El regreso del arte contemporáneo a la Galería del Palacio

El regreso del arte contemporáneo a la Galería del Palacio

Ámbar Barrera

@Dra_Caos

Una joven se pierde en sí misma múltiples veces. Es como el narciso y mira su retrato gigante en el piso que a su vez, sostiene otro retrato en su celular. Ella gira y se besa. Se aísla, tal vez, en la música de sus audífonos. Mientras tanto cientos de ojos la miran extrañados y esquivan aquella escena en apariencia íntima que se vuelve pública justo en la entrada de la Galería del Palacio Municipal.

Foto: Ámbar Barrera
Foto: Ámbar Barrera

Dulce Pinzón, Nelly César, Ángel Chánez (Conejo Muerto), Alberto Ibáñez, Ernesto Cortés, Juan Carlos Castillo, Édgar Torres, Pedro Fonseca, Miguel Pérez, Carlos Flores y el Colectivo Oso, fueron convocados por Michael López Murillo – el nuevo encargado de exposiciones y curador del IMACP – para montar “El retrato como herramienta crítica”, la primera exposición de la nueva administración municipal que se inauguró este viernes 28 de febrero en la Galería del Palacio.

Grabado, fotografía, video, performance, óleo y acrílico son algunos de los materiales de las obras en esta exposición que, en varias ocasiones y de diversas bocas se escuchó esa noche, es la primera “después de tres años de oscurantismo”. Una de esas voces es del propio curador, Michael López Murillo:

— Yo soy de la resistencia. Yo fui de los primeros que hizo la carta pidiendo que sacaran a Martha Patricia Sánchez. Duramos tres años de oscurantismo. La antigua directora decía que no había arte contemporáneo, que no existía. Entonces al menos ya volvemos a retomar los espacios que eran nuestros.

Fragmento de Puebla Ciudad Moderna, obra de Conejo Muerto. Foto: Ámbar Barrera
Fragmento de Puebla Ciudad Moderna, obra de Conejo Muerto. Foto: Ámbar Barrera

La idea de Murillo es reorganizar los espacios.

— Esta Galería se gira hacia el arte contemporáneo completamente con exposiciones que generen el pensamiento crítico, no me interesa decorar, no tiene sentido. Necesito que la gente no sólo disfrute sino que piense. La Galería del IMACP también será de arte contemporáneo pero de artistas emergentes, estudiantes o recién egresados, por ejemplo. Y en vestíbulo del Teatro de la Ciudad será para lo popular. No lo queremos quitar, también tiene que exhibirse y se le va a dar mucha difusión.

El Conejo Muerto se burla con acidez de “Puebla, ciudad moderna” desde una pared mientras enfrente Miguel López nos muestra una serie de autorretratos para el cuerpo disidente que se titulan “Sufrí lo que sufren muchas”. El recorrido sigue entre bicicletas, fotografías tomadas por un vagabundo – el cual siempre estará presente en espíritu, a tan solo 100 metros de la Galería – una cabeza tolteca con audífonos y un billete gigante de 200 pesos donde ahora el poema de la golpeada Sor Juana reza: “Hombres necios que acusáis a los narcos sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis”.

— No sé porque la gente tiende a pensar que las técnicas tradicionales no son contemporáneas. El problema no es la técnica, el problema es el discurso, entonces, eso es lo que pretendo hacer con la curaduría,  no discriminar ninguna técnica  porque todas pueden ser contemporáneas, depende con qué intención la trabajes. Todo puede entrar; desde pintura al óleo hasta performance, siempre y cuando tenga un discurso crítico y sea contemporáneo.

El peso de la ley, obra de Alberto Ibáñez Cerda. Foto: Ambar Barrera
El peso de la ley, obra de Alberto Ibáñez Cerda. Foto: Ambar Barrera

Además de trabajar en estos espacios, Murillo también seguirá en el grupo de artistas que está al pendiente de la CECAP y los rumores sobre el cierre de espacios como la Fototeca y el Taller Erasto Cortés.

— Vamos contra el CECAP porque nos está quitando los espacios, como la Galería de Arte Moderno. Ese es un tema que necesita de una revisión real. Ni siquiera los que ahora están encargados de los espacios saben qué es lo que está pasando. Yo creo que de un momento a otro les pueden decir que ya se acabó. Alejandra Catañeda Loera, encargada de la Galería de Arte contemporáneo,  había pedido una incapacidad y cuando regresó le avisaron que habían cerrado la galería, para que se vea cómo está de fuerte. Quien sabe qué están haciendo “allá adentro” y ni siquiera lo dicen.

Mientras son peras o son manzanas, la exposición de “El retrato como herramienta crítica” permanecerá hasta el 24 de abril.

1 COMMENT

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.