Impunidad, a 8 años de la muerte de mineros en Pasta de Conchos; familias exigen peritaje
 
Por Lado B @ladobemx
18 de febrero, 2014
Comparte

Anaiz Zamora Márquez | Cimacnoticias

Después de ocho años del derrumbe en la mina Pasta de Conchos, en Coahuila, las familias de los 63 trabajadores que quedaron sepultados aún desconocen las causas del evento y no han logrado recuperar los restos de sus seres queridos.

Tampoco se ha sancionado a los responsables de proteger la vida y seguridad de los trabajadores, y de garantizar las condiciones necesarias para evitar que más mineros pierdan la vida, pues los compromisos y acuerdos gubernamentales no se han cumplido.

Para exigir la prohibición incondicional de los llamados pocitos de carbón, las cuevas y las minitas de arrastre (excavaciones verticales inseguras), así como que la Procuraduría General de la República (PGR) lleve a cabo el peritaje al que se comprometió en 2013, la Asociación Familia Pasta de Conchos se trasladó de nuevo a esta capital.

Es de recordar que en febrero de 2013 (al conmemorarse el séptimo aniversario del siniestro), el secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, solicitó a la PGR un nuevo peritaje que diera mayor certidumbre sobre las posibilidades técnicas de realizar la recuperación de los cuerpos sin arriesgar la vida de los rescatistas.

No obstante el procedimiento no se ha realizado pese a que el propio procurador, Jesús Murillo Karam, se comprometió a ello.

Acompañadas de su representante legal, Cristina Auerbach, y el sacerdote Carlos Rodríguez Rivera, las esposas, madres, hijas e hijos de los 63 mineros fallecidos sostuvieron una reunión con los senadores Angélica de la Peña y Alejandro Encinas (ambos del PRD); Javier Corral y Ernesto Ruffo (PAN), y la senadora del PRI Hilda Flores.

Las y los legisladores se comprometieron a presentar un punto de acuerdo para exhortar a las autoridades a que se rescaten los cuerpos, además de que pedirán al Ejecutivo federal un informe sobre la ratificación del Convenio 176 de la OIT sobre Seguridad y Salud en las minas de carbón.

Agregaron que visitarán “en cuanto su agenda lo permita” la zona carbonífera de Coahuila, para conocer la situación en la que laboran los mineros.

Ante la petición de las familias para que se revise la minuta que aprobó la Cámara de Diputados sobre la reforma a la Ley Minera, que asegura la continuidad y permanencia de los “pocitos” (pues sólo los prohíbe hasta una profundidad de 100 metros), las y los senadores aseguraron que cerrarán filas en el pleno para lograr una reforma distinta que asegure la prohibición de esas excavaciones.

Tomada de m-x.com.mx/

Tomada de m-x.com.mx/

Y es que de acuerdo con el sacerdote Rodríguez Rivera, de 2006 a la fecha al menos 105 mineros más han perdido la vida, la mayoría de ellos en los llamados “pocitos”.

Denunció que pese a la tragedia, no se han realizado las acciones necesarias para obligar a los empresarios a garantizar la seguridad de sus empleados y se continúan otorgando concesiones para excavaciones indebidas que derivan en más decesos de mineros, quienes en muchos de los casos fungían como jefes de la familia.

Demandas

Cristian Muñoz Martínez  tenía 11 años de edad cuando perdió a su padre en el siniestro de Pasta de Conchos. Hoy durante la conferencia de prensa ofrecida por las familias en el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), ya con 19 años se atrevió a alzar la voz para contar su historia.

Aseguró que lo único que piden las familias de las víctimas es que las autoridades cumplan con sus responsabilidades, pues “lo justo sería que los dueños de las minas que se vuelven ricos con el trabajo de hombres como mi padre sacaran con sus propias manos a los que quedaron atrapados, y ni aún así repararían el daño que nos causaron, por eso pido que hagan lo correcto y eso es rescatar los cuerpos”.

El joven, que actualmente estudia para ser técnico en mecatrónica y no arriesgar su vida en las minas, contó a Cimacnoticias que desde la pérdida de su padre, su madre se vio en la necesidad de buscar un empleo para que él y sus hermanos pudieran continuar con sus estudios, ya que la pensión que recibían era escasa.

Como lo reportó previamente Cimacnoticias, las viudas y familiares sobreviven con pensiones otorgadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que son menores a las prometidas por los funcionarios, pues apenas van de los 2 mil a 3 mil pesos al mes.

En ese sentido, Cristian Muñoz explicó que el peritaje que realice la PGR es fundamental para evitar que más  hijos o hijas enfrenten la situación de la que él fue víctima, pues además de rescatar los cuerpos, el peritaje  podría determinar lo que realmente sucedió, lo que derivaría en sanciones para los responsables y la prevención adecuada de más incidentes.

En tanto, Auerbach informó a esta agencia que independientemente del proceso que se realice en México para rescatar a los mineros y para reformar la legislación, el proceso que se inició ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en 2010 sigue su curso.

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx