El Derecho a la Pereza de Paul Lafargue

El Derecho a la Pereza de Paul Lafargue

Alejandro Badillo

Paul Lafargue (1842-1911) nació en Cuba, pero su familia, dueña de varias plantaciones de café en la isla, se trasladó a Francia cuando él era un adolescente. Allí, además de estudiar Medicina, Lafargue se relacionó con el activismo político. En su primera etapa militó en el anarquismo, pero después de conocer a Karl Marx se implicó con el socialismo. En 1911 se suicidó junto a su mujer, Laura, la segunda hija de Marx.

Biblioteca de pensamiento crítico, Editorial Diario Público, 1era edición 2010.
Biblioteca de pensamiento crítico, Editorial Diario Público, 1era edición 2010.

El derecho a la pereza es un pequeño ensayo, con algunos tintes de libelo, que aborda la explotación del trabajador y las consecuencias de la sobreproducción de la sociedad industrial. Tomando como punto de inicio los postulados socialistas, Lafargue pone al obrero como una clase social sujeta a la explotación de los patrones que, en su afán de expandir sus ganancias, no reparan en las consecuencias de inundar el mercado con sus mercancías. También, otra vertiente del ensayo, es la crítica del progreso y de la ideología del trabajo como único medio de realización personal.

Poniendo como ejemplo culturas antiguas como la griega, Lafargue reivindica el ocio y la imaginación. Otro elemento para destacarse es que, a pesar de las utopía socialista que pregonaba la emancipación del proletariado, el texto de Lafargue fue profético y, efectivamente, la sobreproducción generó problemas décadas después cuando el cambio tecnológico –la producción en serie– llegó a su coyuntura más dramática en la Gran Depresión de 1929 en Estados Unidos. La falta de mercados estancó las ventas y elevó el costo de los inventarios. Un efecto en cadena reveló la fragilidad del sistema y la confianza entre los actores económicos colapsó.

El derecho a la pereza, como muchos otros textos cuyo sostén es el socialismo utópico, peca en algunos pasajes de ingenuidad, sin embargo, su diagnóstico se mantiene a través del tiempo y sigue siendo actual su crítica de una modernidad volcada al consumo, que olvida factores como el agotamiento de los recursos naturales y la explotación desmedida de las clases marginadas.

profética01Profetica02

Columnas Anteriores

[display-posts category=»el-increible-devorador-de-libros» posts_per_page=»-15″ include_date=»true» order=»DESC» orderby=»date»]

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.