiones. Entre las obras se encuentran: Deseo mimado, Voces nocturnas, Sombra  vacía, Ella misma y Sueño. En esta galería Álvaro Santiago se muestra como un artista que muestra con encanto la obesidad femenina, entre un universo digno de disfrutarse, además de incluir pasajes de su propia vida.

artificial-goce2

Foto: Eric David Montero

CUERPOS INVISIBLES

Al artista Álvaro Santiago lo hechizan las formas del cuerpo femenino, principalmente por las múltiples sombras y recovecos que producen. Entre sus propósitos se encuentra el de hacer ostensible el cuerpo de la mujer madura, pues parece ser invisible ante los ojos del hombre debido a la exaltación de figuras esbeltas y jóvenes en gran cantidad de revistas y medios de comunicación.

En cuestiones técnicas, -escribe Sara Urrutia- los dibujos de Santiago denotan “una gran capacidad de mando sobre el lápiz, el carbón, la sanguina o el pastel al trazar líneas de una historia sobre el papel, ya sea en una hoja pequeña o una de mayor tamaño. Vuelca su ingenio en el soporte con la misma naturalidad con que el aire entra sus pulmones”.

“El Goce de la Línea” es propositiva, deleita a cada uno de los visitantes, y muestra imágenes femeninas alejadas del mainstream de la industria de la belleza, mostrada hasta el cansancio por todos los medios. Álvaro Santiago llama admirar y dejarnos seducir por cuerpos anchos a través de cada uno de los trazos plasmados en sus cuadros.

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx