Manifestantes en potencia

Manifestantes en potencia

Héctor Rodrigo Ortiz

Las marchas y plantones están permitidos por la ley siempre y cuando sean en forma pacífica, la Constitución Mexicana garantiza a los ciudadanos el derecho de manifestar libremente sus demandas. Este es un derecho que todos podríamos ocupar algún día.

Cabe entonces analizar este derecho a manifestarse poniéndonos en el lugar de un grupo de manifestantes, ya que para bien o para mal, expresarse es parte de nuestra democracia.

La gran mayoría de los mexicanos tenemos quejas de la forma en que se conducen las riendas de nuestro país, Estado o ciudad, sin embargo, muy pocos salimos a marchar y esto tiene que ver, creo yo, con dos factores: Poca sociedad civil (por falta de tiempo o por falta de interés), o porque las manifestaciones no son medianyte marchas, se inclinan hacia a la creatividad.

Antes de explicar el punto creativo, yo te pregunto a ti que eres un indignado en potencia, ¿a quién quisieras mover cuando protestas? Normalmente las quejas son contra un nivel de gobierno en concreto, eso es lo más normal, muchas malas decisiones han provocado que gente con muy pocas posibilidades tenga que ir a la capital a quejarse. O podrías protestar contra una empresa, un hospital o una escuela. El punto es, ¿contra quién te manifiestas? Sin duda no sería contra los ciudadanos de a pie (o de a coche).

En un mundo tan conectado, en el que la información es fácil de compartirse, muchos movimientos han logrado impactar desde muy lejos, y también desde muy cerca, a otros ciudadanos. Te invito manifestante potencial a que pienses que los hoy afectados por tus marchas, podrían ser tus simpatizantes si tu manera de protestar fuera creativa, si no entorpeciera con sus actividades de trabajo, domésticas, escolares. Bloquear calles puede interferir con salvar la vida de personas que van en ambulancias, o que necesitan llegar por una medicina, o cientos de situaciones posibles que se ven afectadas.

Hay información tendenciosa, declaraciones ofensivas y demás acciones que lo que están haciendo es dividir más al país. Tenemos que entender que no hay buenos y malos, pero pensar en afectar lo menos posible a quien no es el objeto de mis protestas, abonará a limar asperezas y no a seguir dividiendo.

Es preciso decir que, igual que las manifestaciones, también los cierres de calle para inaugurar obras afectan a los ciudadanos. Cuando el punto es cortar un listón, lo demás está de sobra; no es necesario afectar a todos para tomarse una foto.

La creatividad para manifestarse es una necesidad de la sociedad civil. Encontremos las formas de demandar lo que necesitamos, ganando simpatías y no enemigos. Y tú, manifestante en potencia, ¿cómo vas a expresarte?

Nos leemos en twitter en @HectorRodrigo

Sigue los blogs de la mejor comunidad de blogueros en @PueblaBlog

Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx

SIMILAR ARTICLES

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.