Eisenhower y el regreso del pino de taeda
 
Por Lado B @ladobemx
24 de marzo, 2014
Comparte
Eisenhawer_Pino

La fotografía de Eisenhower fue tomada de este sitio; la imagen del árbol fue tomada de este otro.

Historias Cienciacionales

@Cienciacionales

Era 1956 cuando un pino de taeda llegó a los titulares de los periódicos estadounidense. El presidente en turno, Dwight Eisenhower, ya estaba harto del árbol que le bloqueaba sus jugadas en el hoyo 17 del Club Nacional de Golf en Augusta, Georgia. Su frustración lo orilló a buscar que lo talaran, pero no tuvo éxito. Ahora, casi 60 años después, los árboles de la especie Pinus taeda regresan a los encabezados con una nueva noticia: el genoma de este pino es el más largo jamás secuenciado.

El tamaño y la complejidad del material genético de las coníferas había impedido que se hiciera un escrutinio completo de su genoma. Pero el hecho de que este árbol sea extensamente usado en la investigación científica y en la construcción fue la excusa para hacer de él un candidato perfecto para la secuenciación genética.

Aún así, los problemas no se hicieron esperar: su genoma es tan largo que la secuenciación fue un dolor de cabeza. Así que el método para completarla no fue nada convencional. Los encargados de analizar el genoma de este árbol tuvieron que estudiar pequeños segmentos de material genético, uno por uno, y posteriormente hacer un ensamblaje minucioso. Reforzaron su trabajo al procesar los fragmentos a través de la clonación genética, un procedimiento que facilita la unión del genoma completo.

El análisis, que se hizo a partir de una semilla de pino, mostró que el pino de tarda posee un genoma de 22.18 mil millones pares de bases, un número siete veces mayor que el genoma que todo humano resguarda en cada una de sus células. También observaron que el 82% del material está conformado por segmentos duplicados, cosa que rebasa por mucho al 25% presente en nuestros núcleos celulares.

Junto con la identificación de los constituyentes del ADN de este árbol, el equipo de trabajo clasificó genes responsables para la resistencia a enfermedades y respuesta a estrés, así como aquellos encargados de la formación de madera. Lamentablemente, no hallaron ningún gen responsable de arruinar partidos de presidentes. La investigación continúa.

_________________

Fuentes:

Nota de Science, de la que se obtuvo la información sobre el presidente Eisenhower.

Artículo original.

 

Más historias cienciacionales en este link

Siguelos en su página de FB HistoriasCabezal

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx