Un historieta sobre el descubrirse gay

Un historieta sobre el descubrirse gay

Josué Cantorán Viramontes

@josuedcv

Para preservar el legado real y perpetuar la dinastía, los padres del príncipe pavorreal le piden que consiga una princesa y se case con ella, pero hay un pequeñito problema: al príncipe pavorreal no le gustan las princesas, él preferiría, en todo caso, otro príncipe como él.

Ése es, en poquísimas palabras, el argumento de El pavorreal azul, una novela gráfica que se encuentra en plena producción a cargo del artista Uriel Córdoba Guzmán, originario de Valle de Santiago, Guanajuato, y egresado de la carrera de artes plásticas del Universitario Bauhaus, en Puebla.

comic01Como parte de su tesis de grado, el artista ha trabajado los últimos dos años en este proyecto: una novela gráfica que abordará a manera de fábula, con animales como protagonistas –que por momentos se convierten en humanos–, el descubrimiento de la identidad sexual y la búsqueda de la autoaceptación.

Uriel Córdoba ha trabajado técnicas como la escultura y la pintura, pero es la novela gráfica y la historieta donde ha encontrado los medios ideales para contar una historia que se acerca demasiado a su vida personal.

–Aparte de todo el cliché de lo que debe hacer un artista –dice Uriel en entrevista con Reversible–, como escultura, grabado, pintura, a mí me late mucho la ilustración. Entonces mi forma muy particular de dibujar las cosas y la vida, simplemente la transformé en una novela. ¿Y por qué una novela? Pues a lo mejor tiene este lado emocional y sentimental que se puede manejar en ella, como el rompimiento, el sentir diferentes cosas.

La historieta está en su etapa final de producción y ha sido realizada con técnicas manuales en blanco y negro. Aunque algunos colegas suyos le han sugerido publicar el resultado final de manera gratuita a modo de fanzine, debido a que la producción en blanco y negro facilita que se haga así, Uriel prefiere que sea una editorial profesional la que publique y distribuya su obra cuando esté lista para presentarse al público.

–No quiero que sea gratuito, quiero que sea algo que sí, la gente conozca pero también valore como impreso, que valore también mi trabajo. No me paso horas como burro (dibujando) para que pases en la calle y a alguien que ni le interese tenga mis dibujos –dice Uriel.

El autor espera que la historieta pueda publicarse en un formato como un cuento infantil, pues asegura que incluso el manejo del tema de la homosexualidad ha sido cuidadoso y “nada grotesco”.

El proyecto se inició cuando profesor de Uriel notó que las ilustraciones digitales que éste hacía como hobbie, un poco para pasar el rato y reírse con sus compañeros, tenían calidad suficiente para convertirse en un proyecto serio, así que le sugirió emprenderlo.

–Comenzó un juego que de repente ya no era tan divertido, era más catártico. Los dibujos comenzaron a tomar otro sentido y fue algo que yo no controlé –explica Uriel–. (…) Fue algo horrible, me sobrepasó, entonces lo guardé en su portafolio, lo dejé por un tiempo e iba escribiendo cositas, iba en el camión y me ponía a escribir o si estaba desocupado en las noches me ponía a escribir acerca del pavorreal, pero todo era muy vivencial.

Para este artista, que ya ha expuesto en un par de ocasiones y planea comenzar a vivir de su obra, trabajar sobre su propia experiencia en el mundo es fundamental.

–Creo que no hay mayor forma de producir o hacer arte que basándote en la experiencia propia y los caminos a donde va llevándote la vida. Hay unos muy buenos, hay otros muy malos, pero generalmente en eso baso mi trabajo.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.