Entre desaires y derroche de imagen el adiós de Eduardo Rivera

Entre desaires y derroche de imagen el adiós de Eduardo Rivera

Foto: @drlab27
Foto: @drlab27

Ernesto Aroche Aguilar

@earoche

En un derroche de imagen y las notables ausencias de Rafael Moreno Valle, gobernador del estado –quien prefirió acompañar al gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, antes que a su compañero de partido–, y de Antonio Gali Fayad, presidente electo, Eduardo Rivera Pérez dio su 3er y último informe de gobierno.

El informe del adiós fue también el informe de los desaires, de la distancia política y el apapacho de la derecha más derecha. En primera fila Juan Manuel Oliva, Josefina Vázquez Mota y Ernesto Cordero, los panistas que buscan ocupar la dirigencia nacional del blanquiazul, pero de Gustavo Madero nada se supo. El aún presidente del Partido Acción Nacional (PAN) quien busca, con el apoyo de Moreno Valle, mantenerse en el cargo otro periodo más, no llegó.

Los que sí estuvieron por ahí fueron el arzobispo de Puebla, la secretaría general de su partido, Cecilia Rivero Castillo, el ex secretario de Gobernación foxista, Santiago Creel, los presidente/as de las organizaciones de alcaldes del PRI, PAN y PRD, el ex gobernador de Morelos, Marco Antonio Adame, el dirigente de las fuerzas juveniles de su partido, y hasta algunos de los expresidentes municipales priístas y panistas –Enrique Doger, entre ellos, tuitero al fin aprovechó las redes sociales para hacer la crónica mordaz del acto.

ManifestaciónERP
Foto: @Publikt7

Afuera del Complejo Cultural Universitario (CCU), como podría esperarse, no faltaron los manifestantes que con pancartas en mano intentaron aguarle la fiesta de despedida al panista que en los últimos tres años pintó de color morado obispo a la angelópolis e intentó hacer de Puebla, “la ciudad que queremos”.

Adentro, en tanto, el informe del adiós, el que empezó con un cuarteto de chelo y trompeta tocando el clásico “Que chula es Puebla”, transmutó primero en la oda a la personalidad: dos videos proyectados en las pantallas del auditorio del CCU dieron cuenta de ello, el primero para poner a políticos, deportistas y hasta periodistas del sistema a hablar de lo buen gobernante que fue Rivera Pérez; el segundo para mostrar en 5 minutos, y con más de 20 apariciones de él en pantalla, las acciones de gobierno.

Después vendría el juego verbal: las bofetadas con guante blanco del presidente municipal que ve las últimas horas de su administración extinguirse hacia el grupo del gobernador en que en esos tres años arrebató al panismo tradicional, ese donde Rivera milita, todo: el control de la dirigencia estatal y las municipales, les quitó la operación política al interior del estado, les quitó los espacios en el congreso local, e incluso la única federal que parecía cercana al ala ultra.

–Te pido –le dijo Rivera a Mario Rincón, el titular de la Secretario de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial (Sdrot), quien llegó en representación del gobernador— seas el conducto para transmitirle nuestro agradecimiento al gobernador y a sus funcionarios porque el desarrollo de Puebla se ha debido sin duda, a la capacidad de acuerdo entre ambas partes para trabajar de manera coordinada como nunca antes.

Foto: Cortesia |Puebla Ayto
Foto: Cortesia | Puebla Ayto

Y aunque Gali Fayad no llegó al acto protocolario, ese que permitió legalmente que el panista inundara las calles de la capital con su rostro sonriente y atiborrara el auditorio con más fotos suyas, Rivera Pérez también lo hizo presente al recordar que sostuvo “más de 200 reuniones con el alcalde electo y sus enlaces para garantizar que el gobierno entrante tenga conocimiento de proyectos y del trabajo de las diversas áreas. Este proceso es digno de aplaudirse porque en otras administraciones, y hasta de un mismo partido, ni siquiera se han reunido para tomarse un café. El próximo Presidente Municipal cosechará lo sembrado y con su propia visión impulsará nuevos proyectos que continuarán con el desarrollo de nuestra ciudad. Le deseo todo el éxito en su gestión.”

Y concluyó con un: “Y porque a pesar de alguna que otra piedra en el camino, termino esta gran responsabilidad pleno y en paz”.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.