Este jueves inicia el juicio contra activistas sirios acusados de terrorismo
 
Por Lado B @ladobemx
21 de agosto, 2013
Comparte
Imagen: http://www.prensa.cl

Imagen: http://www.prensa.cl

Lado B

@ladobemx

Mazen Darwish, Hussein Gharir, Hani al Zitani, Mansour al Omari y Abd al Rahman Hamada, son cinco activistas del Centro Sirio para los Medios de Comunicación y la Libertad de Expresión (SCM), que este jueves comparecerán ante el Tribunal Antiterrorista de Damasco, debido a que la nueva legislación de este país consideró que “divulgaron actos terroristas”.

Este jueves se realizará su juicio, en el que el juez decidirá si mantiene los cargos presentados contra ellos por  los servicios de inteligencia de la Fuerza Aérea Siria y prospera la causa.

Ante ello, Amnistía Internacional consideró que “el gobierno sirio no debe utilizar esta legislación antiterrorista excesivamente amplia para castigar a activistas de derechos humanos pacíficos por su legítima labor. Las autoridades deben retirar todos los cargos contra estos cinco activistas y liberar a Mazen Darwish, Hussein Gharir y Hani al Zitani de inmediato y sin condiciones”.

Hassiba Hadj Sahraoui, directora adjunta del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y Norte de África, señaló que el juicio que se celebrará contra los  cinco activistas pacíficos por cargos de “terrorismo” es una prueba más de la represión creciente y sistemática ejercida contra todo el que habla públicamente contra las violaciones de derechos humanos en el país.

En febrero de este año se acusó formalmente a los hombres de “divulgar actos terroristas” en aplicación del artículo 8 de la ley antiterrorista, sancionado por el presidente Bachar el Asad en 2012. Ha habido críticas generalizadas de la ley por parte de los grupos de derechos humanos por su definición excesivamente general de “terrorismo”.

Los cargos presentados contra los activistas son: publicar estudios sobre la situación de los derechos humanos en Siria y documentar los nombres de las personas detenidas, desaparecidas y asesinadas en el contexto de los disturbios en Siria.

Si los declaran culpables, pueden ser condenados hasta a 15 años de cárcel.

Detenidos hace más de un año y medio por los servicios de inteligencia de la Fuerza Aérea Siria, los activistas estuvieron varios meses privados de libertad en condiciones equivalentes a desaparición forzada.

Amnistía Internacional ha podido saber que, durante un periodo de tres meses, Hani al Zitani, Mansour al Omari y Abd al Rahman Hamada fueron agredidos a diario con látigos, palos y picanas eléctricas durante su turno de comer mientras estaban bajo custodia militar.

Al parecer, a Mazen Darwish y Hussein Gharir también los sometieron a tortura u otros malos tratos.

 “Los cargos presentados contra los activistas vulneran claramente su derecho a la libertad de expresión. Nos preocupa en extremo su estado físico y psicológico, en vista del trato que aparentemente han recibido en la detención y de la prolongada duración de su encarcelamiento arbitrario”, ha afirmado Hassiba Hadj Sahraoui.

Según información recibida por Amnistía Internacional, activistas pacíficos –políticos y de otra índole–, entre los que hay mujeres detenidas, están siendo juzgados ante el Tribunal Antiterrorista, presuntamente establecido para actuar selectivamente contra miembros de la oposición del país.

Activistas denuncian ataque con armas químicas en Damasco

Mientras este jueves se llevrá a cabo el juicio, ctivistas sirios acusaron al régimen de Bashar al Assad de haber lanzado un ataque con armas químicas en suburbios de Damasco, matando a cientos de personas.

De acuerdo a información de IPS, el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, aseguró que el bombardeo fue intenso en los suburbios de Zamalka, Arbeen y Ein Tarma, en el este de la capital.

La organización señaló que al menos 100 personas murieron, en tanto que los Comités de Coordinación Local de Siria indicaron que cientos de personas fallecieron o resultaron heridas en el supuesto ataque.

Al respecto, el  régimen de al Assad rechazó las denuncias calificándolas de “infundadas”, y sostuvo que los reportes en realidad pretendían entorpecer el trabajo de los inspectores de la ONU, quienes este miércoles realizaron una misión especial para investigar tres lugares donde se habrían perpetrado este tipo de ataques en el último año.

Con información de Amnistía Internacional.

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx