El presunto rapto de una menor por su maestro de matemáticas
Este año se han reportado 122 casos de estupro, en Puebla
Por Lado B @ladobemx
14 de octubre, 2013
Comparte

Un delito sexual que, como otros del tipo, es consecuencia de un sistema que permite de manera reiterada el abuso de autoridad para ejercer violencia contra alumnos y alumnas, reforzado por la falta de información entre adolescentes, y la desvinculación de los padres de la vida escolar

Huejo

Foto: Xóchitl Rangel

Xóchitl Rangel

@xochitlrangel

Huejotzingo, Puebla. Las fotografías de Jacqueline y su profesor Nicolás Tecpanécatl aún están pegadas en las paredes de las calles del centro de Huejotzingo, como recuerdo de los siete días que la adolescente estuvo presumiblemente raptada. La imagen de ambos también está en la memoria de los alumnos de la Escuela Secundaria Maximino Ávila Camacho (ESMAC).

Diego, un estudiante de primer grado, dice que Jacqueline y el maestro de matemáticas siempre estaban juntos en el patio, durante los recesos. También en los talleres y a la hora de salida.

“Se llevaban muy bien y eran muy buenos amigos, los veíamos en el recreo”, cuenta mientras come un taco de sal que recién enrolló en una tortillería ubicada a unas cuadras de la escuela.

Sandy, otra alumna, a la que apenas se le entiende porque los nervios le han provocado un ataque de risa, coincide. Dice que desde el año anterior Nicolás fue asesor de su grupo –el 1E- y que desde entonces, él y Jacqui, como le dicen de cariño, se llevaban muy bien.

Las madres de familia han reanudado la costumbre de ir por sus hijos al concluir las clases, a partir del escándalo por el presunto rapto.

Una joven que atiende un comercio de tortas compuestas, refrescos, dulces y paletas heladas asegura que, desde hace al menos un año, se rumora la existencia de un departamento que rentan algunos profesores no para habitarlo, sino para “invitar alumnos”.

Según la descripción, el departamento está ubicado sobre la avenida Narciso Mendoza a cuatro calles de la secundaria, donde sin embargo ningún vecino sabe algo.

Eduardo Alfonso Cortés, padre de Jacqueline, jura que este lugar existe y que incluso su hija visitó el departamento engañada por Nicolás Tecpanécatl, quien la citó con el pretexto de una asesoría de matemáticas.

“Mi hija me contó que este tipo habló de un trabajo de matemáticas y ella pensó que más compañeros irían, pero sólo estaba ella”.

Tan sólo unas horas después de haber encontrado a su hija, el hombre trabaja en su taller de carpintería con una extraña calma.

Interrumpe el trabajo y accede a una entrevista. Propone que se realice en un cuarto tapizado de dibujos infantiles y letras grandes de papel lustre, donde su esposa Beatriz Ortega da clases de regularización a niños de distintas edades.

El señor asegura que Jacqueline está bien de salud, pero llena de temor, de angustia. Él la notó extraña desde hace más de un mes, su ánimo decayó, se quejaba constantemente de que “le dolía la cadera o la cabeza”.

Desde el 26 de septiembre, durante la semana de la Feria en Huejotzingo, Jacqui dejó de ir a la escuela. La noche del 30 de septiembre, tras acudir al entrenamiento de Taekwondo con uno de sus hermanos mayores que es instructor, la vida de la familia Cortés dio un vuelco.

“-Apúrate, se llevaron a tu hermana, la subieron a un coche negro con toldo amarillo, -le dijeron a mi hijo que todavía estaba adentro, en el salón de entrenamiento. A partir de ese momento reportamos su desaparición, por las características del hombre que manejaba, sabíamos que era el maestro”.

Foto tomada de la cuenta FB de la menor.

Foto tomada de la cuenta FB de la menor, su rostro está difuminado para proteger sus derechos básicos.

Los Cortés interpusieron una denuncia ante el Ministerio Público y solicitaron el apoyo de las autoridades de la ESMAC, pero en esta última se toparon con un tejido de complicidades.

Javier García y Caltenco, subdirector de la institución resultó un entrañable amigo de Nicolás Tecpanécatl y evitó, a toda costa, proporcionar el domicilio del docente quien, casualmente, se ausentó del trabajo la misma fecha en que Jacqueline desapareció al salir del Taekwondo.

Ante el hermetismo que había en la secundaria, los padres de Jacqui organizaron una protesta el lunes 7 de octubre que detonó un fugaz escándalo mediático.

De inmediato la Secretaría de Educación Pública (SEP) admitió que tenía un reporte sobre la desaparición de la menor y el ausentismo laboral de Tecpanécatl, y prometió la sanción correspondiente.

Un día después, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) reportó el hallazgo de la chica en el municipio de Tehuacán, donde habría llegado de manera “voluntaria” a casa de unos familiares.

Pero la historia oficial dista de la contada por don Eduardo Alfonso. La madrugada del martes 8 de octubre, el profesor Nicolás “aventó” a Jacqueline cerca del Parque Juárez de Tehuacán, a unos kilómetros de donde reside su hermana que estudia Estomatología.

Después de un par de llamadas telefónicas, el padre condujo hasta allá y la trajo de vuelta a casa.

El señor admite que se trató de estupro, y recalca que no es necesario que alguien cause hemorragias o golpes a otra persona para que se considere violencia.

“Definitivamente mi hija no volverá a esa escuela, pero yo voy a ayudar a que se limpie toda esa basura, los jóvenes están en riesgo”, advierte.

***

De acuerdo con Brahim Zamora, integrante del Observatorio de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odsyr), el estupro es un fenómeno que se da por el poder adultocentrista, fusionado con la falta de información entre adolescentes y reforzado con la desvinculación de los padres de la vida escolar.

El activista, defensor de los derechos sexuales, considera que el estupro, como otros delitos sexuales, es consecuencia de un sistema que permite de manera reiterada el abuso de autoridad para ejercer violencia contra los alumnos.

Asimismo propone generar mecanismos confiables de comunicación para que alumnas y alumnos puedan denunciar de manera efectiva estos casos y sean atendidos puntualmente, así como la realización de un diagnóstico sobre la violencia sexual en las escuelas que permita generar indicadores claros para la acción, e involucrar a los sindicatos en la rendición de cuentas y en la cero tolerancia hacia maestros abusadores.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en 2013, en Puebla, se han reportado 979 denuncias por delitos sexuales, de los cuales 122 han sido por estupro.

En el informe federal, se contabilizan 302 averiguaciones previas por violación, 555 por “otros” delitos sexuales y 122 por estupro.

De acuerdo con cifras oficiales de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), otorgadas vía Infomex, en los primeros años de gestión de Rafael Moreno Valle se han abierto mil 639 averiguaciones previas por abuso sexual contra mujeres.

De esta cifra, 635 casos han afectado a la población de 0 a 17 años, 195 a niñas de 0 a 12 años y 440 a jovencitas de 13 a 17.

***

En la ESMAC el propósito es borrar el capítulo. Nataly Carpinteyro, asignada el miércoles como subdirectora en sustitución de Javier García y Caltenco, dice desconocer el caso. Es más, ni el nombre de su antecesor conoce.

“Vengo llegando, me mandaron por parte de la Secretaría de Educación Pública (SEP), desconozco el caso y no sabría decirle cuál es la situación”.

Lo que sí recuerda es que el artículo tercero constitucional extiende el derecho a la educación pública a todos los ciudadanos y que si sus padres lo consideran prudente, Jacqueline podrá volver a la institución.

Los maestros han recibido la instrucción de no hablar del caso, no salen ni a comprar tortas, como acostumbraban. Algunas madres de familia creen que “volarán cabezas”, o por lo menos la del director Ildefonso Chanez, quien rara vez acudía a la escuela y que cuando supo de este conflicto solicitó días de incapacidad laboral.

Como plan emergente, el comité de padres de familia y la subdirectora acordaron que cada grupo tenga un comité de vigilancia para evitar posibles casos de abuso de autoridad, violencia o acoso sexual, temas que no están dispuestos a reconocer públicamente.

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx