Imposible, hablar de Guerra Fría en el caso de Crimea: experto
 
Por Lado B @ladobemx
19 de marzo, 2014
Comparte
  • Las circunstancias son distintas, hay una gran interdependencia entre los actores: Javier Urbano
  • Rusia desea recuperar su protagonismo en el momento adecuado; la situación va más allá de los tratados internacionales
  • Un conflicto armado no beneficiaría a Rusia ni a la Unión Europea, ni a Estados Unidos

Prensa Ibero Ciudad de México

La anexión de la región autónoma ucraniana de Crimea por parte de Rusia no tiene relación alguna con otra Guerra Fría, y se inscribe mejor dicho en un escenario de fuerza y estrategia geopolítica, advirtió el doctor Javier Urbano, académico del Departamento de Relaciones Internacionales de la Ibero.

El lunes, legisladores de Crimea aprobaron una resolución que otorgaba a la península del Mar Negro la independencia, y posteriormente, la adhesión a la Federación Rusa. El porcentaje de votantes que aprobaron esta decisión fue de un abrumador 96.7 por ciento.

Tomada de radioformula.com.mx/

Tomada de radioformula.com.mx/

En relación con la posibilidad de una “segunda guerra fría”, como declaró Hillary Clinton este martes, Urbano puntualizó que, aunque ciertos rasgos del conflicto histórico entre dos bloques prevalecen, “existe demasiada dependencia y las condiciones no son las mismas”.

Según el coautor de tres libros sobre la integración en la Unión Europea, hay que recordar que Rusia históricamente tiene una vocación de impero, condición que ha deseado recuperar desde la caída del muro de Berlín en 1989. La anexión de Crimea responde a este interés.

“Hoy no es época de la Guerra Fría, las circunstancias son distintas; posiblemente habrá que llamarle de otra forma al suceso. Si son confrontaciones político-diplomáticas, tensiones armadas, etcétera. No se inaugura una nueva era”, declaró, y recordó que existen grandes vínculos financieros y económicos entre Rusia y la Unión Europea (UE) y Estados Unidos (EU).

Además, el momento es el adecuado, si Rusia desea recuperar su protagonismo, apuntó: al día de hoy, la Unión Europea se recupera a pasos lentos de una recesión económica, con un índice de desempleo de  26.4 por ciento el año pasado, y Estados Unidos tiene un presidente con un nivel de aceptación política muy por debajo de lo normal.

“Si juntamos todos estos dilemas, veremos que la capacidad de maniobra tanto de la UE como de EU es muy poca”, especificó.

El investigador también llamó a prestar atención a largo plazo a las regiones que desean separarse de Rusia, como el caso de Chechenia, quienes pueden plantear un precedente en el caso de Crimea para dejar de formar parte del territorio ruso, y contra quienes Rusia puede argumentar integridad territorial, la cual no respetó para Ucrania.

“La gente debiera seguir analizando este tema desde la perspectiva del derecho internacional, pero también debe de entender que éste es un asunto de fuerza, relacionado con el hecho de que Rusia quiere recuperar el protagonismo, y sentir que tiene capacidad de respuesta”, clarificó el experto.

Agregó que “el análisis jurídico tiene un límite: la realidad entre la lucha por el poder global entre potencias, y ahí el caso de prueba es Crimea”. Por otra parte, en un sentido estrictamente jurídico, aclaró Urbano, la secesión “no es legal”.

Desde la perspectiva de los tratados internacionales, los que corresponden al análisis del caso Crimea-Rusia, son aquellos relacionados con la integridad territorial de los Estados, así como el derecho de los pueblos originarios, clarificó el doctor en Relaciones Internacionales.

Recordó que, pese a que la figura del referéndum separatista que otorgó a Crimea la adhesión a Rusia se relaciona con el derecho a la autodeterminación de los pueblos, “no es un derecho aislado, y debe confrontarse con supuestos”.

“Habría también que aludir a la Constitución ucraniana, a la cual está adscrita el territorio de Crimea, por lo menos al día de hoy. Crimea responde a un procedimiento legal. En derecho internacional, hay una constitución de los países reconocidos, y por lo tanto, para poder pasar por ese procedimiento, tienen que pasar por este otro”, fueron sus palabras.

El experto en cooperación internacional manifestó que, aunque Vladimir Putin argumente que él no ha intervenido, al invocarse una sola norma, sin tomar en cuenta la constitución local ni los procedimientos legales que ésta establece, es difícil no pensar en un caso de intervención.

Por último, descartó la posibilidad de un conflicto armado, pues los actores involucrados –Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea- tendrían mucho que perder, y afirmó que los involucrados posiblemente “llegarán a un acuerdo, y habrá algún simulacro de sanciones graves”.

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx