La Silla de Karpov de Javier García-Galiano

La Silla de Karpov de Javier García-Galiano

Alejandro Badillo

En Javier García-Galiano confluyen la mirada del miniaturista y la obsesión por personajes marginales; historias olvidadas que son rescatadas y que se mueven en los límites de la realidad y la fantasía. Ya en obras como Historias de caza o Benito Souza, vendedor de muñecas y otros relatos se vislumbraba una pluma que mezcla la inteligencia, el humor y un lenguaje decantado, con alguna reminiscencia borgiana, que aborda historias de renuncia, personajes cuya mayor virtud es una invisibilidad que, al pasar las páginas, se revela como un trágico destino.

Colección El Gabinete de Curiosidades de Meister Floh, Ficticia, 1era edición 2012.
Colección El Gabinete de Curiosidades de Meister Floh, Ficticia, 1era edición 2012.

En La silla de Karpov leemos textos veloces, pequeñas historias que lindan con el artículo cultural, la crónica, la viñeta y el cuento. En la selección sólo priva el gusto ecléctico del autor: el lector tiene la sensación de atisbar por los estantes secretos de una biblioteca o por un gabinete en el que siempre hay una nueva sorpresa, una curiosidad lista para ser mostrada.

García-Galiano, como un experimentado prestidigitador, se vale de varios trucos: personajes recitan hechos supuestamente históricos y encandilan a su interlocutor con anécdotas imposibles aderezadas con citas imaginarias; un motivo es expandido hasta encontrar posibilidades nunca imaginadas. También hay reflexiones sobre hechos cotidianos como las posibilidades que surgen al encontrarse con los miles de desconocidos con los que nos topamos a diario. En “El sueño del Licenciado López” encontramos la estampa de un gato y su progresiva decadencia; conocedor del sueño y la vigilia un día se desploma y no respira más.

García-Galiano nunca se queda en la superficie, en cada una de las piezas de La silla de Karpov hay un trabajo minucioso, un lenguaje afilado que abreva de la imaginación, pero también de la historia y de la filosofía. Después de la lectura de La silla de Karpov –feliz continuación de sus libros anteriores– podemos afirmar que estamos ante una de las obras más estimulantes de la literatura mexicana.

profética01Profetica02

Columnas Anteriores

[display-posts category=»el-increible-devorador-de-libros» posts_per_page=»-15″ include_date=»true» order=»DESC» orderby=»date»]

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.