Se buscan lesbianas

Se buscan lesbianas

Mely Arellano

@melyarel

Aunque la primera letra de las siglas (LGBTTTI) que definen al colectivo de la diversidad sexual empieza con la “L” de lesbianas, son ellas el grupo menos visible, al que prácticamente no se le nombra. Y si no se le nombra, no existe.

–Las lesbianas siempre hemos apoyado el movimiento LGBTTTI en Puebla, cuya principal actividad es la marcha, pero siempre estamos al final. Y una muestra clara fue precisamente la marcha pasada: a las lesbianas nos dejaron hasta atrás. O sea, “sí, sí, puedes visibilizarte, manifiéstate, pero hasta atrás, hasta adelante van las trans porque son a las que nos están matando, y los hombres homosexuales que son los que se están infectando de VIH, y las compañeras transgénero porque necesitan leyes que les reconozcan su identidad sexogenérica”. Y sí, es cierto, pero las lesbianas siempre quedamos en segundo término, al final –dice en entrevista para Reversible, Gabriela Cortés, de El Taller AC.

Esa invisibilización de las lesbianas ocurre incluso dentro del mismo grupo, entre ellas, en ellas. Al no existir campañas o atención específica para ellas, la relación que establecen con sus cuerpos es igualmente omisa.

–Siempre nos hemos olvidado de nosotras, de repente te preguntan “¿te has hecho tu papanicolau?”, y una dice: “si soy lesbiana pa’ qué me lo voy a hacer”. Todavía se cree que por no tener relaciones con un hombre no tenemos que cuidar nuestra salud sexual. Es lo último en lo que pensamos en muchas ocasiones, nos olvidamos de nuestro propio cuerpo y creo que es importante tener esta conciencia de decir: es mi cuerpo, es mío, me pertenece y tengo que cuidarlo, en mi cuerpo pasan muchos placeres y tengo que mantenerlo saludable.

En México no hay y nunca ha habido programas particulares que atiendan, por ejemplo, la salud sexual y reproductiva de las mujeres lesbianas.

–Si vas a un centro de salud y les dices “soy lesbiana, no necesito los condones, necesito otras formas de cuidado en salud sexual”, no saben qué hacer, te dicen: “ay pues no tenemos nada para lesbiana, ustedes no se infectan de nada, o cómo tienen relaciones sexuales”. El invisibilizarnos significa que no podemos gozar de ciertos derechos.

Además, una lesbiana que quiera ser madre tendrá forzosamente que buscarlo con sus propios medios, pues en nuestro país el sector salud niega a las mujeres el derecho a la maternidad asistida por elección.

–Por ejemplo yo no me veo con un hombre, ni siquiera mi mejor amigo, diciéndole “oye hazme el favorcito para tener un hijo”, y por desgracia las lesbianas somos doblemente discriminadas, por ser mujer y lesbiana, entonces somos las más pobres, aparte el requisito para ir a pedir un trabajo es buena presentación y seguramente muchas lesbianas sí lo cumplirán pero otras no, como yo. Entonces si quiero tener un hijo no me voy a poder pagar un tratamiento de inseminación artificial, porque aparte es carísimo y, por qué no, los centros de salud deberían ofrecerlo.

Buscamos lesbianasSu lucha aparte

Desde el año pasado El Taller AC, ese espacio lésbico, feminista, cultural y autogestivo de defensa de los derechos humanos, los derechos reproductivos y sexuales y los derechos de las mujeres, inició con el proyecto “Lesbianas visibles actuando por una vida libre”.

El proyecto no sólo busca, como su nombre lo dice, visibilizar a las mujeres lesbianas, sino empujar un movimiento lésbico feminista con la formación de cuadros para compartir, denunciar, exigir y convivir. Y como parte del proyecto llevarán a cabo del 23 al 27 de abril una jornada de cultural de visibilidades lésbicas llamado “Alesbiánate”.

–En Alesbiánate lo que buscamos también es una excusa para hacer fiesta, porque a veces a las lesbianas se nos olvida estar entre nosotras, dejar atrás esa frase de “mujeres juntas ni difuntas”. De repente una de las chicas decía “es que nunca he tenido amigas lesbianas”. Y me puse a pensar que sí es una relación diferente porque ya sabemos de lo que estamos hablando, y no es lo mismo que tú le digas a tu amiga heterosexual de toda la vida, “oye es que mira con esta chica, así…”, que por mucho que te pueda entender sí es una energía diferente, y por qué no también hacer estas convivencias entre lesbianas.

Para realizar el Alesbiánate, El Taller ha abierto una convocatoria para mujeres lesbianas que hagan alguna actividad cultural o artística, a que presenten sus propuestas para integrarlas a la jornada.

–Puede ser con teatro, escultura, artes plásticas, literatura, fotografía o cualquier actividad del tipo. Aunque no necesariamente la obra o la actividad artística debe ser sobre lesbianas, sólo debe estar hecho por lesbianas. Es una forma de visibilizarnos y que la sociedad sepa lo que hacemos y que no nada más estamos pensando en coger, o echar tortilla, en picar papaya, jajaja, no nada más estamos pensando en eso. Que sí, que también es bien importante, pero también estamos desarrollándonos en muchos ámbitos, en muchas disciplinas, dentro de la sociedad y para la sociedad.

Las lesbianas interesadas pueden presentar sus propuestas hasta el 7 de abril. La gestión de espacios y recursos correrá a cargo de El Taller, y se elegirán a los más viables en términos de costo y producción.

En Alesbiánate habrá además talleres, mesas de reflexión y de discusión, de participación abierta y gratuita.

–Creemos que es bien importante ir tomando conciencia sobre nosotras, sobre nuestros cuerpos y sobre cuáles son nuestras necesidades, porque las necesidades del colectivo no son iguales a las necesidades de las lesbianas.

Más información en:

https://www.facebook.com/eltallerpuebla

convocaeltaller@hotmail.com

Teléfono: 2 32 82 40

Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx

5 COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.